Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 25 marzo, 2023

Preocupa el transporte aéreo en Valledupar

Atendiendo las consecuencias de la pandemia fue abordado el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo 2021 del Foro Económico Mundial.

El sector de viajes y turismo fue uno de los más afectados por la pandemia de COVID-19, dejando no solo a las empresas sino también a las economías impulsadas por el turismo gravemente afectadas por los cierres, las restricciones de viaje y la desaparición de los viajes internacionales. 

Atendiendo las consecuencias de la pandemia fue abordado el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo 2021 del Foro Económico Mundial. Entre sus principales consideraciones sobresale la importancia de incorporar la inclusión, la sostenibilidad y la resiliencia en el sector de viajes y turismo a medida que el sector alcanza picos de recuperación, para garantizar que pueda continuar siendo un motor de conectividad global y progreso. 

Las recomendaciones inmersas el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo, han sido inobservadas por las aerolíneas del país. Lo sucedido con Avianca y Viva Air, perjudicó a miles de viajeros y con la aprobación del proceso de integración entre Avianca y Viva Air por la Aeronáutica Civil, los usuarios del transporte aéreo estamos en manos de un monopolio, que contribuye y con ello, desincentivando el modelo empresarial de las aerolíneas “low cost”.

Aunque el proceso de integración entre Avianca y Viva Air acaba de ser aprobado, los usuarios de la ruta Valledupar – Bogotá han sentido el golpe fuerte en el bolsillo. Los altos costos de los tiquetes han sido cuestionados principalmente por los usuarios y también por esta casa editorial.  

En la editorial del 24 de marzo puso de presente que “el sobrecosto del transporte aéreo hacia Valledupar es en la actualidad una amenaza latente para el éxito del Festival Vallenato y para los distintos renglones de la economía que mueve este importante evento folclórico”.

El transporte aéreo es un factor importante para lograr el crecimiento económico y el desarrollo. El transporte aéreo facilita la integración en la economía global y proporciona conectividad vital a escala nacional, regional e internacional. Ayuda a generar comercio, promover el turismo y crear oportunidades de empleo. La integración de Avianca con Viva Air, podría ir en contravía de la importancia del transporte aéreo. Y no es infundado lo anterior.  El tráfico aéreo en Colombia lo lideran Avianca, con 41,5 por ciento; Latan, con 21,5 por ciento; y Viva Air, con 17,8 por ciento. Le siguen Wingo (9,7 por ciento), Easyfly (4,2 por ciento), Ultra Air (2,7 por ciento) y Satena (2,5 por ciento).  La integración de Avianca y Viva Air, conduce a que la aerolínea más grande del país se quede con 59,3% del mercado y 70 por ciento de los slots del aeropuerto El Dorado, que corresponden a la asignación de horarios de aterrizaje y despegue para cumplir los trayectos. 

Como es habitual la clase política del territorio queda en evidencia. Sin embargo, en esta ocasión su alcance es limitado. Aunque pudieron hacer mejores gestiones para evitar que Latam dejara de hacer la ruta Valledupar – Bogotá. ¿Por qué Latam prefirió la ruta Bogotá – Riohacha?

Todos en el territorio debemos estar enterados sobre uno de los impactos positivos de la pandemia relacionados con el turismo interno. Los turistas de todo el mundo después de la pandemia buscan experiencias locales y pasan más tiempo descubriendo lugares en su propio país. Este concepto de turismo establece que las comunidades deben ser parte de la planificación y gestión de las actividades turísticas. Según la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas (OMT), “se necesita ir más allá de las definiciones tradicionales de comunidad hasta un punto en el que la industria se apoye en asociaciones entre los sectores público y privado y las comunidades”.

En ese sentido, se hace necesario que conversen Avianca, los gremios de la ciudad y sus dirigentes, para que no se afecten los propósitos de la apuesta turística que tiene siempre en la realización del Festival Vallenato una prueba importante. Hay que actuar con proactividad . 

Por Luis Elquis Díaz

Columnista
25 marzo, 2023

Preocupa el transporte aéreo en Valledupar

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Luis Elquis Diaz

Atendiendo las consecuencias de la pandemia fue abordado el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo 2021 del Foro Económico Mundial.


El sector de viajes y turismo fue uno de los más afectados por la pandemia de COVID-19, dejando no solo a las empresas sino también a las economías impulsadas por el turismo gravemente afectadas por los cierres, las restricciones de viaje y la desaparición de los viajes internacionales. 

Atendiendo las consecuencias de la pandemia fue abordado el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo 2021 del Foro Económico Mundial. Entre sus principales consideraciones sobresale la importancia de incorporar la inclusión, la sostenibilidad y la resiliencia en el sector de viajes y turismo a medida que el sector alcanza picos de recuperación, para garantizar que pueda continuar siendo un motor de conectividad global y progreso. 

Las recomendaciones inmersas el Índice de Desarrollo de Viajes y Turismo, han sido inobservadas por las aerolíneas del país. Lo sucedido con Avianca y Viva Air, perjudicó a miles de viajeros y con la aprobación del proceso de integración entre Avianca y Viva Air por la Aeronáutica Civil, los usuarios del transporte aéreo estamos en manos de un monopolio, que contribuye y con ello, desincentivando el modelo empresarial de las aerolíneas “low cost”.

Aunque el proceso de integración entre Avianca y Viva Air acaba de ser aprobado, los usuarios de la ruta Valledupar – Bogotá han sentido el golpe fuerte en el bolsillo. Los altos costos de los tiquetes han sido cuestionados principalmente por los usuarios y también por esta casa editorial.  

En la editorial del 24 de marzo puso de presente que “el sobrecosto del transporte aéreo hacia Valledupar es en la actualidad una amenaza latente para el éxito del Festival Vallenato y para los distintos renglones de la economía que mueve este importante evento folclórico”.

El transporte aéreo es un factor importante para lograr el crecimiento económico y el desarrollo. El transporte aéreo facilita la integración en la economía global y proporciona conectividad vital a escala nacional, regional e internacional. Ayuda a generar comercio, promover el turismo y crear oportunidades de empleo. La integración de Avianca con Viva Air, podría ir en contravía de la importancia del transporte aéreo. Y no es infundado lo anterior.  El tráfico aéreo en Colombia lo lideran Avianca, con 41,5 por ciento; Latan, con 21,5 por ciento; y Viva Air, con 17,8 por ciento. Le siguen Wingo (9,7 por ciento), Easyfly (4,2 por ciento), Ultra Air (2,7 por ciento) y Satena (2,5 por ciento).  La integración de Avianca y Viva Air, conduce a que la aerolínea más grande del país se quede con 59,3% del mercado y 70 por ciento de los slots del aeropuerto El Dorado, que corresponden a la asignación de horarios de aterrizaje y despegue para cumplir los trayectos. 

Como es habitual la clase política del territorio queda en evidencia. Sin embargo, en esta ocasión su alcance es limitado. Aunque pudieron hacer mejores gestiones para evitar que Latam dejara de hacer la ruta Valledupar – Bogotá. ¿Por qué Latam prefirió la ruta Bogotá – Riohacha?

Todos en el territorio debemos estar enterados sobre uno de los impactos positivos de la pandemia relacionados con el turismo interno. Los turistas de todo el mundo después de la pandemia buscan experiencias locales y pasan más tiempo descubriendo lugares en su propio país. Este concepto de turismo establece que las comunidades deben ser parte de la planificación y gestión de las actividades turísticas. Según la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas (OMT), “se necesita ir más allá de las definiciones tradicionales de comunidad hasta un punto en el que la industria se apoye en asociaciones entre los sectores público y privado y las comunidades”.

En ese sentido, se hace necesario que conversen Avianca, los gremios de la ciudad y sus dirigentes, para que no se afecten los propósitos de la apuesta turística que tiene siempre en la realización del Festival Vallenato una prueba importante. Hay que actuar con proactividad . 

Por Luis Elquis Díaz