13 febrero, 2017

Mujeres vallenatas pueden optar a cursos gratuitos

Como una opción de formación y empoderamiento a las mujeres aparecen los cursos gratuitos ofrecidos por la Oficina Departamental de la Mujer.

Hasta mañana estarán abiertas las inscripciones para los cursos gratuitos que ofrece la Oficina Departamental de la Mujer en: patronaje y confección, marroquinería y calzado, panadería, culinaria y artesanías.

Las convocadas son las féminas de la región que sean mayores de edad, donde se les dará prelación a las madres cabezas de hogar, víctimas de la violencia, madres comunitarias, madres desplazadas, con situación económica baja, en situación de discapacidad, indígenas y afro descendientes, según comentó la asesora de la Oficina Departamental de la Mujer, Laura Toro Aguilar.

Las interesadas pueden acercarse con la fotocopia de su documento de identidad a la Casa Taller de la Mujer ‘Beatriz García de Viña’, ubicada en la calle 28 No 6A-15, barrio Santa Rosa, al lado de Idescesar, de 8:00 a.m.-12: 00 m., y de 3: 00 p.m. a 5:00 p.m., donde llenarán una ficha de inscripción y automáticamente quedan inscritas.

Posteriormente inicia un proceso de selección, donde escogerán a 200 mujeres, para llegar a la fase de orientación y a principios de marzo iniciarían las clases.
“Esta iniciativa es una apuesta importante para las mujeres del Cesar porque vamos a impulsar a la mujer en situación de vulnerabilidad, para que pueda acceder a los servicios y así garantizar y reconocer sus derechos. Serán cursos técnicos y complementarios que que brindaremos conjuntamente con el Sena. Igualmente se les enseñarán a crear microempresas, a crear sus unidades de negocios y a impulsarlas para que tengan garantizado el tema de comercialización y acceso al financiamiento de su proyecto”, resaltó Toro Aguilar.

Por lo anterior, extendió la invitación a las mujeres vulnerables de la región a que aprovechen esta oportunidad de formación y puedan convertir en mujeres emprendedoras a través de unas fases donde las van a orientar para que tengan bases que le sirvan para desarrollar actividades productivas.

Annelise Barriga Ramírez/EL PILON