Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 31 marzo, 2010

Problemas de la planeación urbana en Valledupar

Una serie de preocupantes revelaciones, advertencias, sugerencias y opiniones de peso ha planteado en una entrevista exclusiva para el diario EL PILON, el curador urbano número uno de Valledupar, Augusto Orozco Sánchez. La gran mayoría de los temas tratados por Orozco Sánchez deberían ser objeto de reflexión, análisis y objeto de decisiones por parte del […]

Una serie de preocupantes revelaciones, advertencias, sugerencias y opiniones de peso ha planteado en una entrevista exclusiva para el diario EL PILON, el curador urbano número uno de Valledupar, Augusto Orozco Sánchez.
La gran mayoría de los temas tratados por Orozco Sánchez deberían ser objeto de reflexión, análisis y objeto de decisiones por parte del Gobierno Municipal, del Concejo y de la misma comunidad de Valledupar.
En primer lugar, ha denunciado el curador urbano número uno que en Valledupar el 85 por ciento de las construcciones se están haciendo sin licencia. Esto es grave y denota varios problemas, principalmente ineficiencia y corrupción.
Adicionalmente, reitera Orozco Sánchez, que Valledupar no ha actualizado su Plan de Ordenamiento Territorial, advertencia que han hecho también otros importantes arquitectos de la ciudad, incumpliendo de esa manera la normatividad del gobierno nacional sobre la materia.
De tal manera que el crecimiento urbano de la ciudad se está haciendo de manera desordenada, incumpliendo, insistimos, normas de carácter nacional tanto en el aspecto de planeación como en el tema ambiental, teniendo en cuenta la cercanía de la ciudad a zonas de reserva forestal y a un río tan importante como el Guatapurí.
Y como si lo anterior fuera poco, consideras categóricamente Orozco Sánchez que no existe, en la práctica, Oficina de Planeación Municipal, ya que la misma fue debilitada, sólo tiene el carácter de asesora, y además no cuenta con el suficiente personal y elementos técnicos e instrumentos jurídicos para trabajar. No existe planificación en Valledupar, ha advertido el curador urbano número uno.
Y al igual que otros expertos en el tema, Orozco Sánchez considera que ha faltado transparencia en el proyecto de remodelación de la Tarima Francisco El Hombre de la Plaza Alfonso López de Valledupar; y también trata otros temas fundamentales dentro de la problemática de la ciudad de los Santos Reyes, como es la movilidad y la invasión del espacio público.
Es grave que Valledupar esté creciendo como lo está haciendo sin tener actualizado su Plan de Ordenamiento Territorial, no es posible que siga la situación que primero se hacen las construcciones, urbanas y en la zona rural y corregimental, también, y sólo después es que se va a mirar los temas legales y de autorización de las mismas.
Estas denuncias, advertencias y opiniones, ameritan un pronunciamiento de fondo de la Oficina Asesora de Planeación del Municipio, pero también del Concejo de la ciudad de Valledupar, luego de los respectivos debates sobre las mismas.
Igualmente, involucra a la Personería Municipal y la Contraloría, cada uno en lo de su competencia; y también a agremiaciones como la Sociedad de Arquitectos de Valledupar, a los gremios de la ciudad y a todo la comunidad interesada en proyectar hacia el futuro una ciudad con la debida planeación, aplicando y respetando la normatividad nacional sobre la materia y ordenando ese caos en que, muchas veces, se convierten las ciudades de América Latina por la falta de una acción oportuna del Estado y de la misma sociedad civil.

En este mismo sentido, es pertinente tomar decisiones sobre el futuro de la monumental estatua en honor de Santo Ecce Homo, el patrono de la ciudad. Sobre todos estos temas el actual alcalde, Luis Fabián Fernández Maestre, debe pronunciarse a la mayor brevedad e informarle a la ciudad su posición sobre el la actualización del POT, la debilidad de la oficina de planeación, entre otros de los problemas que ha denunciado el Curador Urbano número uno.

Editorial
31 marzo, 2010

Problemas de la planeación urbana en Valledupar

Una serie de preocupantes revelaciones, advertencias, sugerencias y opiniones de peso ha planteado en una entrevista exclusiva para el diario EL PILON, el curador urbano número uno de Valledupar, Augusto Orozco Sánchez. La gran mayoría de los temas tratados por Orozco Sánchez deberían ser objeto de reflexión, análisis y objeto de decisiones por parte del […]


Una serie de preocupantes revelaciones, advertencias, sugerencias y opiniones de peso ha planteado en una entrevista exclusiva para el diario EL PILON, el curador urbano número uno de Valledupar, Augusto Orozco Sánchez.
La gran mayoría de los temas tratados por Orozco Sánchez deberían ser objeto de reflexión, análisis y objeto de decisiones por parte del Gobierno Municipal, del Concejo y de la misma comunidad de Valledupar.
En primer lugar, ha denunciado el curador urbano número uno que en Valledupar el 85 por ciento de las construcciones se están haciendo sin licencia. Esto es grave y denota varios problemas, principalmente ineficiencia y corrupción.
Adicionalmente, reitera Orozco Sánchez, que Valledupar no ha actualizado su Plan de Ordenamiento Territorial, advertencia que han hecho también otros importantes arquitectos de la ciudad, incumpliendo de esa manera la normatividad del gobierno nacional sobre la materia.
De tal manera que el crecimiento urbano de la ciudad se está haciendo de manera desordenada, incumpliendo, insistimos, normas de carácter nacional tanto en el aspecto de planeación como en el tema ambiental, teniendo en cuenta la cercanía de la ciudad a zonas de reserva forestal y a un río tan importante como el Guatapurí.
Y como si lo anterior fuera poco, consideras categóricamente Orozco Sánchez que no existe, en la práctica, Oficina de Planeación Municipal, ya que la misma fue debilitada, sólo tiene el carácter de asesora, y además no cuenta con el suficiente personal y elementos técnicos e instrumentos jurídicos para trabajar. No existe planificación en Valledupar, ha advertido el curador urbano número uno.
Y al igual que otros expertos en el tema, Orozco Sánchez considera que ha faltado transparencia en el proyecto de remodelación de la Tarima Francisco El Hombre de la Plaza Alfonso López de Valledupar; y también trata otros temas fundamentales dentro de la problemática de la ciudad de los Santos Reyes, como es la movilidad y la invasión del espacio público.
Es grave que Valledupar esté creciendo como lo está haciendo sin tener actualizado su Plan de Ordenamiento Territorial, no es posible que siga la situación que primero se hacen las construcciones, urbanas y en la zona rural y corregimental, también, y sólo después es que se va a mirar los temas legales y de autorización de las mismas.
Estas denuncias, advertencias y opiniones, ameritan un pronunciamiento de fondo de la Oficina Asesora de Planeación del Municipio, pero también del Concejo de la ciudad de Valledupar, luego de los respectivos debates sobre las mismas.
Igualmente, involucra a la Personería Municipal y la Contraloría, cada uno en lo de su competencia; y también a agremiaciones como la Sociedad de Arquitectos de Valledupar, a los gremios de la ciudad y a todo la comunidad interesada en proyectar hacia el futuro una ciudad con la debida planeación, aplicando y respetando la normatividad nacional sobre la materia y ordenando ese caos en que, muchas veces, se convierten las ciudades de América Latina por la falta de una acción oportuna del Estado y de la misma sociedad civil.

En este mismo sentido, es pertinente tomar decisiones sobre el futuro de la monumental estatua en honor de Santo Ecce Homo, el patrono de la ciudad. Sobre todos estos temas el actual alcalde, Luis Fabián Fernández Maestre, debe pronunciarse a la mayor brevedad e informarle a la ciudad su posición sobre el la actualización del POT, la debilidad de la oficina de planeación, entre otros de los problemas que ha denunciado el Curador Urbano número uno.