11 enero, 2019

No elegir comandante de Bomberos traería problemas legales

El no tener comandante, que a la vez funge como representante legal de la entidad, impide contratar, firmar cheques o girar recursos para pagos o para el equipamiento de los bomberos.

Ayer se reunió la Junta Departamental de Bomberos del Cesar, junto a los comandantes de los municipios del departamento.

El tema principal de la reunión fue la preparación de estrategias y planes de contingencias de incendios para la temporada de verano y seguro fenómeno de El Niño, donde aumentan la cantidad de incendios atendidos por las pocas precipitaciones de lluvias y la sequedad de la naturaleza.
Sin embargo, se aprovechó el espacio para hablar y tomar decisiones del problema del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar.

Como lo registró EL PILÓN el 4 de diciembre del 2018, los bomberos de la capital del departamento del Cesar no cuentan con comandante, por vencimiento del periodo del capitán Oscar Lúquez, y no ha habido nuevo nombramiento por culpa de las discusiones y divisiones al interior de la entidad que han impedido llegar a una decisión final dentro del comité de oficiales y con los sargentos.

En la reunión, que estuvo presidida por la delegada del cuerpo departamental, Clara Rueda, se acordó citar este martes 15 de enero al cuerpo de oficiales para revisar con ellos la coyuntura, pero además exponer los problemas jurídicos en los que podrían incurrir si no toman una decisión pronto.

“Yo había pasado un derecho de petición a la delegación departamental para que apoyados en la ley, a falta de dignatarios locales, se cite al Cuerpo de Bomberos de Oficiales de Valledupar. La respuesta fue que este martes serán citados para explicarles algunos temas y las consecuencias jurídicas que pueden acarrear si no eligen pronto un comandante”, aseguró el sargento Ariel Romero, quien estuvo en representación de Valledupar.

El no tener comandante, que a la vez funge como representante legal de la entidad, impide contratar, firmar cheques o girar recursos para pagos o para el equipamiento de los bomberos. El problema preocupa más por la llegada de los meses secos, como los del principio de año, donde aumentan la cantidad de incendios.

DEIVIS CARO DAZA / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com