8 octubre, 2019

Pescadores citan a debate a los candidatos a la Gobernación del Cesar

Más de 1899 familias de pescadores decidieron empezar a realizar debates con los candidatos a las alcaldías de los municipios del Cesar donde la pesca es un sector clave de la economía. Ahora es el turno de los candidatos a la Gobernación del Cesar.

Cerca de 2.000 familias pesqueras citaron a los cinco candidatos a la Gobernación para escuchar sus propuestas y mostrar las necesidades del sector económico más importante en cuatro municipios del sur del Cesar.

El sector pesquero toma la palabra. Más de 1899 familias de pescadores agrupadas en la Federación de pescadores artesanales y ambientalistas del departamento del Cesar, Fedepesce, decidieron empezar a realizar debates con los candidatos a las alcaldías de los municipios del Cesar donde la pesca es un sector clave de la economía.

Ahora es el turno de los candidatos a la Gobernación del Cesar. Por los retos que representa pescar en época de sequía, las 38 organizaciones organizadas en Fedepesce, citaron a los cinco candidatos a la Gobernación del Cesar para que el próximo 11 de octubre presenten sus propuestas y escuchen las necesidades del sector que es uno de los principales generadores de empleo en el sur del Cesar que viven de la pesca artesanal.

“El sector pesquero nunca es tenido en cuenta dentro de los programas de Gobierno y menos dentro de los planes de desarrollo departamentales. Entonces, para que nos presenten su programa de gobierno e incluyan nuestras propuestas hemos decidido citarlos a este foro”, señaló Libia Arciniegas, presidenta de Fedepesce.

Esa falta de comunicación con los pescadores, a la hora de crear las políticas para este sector, agregan, permitió que introdujeran en las ciénagas locales especies de pescados productivos y atractivos al mercado pero que se enfrentan con las especies nativas. El caso de la cachama, que sobrevive del consumo de los alevines nativos; igualmente, la introducción de la tilapia nilótica, que, según los pescadores, ahuyentó las especies nativas.

Municipios como Pelaya, Tamalameque, Chimichagua, La Gloria, e incluso El Paso, son de tradición pesquera por sus cercanías con quebradas que se conectan con el río Magdalena y la ciénaga de Zapatosa. Pero al sector pesquero el cambio climático le ha pasado factura, principalmente, con la reducción de los cuerpos de agua.

Por eso, el agua se ha convertido en el centro de lucha entre los cultivos agrarios (palma, arroz) y los pescadores. En esa lucha por el agua y los terrenos, la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, ha demarcado algunos puntos, sin embargo, explican los pescadores, hay terrenos públicos que han sido apropiados o enmarcados por el sector agropecuario.

“La quebrada de Cimañana, en el municipio de La Gloria se va hacia grandes cultivos de palma y arroceras. La floresta, en la parte de Tamalameque, fue desviada, y otra anomalía son los búfalos. En la parte de arriba de la ciénaga de Sahaya, entre Pelaya y La Gloria, los dueños de las fincas de los búfalos se encargaron de alambrar los playones para tener los búfalos”, agrega la presidente de Fedepesce.

CONDICIONES BAJAS

Aunque la actividad de la pesca se realiza todo el año, en las dos subiendas que hay se dan las principales producciones. La primera, considerada una mini subienda, se da entre junio y julio.

Allí aumenta la productividad de la pesca. Pero la época más importante va desde el mes de octubre, noviembre, hasta diciembre. En esa época, el incremento de las lluvias permite las inundaciones que llevan a que el pez salga de las ciénagas y suba hasta los ríos para realizar el desove o expulsión de los huevos y su fertilización.

Sin embargo, aseguran, la situación del pescador es crítica a pesar de su papel determinante en la seguridad y soberanía alimentaria. Así lo explica Leonis Sierra, integrante de la Asociación pesquera y agropecuaria del corregimiento Molina, jurisdicción de La Gloria.

“Ahora, la situación es mala por la baja producción del pescado, culpa de esas largas sequías: estuvimos a un punto que la ciénaga de Morales (La Gloria) se secara totalmente, nos quedó un charquito. Gracias a Dios llegaron las lluvias. En épocas seca toca ‘rebuscarnos’ en otra actividad, sea ganarnos el día de trabajo de machete o construir cercas”, aseguró Leonis Sierra.

Pero los pescadores también tienen el reto de expulsar las malas prácticas del gremio. Por eso, se está trabajando en retornar, en lo posible, a las prácticas artesanales que permiten mayor sostenibilidad en los ambientes. Todos esos temas esperan presentarlos ante los cinco candidatos a la Gobernación, además de demostrar la importancia del sector en la economía agropecuaria del Cesar.

Por: Deivis Caro Daza / El Pilón.

Por: Deivis Caro Daza / El Pilón