Publicidad
Judicial - 7 octubre, 2020

Pagará más de 20 años por crimen en Las Casitas

Durante 20 años y ocho meses deberá permanecer privado de la libertad Jhony Manuel Ramírez Navarro, luego de ser condenado por matar con arma de fuego al alfarero Luis Javier Ruidiaz Garcés , en la vereda Las Casitas, jurisdicción de Valledupar.

 Las Casitas se encuentra a unos escasos 15 minutos del casco urbano de la capital del Cesar. 

FOTO/IMAGEN DE REFERENCIA.
Las Casitas se encuentra a unos escasos 15 minutos del casco urbano de la capital del Cesar. FOTO/IMAGEN DE REFERENCIA.

Durante 20 años y ocho meses deberá permanecer privado de la libertad Jhony Manuel Ramírez Navarro, luego de ser condenado por matar con arma de fuego al alfarero Luis Javier Ruidiaz Garcés , en la vereda Las Casitas, jurisdicción de Valledupar.

Lee también: Encuentran restos de una mujer en la nevera de una casa en Bogotá

La sentencia fue proferida la mañana del miércoles por el Juzgado Tercero Penal del Circuito con función de Conocimiento por los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte de arma de fuego.

“La pena definitiva es de 500 meses de prisión, la cual se somete a una degradación por el allanamiento a cargos, por tanto la pena es de 250 meses, lo que es lo mismo de 20 años y 8 meses de cárcel”, indicó juez en la lectura de fallo.

Asimismo el despacho judicial ordenó que fuera capturado toda vez que Ramírez Navarro estaba enfrentando el proceso en libertad. Ramírez Navarro, por decisión del juez, no tendrá derecho a la prisión domiciliaria ni a ningún beneficio de libertad condicional.

No dejes de leer: Pagaría 20 años de cárcel por una denuncia de abuso sexual que podría ser falsa

EL CRIMEN

Los hechos por los que deberá responder sucedieron el 10 de septiembre de 2017 tras presentarse una riña en un establecimiento comercial de Las Casitas.  Según lo ventilado el día de los hechos, Luis Javier Ruidiaz Garcés sostuvo una discusión con otro joven que no pasó a mayores, pero minutos después Jhonny Ramírez, padre del contrincante, desenfundó un arma de fuego en contra la humanidad del alfarero.

El afectado de 22 años fue trasladado a un centro asistencial de la capital del Cesar pero falleció por el disparo que sufrió.  Luis Javier Ruidiaz Garcés era natural de San Diego, y acostumbraba a viajar los fines de semana a la vereda para visitar a su compañera sentimental. Luego del crimen, la comunidad quiso tomar justicia por cuenta propia.