Publicidad
Económicas - 25 julio, 2022

Mujeres, ¿mejores que los hombres para el trabajo doméstico? 

"Mujeres y hombres tenemos las mismas capacidades, pero muchos hombres creen que todo lo debemos hacer nosotras" expresó una ciudadana vallenata.  

Solo el 23 % de la limpieza, mantenimiento y reparación para el hogar  fue realizado por los hombres en la región Caribe.                                               /FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ. 
 Foto: Joaquín Ramírez
Solo el 23 % de la limpieza, mantenimiento y reparación para el hogar fue realizado por los hombres en la región Caribe. /FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ. Foto: Joaquín Ramírez

Durante el 2021 las mujeres en Colombia realizaron el 77 % del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado, mientras que los hombres solo invirtieron el 23 por ciento de su tiempo en este tipo de actividades, tal como lo indicó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE. 

A nivel Caribe, el 89 % del suministro de alimentos en los hogares fue realizado por personas del sexo femenino, así como el 93 % del mantenimiento de vestuarios. 

Esta economía del cuidado es definida por el DANE como “el conjunto de relaciones sociales de producción, distribución, intercambio y consumo de servicios de cuidado, que pueden ser de tipo mercantil, o no mercantil y están mediadas por elementos históricos, culturales, ideológicos e institucionales”. 

¿QUÉ DICEN LAS MUJERES?

“Mujeres y hombres tenemos las mismas capacidades, pero muchos hombres creen que todo lo debemos hacer nosotras” expresó Viviana Rojas, una ciudadana vallenata.  

Para Liliana Díaz,  afrodescendiente y administradora de empresas, las mujeres no nacieron “solamente para estar en el hogar, como lo creen las personas machistas, no solo del Cesar sino de toda Colombia”.

Los datos del DANE son una muestra del estereotipo que históricamente ha marcado la vida de las féminas, ya que en la limpieza, mantenimiento y reparación para el hogar los varones de esta región llevaron a cabo el 23 % de estas actividades. 

Esto podría interpretarse como una sobrecarga para ellas, puesto que también desempeñan otras labores de su vida personal y familiar. 

“Las mujeres no son mejores o peores, pero culturalmente hay un estigma. Mi abuela no dejaba hacer aseo a los hombres, mientras que a mis primas las mandaban a barrer o limpiar”, indicó Juan López, economista en formación. 

López agregó que a las niñas se les inculcan esos quehaceres, “por la práctica lo hacen bien y eso refuerza el estigma”. Lo contrario ocurre si no te permiten desarrollar una actividad durante mucho tiempo, subrayó. 

Desde la Organización Feminista Mucá de Valledupar,  Sofía Olano, dijo a esta casa editorial que “en la medida en que los hombres y mujeres tengan las mismas posibilidades de ascender en la vida social se puede construir una sociedad justa y equitativa”.

CAMBIO DE TERCIO 

Este 25 de julio se conmemoró el Día Internacional de la mujer afrolatina, afrocaribeña y la diáspora, fecha que tiene como objetivo visibilizar a las mujeres afrodescendientes y promover políticas públicas que ayuden a mejorar su calidad de vida y a erradicar el racismo y la discriminación, así como los estereotipos y la exclusión, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. 

Por Andrea Guerra Peña / EL PILÓN. 

@andreaguerraperiodista