13 marzo, 2019

‘Pimpineros’ de Valledupar están a la espera de reconversión laboral

Mientras los expendedores de gasolina de contrabando en Valledupar esperan que su proceso de transición laboral arranque, los carromuleros esperan que el suyo sí termine, pues ese proyecto quedó a medias.

Después de haber recibido capacitaciones de reconversión laboral, atención al cliente y emprendimiento empresarial en el año 2016, un grupo de cerca de 80 ‘pimpineros’ de Valledupar sigue esperando que se dé cumplimiento a lo que se propuso por parte de la administración municipal en su momento para que ellos encuentren una alternativa de trabajo.

Lea también: Reconversión laboral para pimpineros

Buscando una solución a esta situación, una representación de este gremio agrupado a través de la Asociación de Pimpineros de Valledupar, Asoespiva, asistieron a la más reciente sesión del Concejo Municipal con el fin de exponer sus necesidades y tener el apoyo de esta corporación.

“Nos iban a dar un capital semilla para poder seguir en el tema laboral, dejando el negocio de la gasolina y como hemos visto que no nos han cumplido con eso, pues nos hallamos en la necesidad de venir al Concejo para que nos apoyen en esto y nos digan en qué nos van a ayudar después de haber hecho la capacitación”, aseguró Álvaro López, presidente de Asoespiva.

Según López, actualmente este grupo de personas no tiene ninguna actividad legalmente constituida y mucho menos estable, mientras que en el momento que hicieron la capacitación algunos de ellos tenían previsto ampliar negocios como ventas de comidas, ubicadas en sus casas de manera temporal, por lo cual esperaban contar con ese capital semilla para crecer como microempresarios, algo que hasta el momento no ha sido posible.

Lea también: “Reconversión laboral fue un fraude”: Pimpineros

Además, aseguró, ante la reactivación de la venta de gasolina de contrabando algunos que habían empezado el proceso volvieron a la actividad mientras que otros se han sostenido con el fin de ser responsables con ellos mismos y con quererle cumplir al municipio.

Frente a esto, el presidente del Concejo, Carlos Picón, indicó que ahora les están ofreciendo la oportunidad de invitar al recinto al jefe de la Oficina de Planeación, Jorge Maestre, y al secretario de Gobierno, Gonzalo Arzuza Torrado, para que se revise en la corporación toda esta problemática que están viviendo los pimpineros y conocer cuál es la posición real de la administración municipal.

Entre tanto, determinaron que para antes del próximo martes 20 de marzo se debe estar estipulando la fecha en que se lleve a cabo la reunión con los representantes de la actual administración.

Por otra parte, en la corporación continúan pendientes con la fecha en que se llevará a cabo el debate correspondiente a la proposición para tratar el tema de la inseguridad como al de la drogadicción, todo esto con la intención de seguir abordando temas de ciudad según manifestó Picón.

Lea también: El contrabando de gasolina sobrevive pese a crisis en Venezuela

Por último, dijo que tiene previsto hacer una proposición para debatir sobre el tema de las condiciones en que se encuentran los árboles en la capital del Cesar, algo que hace poco tiempo se ha convertido en uno de los aspectos sensibles de la agenda local y sobre el que desean revisar lo que se está haciendo al respecto por parte de la Alcaldía.

Es importante destacar que mientras los pimpineros esperan que su proceso de transición laboral arranque, los carromuleros esperan que el suyo sí termine, pues ese proyecto quedó a medias.

Por: Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com