Publicidad
Categorías
Categorías
Judicial - 5 agosto, 2013

Obrero murió a consecuencia de una puñalada

Una profunda herida en el abdomen producida con un cuchillo, le afectó varios órganos vitales al obrero Miguel Antonio Ossa, de 60 años, quien falleció dos meses después, cuando recibía atención médica en una clínica de Valledupar, hasta donde fue trasladado desde el hospital José David Padilla Villafañe del municipio de Aguachica, sur del Cesar.

Una profunda herida en el abdomen producida con un cuchillo, le afectó varios órganos vitales al obrero Miguel Antonio Ossa, de 60 años, quien falleció dos meses después, cuando recibía atención médica en una clínica de Valledupar, hasta donde fue trasladado desde el hospital José David Padilla Villafañe del municipio de Aguachica, sur del Cesar.

El deceso de Miguel Antonio Ossa, se produjo a las 7:30 de la mañana de ayer domingo en la unidad de Cuidados Intensivos, en donde permanecía hospitalizado desde el día en que sufrió el atentado.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de junio, en medio de una riña callejera que sostuvo Miguel Antonio Ossa con una persona no identificada por las autoridades, pero que sus familiares sí lo reconocen y según contaron, ese agresor está prófugo de la justicia.

Los familiares de la víctima realizaron las diligencias en la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de Valledupar, para agilizar la entrega del cadáver y así trasladarlo a Aguachica en donde se espera hoy sea sepultado.

Por Abdel Martínez Pérez

 

 

 

Judicial
5 agosto, 2013

Obrero murió a consecuencia de una puñalada

Una profunda herida en el abdomen producida con un cuchillo, le afectó varios órganos vitales al obrero Miguel Antonio Ossa, de 60 años, quien falleció dos meses después, cuando recibía atención médica en una clínica de Valledupar, hasta donde fue trasladado desde el hospital José David Padilla Villafañe del municipio de Aguachica, sur del Cesar.


Una profunda herida en el abdomen producida con un cuchillo, le afectó varios órganos vitales al obrero Miguel Antonio Ossa, de 60 años, quien falleció dos meses después, cuando recibía atención médica en una clínica de Valledupar, hasta donde fue trasladado desde el hospital José David Padilla Villafañe del municipio de Aguachica, sur del Cesar.

El deceso de Miguel Antonio Ossa, se produjo a las 7:30 de la mañana de ayer domingo en la unidad de Cuidados Intensivos, en donde permanecía hospitalizado desde el día en que sufrió el atentado.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de junio, en medio de una riña callejera que sostuvo Miguel Antonio Ossa con una persona no identificada por las autoridades, pero que sus familiares sí lo reconocen y según contaron, ese agresor está prófugo de la justicia.

Los familiares de la víctima realizaron las diligencias en la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de Valledupar, para agilizar la entrega del cadáver y así trasladarlo a Aguachica en donde se espera hoy sea sepultado.

Por Abdel Martínez Pérez