2 abril, 2019

Pescado fresco: que no lo engañen en Cuaresma

En el Pabellón del Pescado hace su ‘agosto’ por estos días, razón por la cual las autoridades de salud están alertas a prevenir enfermedades asociadas con la insalubridad.

Por: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co

Entre las tradiciones de los católicos que se intensifica en Semana Santa y en los días previos a estos ‘días santos’ es el consumo de pescado uno de los más frecuentes, puesto que muchos se abstienen de llevar a sus mesas carne roja para reemplazarla por la blanca.

View this post on Instagram

¿Sabe cómo reconocer un pescado fresco? En nuestra nota especial, una experta nos explica cómo reconocer el pescado de buena calidad en época de #Cuaresma

A post shared by El Pilón (@el_pilon) on

El Pabellón del Pescado en el Mercado es uno de los lugares que más frecuentan los habitantes de Valledupar para adquirir este alimento ante la variedad que encuentran.

De acuerdo con el vendedor Jorge Piña, los pescados que ofrece provienen del Banco, Magdalena; San Marcos, Sucre, y Magangué, Bolívar. “Los pescados que más se venden son los bocachicos, que se comercializan de acuerdo a su tamaño; hay bandejas de 20 (que traen ocho o siete pescados medianos) y de 30 mil pesos (con cinco bocachicos grandes). Se puede encontrar la unidad a 10, 12 o a 15 mil pesos; la mojarra, cuyo kilo de tilapia roja está a 12 mil pesos, y el kilo negro está a 10 mil pesos; y el bagre, que el kilo con cabeza se encuentra a 16 mil pesos y el kilo sin cabeza a 18 mil pesos”.

Madeleine Castro, vendedora del alimento, quien ofrece bocachico salpreso desde 10 mil pesos hasta 50 mil pesos, según el tamaño, asegura que a “la hora de comprar los pescados es indispensable tener en cuenta un buen color, la textura y el brillo; así como comprarlos en puntos fijos, donde exista una persona que le responsa por la calidad del pescado”.

William Durán, quien tiene 30 años vendiendo pescado, le recomienda a sus clientes percatarse de la buena calidad, el aspecto del alimento y la calidad. “Yo vendo bocachico dependiendo del tamaño, desde $2.000 pesos hasta $20.000; pacora, cuyo kilo está en $14.000, y el blanquillo, a $13.000 el kilo. El que más se vende es el bocachico, puesto que según las personas es el que tiene mejor sabor y se deja preparar de diferentes formas. Los pescados que ofrezco vienen de la ciénaga de Zapatosa, del Banco, de Plato, Los Llanos y el Chocó”.

EXPECTATIVA POR LA SEMANA MAYOR

Los vendedores del Pabellón del Pescado esperan con ansias la llegada de la Semana Mayor porque normalmente incrementan sus ventas, por lo que se aprovisionan de suficiente pescado para ofrecerle a propios y turistas. Estos les solicitan a las autoridades municipales evitar que los vendedores ambulantes se aglomeren a las afueras del Pabellón, teniendo en cuenta que congestionan el tráfico y hacen incómodo que los clientes lleguen al lugar.

RECOMENDACIONES

El secretario de Salud del Departamento, Jorge Juan Orozco, sugiere que los pescados y mariscos deben comprarse en sitios reconocidos, en donde les den a estos productos una debida manipulación higiénico – sanitaria, que garantice que son aptos para el consumo humano, ya que la ingesta de este tipo de alimentos en mal estado puede generar intoxicaciones y complicaciones de salud. Esta misma recomendación aplica para todo tipo de carnes y para el queso.

El Pilón.

Para identificar un pescado fresco, de acuerdo al funcionario, se deben analizar los ojos, puesto no pueden ser vidriosos ni grisáceos, las escamas deben estar perfectamente adheridas, sus bránqueas casi cerradas, el olor no puede ser muy fuerte y su color debe atraernos, para así identificar la frescura de este producto.

“Adicionalmente, el tacto es un sentido que ayuda a la hora de decidir, puesto que si el pescado se siente arenoso, muy blando o con una textura babosa debe ser descartado, pues estaría llegando a una etapa de putrefacción. La cadena de frio es muy importante, ya que ayuda a mantener en óptimas condiciones los productos, considerando la ubicación del lugar de destino”, recalcó.

OPINIONES

Yerlis Rojo: “yo vendo pescado preparado, bien sea frito o asado, a $10.000, $12.000 o a $20.000 con yuca y ensalada. El secreto para una buena preparación de este alimento es lavarlo muy bien, adobarlo con sal y hacerlo en aceite limpio. Por lo general lo que más me solicitan es el bocachico, la cachama y el caldo de bagre”.

Yuslebis Rangel: “lo que más compro es el bocachico porque considero que es el más sabroso. Lo busco cada vez que pueda, por lo general los fines de semana”.

-Yasmin Bastidas: “me gusta venir al Mercado porque se encuentra el pescado barato y en buen estado. Lo que busco es bocachico porque es el criollo y el de mejor sabor”.

-Marelbis Zarate: “a mí me traen los pescados crudos y yo los preparo asado, frito o guisado; lo sirvo con yuca, plátano amarillo o tajadas de guineo; a $4.000 o $5.000. Considero que la clave para que el pescado quede bueno es adobarlo con vinagre casero para los asados y los guisos; y los fritos prepararlo en buen aceite”.