1 julio, 2017

Muere menor de 15 años en persecución policial

La adolescente que se movilizaba en una motocicleta con otros dos jóvenes sufrió un impacto de bala en la cabeza que le segó la vida cuando era atendida en un centro asistencial.

Elys Johana Maestre Márquez era hija única y estudiaba en el Colegio Francisco de Paula Santander.

“Pido a la justicia que aclare lo que pasó, si los policías tuvieron que ver con la muerte de mi hija que paguen, porque mi hija tan solo tenía 15 años y en mi familia no hay gente mala, ni viciosos, que investiguen si así lo quieren”, esas fueron las palabras que, en medio del profundo dolor que la embargaba, expresó Luz Márquez, madre de la menor de 15 años, Elys Johana Maestre Márquez, quien murió la madrugada de ayer en hechos que son materia de investigación.

Elys Johana cursaba décimo grado en el Colegio Francisco de Paula Santander. La quinceañera se comunicó por última vez con su padre a las 10:00 de la noche; momento en el que el señor Álex Maestre le preguntó que dónde estaba y la joven solo respondió que aún demoraría en llegar a casa.

Aproximadamente dos horas después, un joven se acercó a la vivienda de la familia Maestre Márquez asegurando que la niña se había accidentado y que se encontraba en el Hospital Rosario Pumarejo de López. De inmediato la mamá se dirigió al centro asistencial, donde confirmó la desgracia que presentía con su intuición de madre.

“En el camino solo pensaba que, por qué si había sido un accidente de tránsito la tenían en el hospital, me imaginé lo peor y cuando llegué y vi a mi hija no supe dónde quedé. Ahora solo le pido a Dios y a las autoridades que me den respuesta”, declaró la madre.

Los hechos

Elys Johana se trasportaba en una motocicleta que era conducida por su novio, Anuar Enrique Rodríguez Peña, y una amiga en el barrio La Victoria, después de haber compartido entre amigos en una fiesta. Los tres jóvenes fueron perseguidos por motorizados de la Policía, quienes posteriormente le disparan, según relató Rodríguez Peña.

“Estábamos en una fiesta en el barrio Los Caciques, cuando ya salimos de ahí se nos pega una motorizada pero logro esquivarla. Luego aparece otra y comienza a hacer disparos y es ahí donde la hieren, pero yo sigo manejando normal porque no me había dado cuenta que la habían herido, cuando doblo en la droguería que está en la carrera 36 ella se va de lado por el disparo que recibió en la cabeza, llegaron los policías y cuando la vieron herida se fueron. Me dejaron solo, no me auxiliaron, la llevé hasta el hospital de los 450 Años. Yo no paré a la Policía porque íbamos tres en la moto y no llevábamos casco, mi temor era que me quitaran la moto. Yo no estaba armado, vivo en la tercera etapa de Populandia, con ella esto está mal hecho, si se me atraviesa una motorizada pues yo paro,

¿para dónde más voy a agarrar? Pero no dispararnos”, declaró Anuar Enrique Rodríguez Peña, quien mantenía una relación sentimental desde hace cinco meses con la joven.

La menor fue atendida en el Hospital Rosario Pumarejo donde falleció a las 5:00 de la mañana de ayer. La inspección técnica del cadáver la realizó el CTI de la Fiscalía.

Ante el hecho que ha consternado a vecinos, familiares y comunidad en general, el subcomandante de la Policía Cesar, teniente coronel Mauricio Bonilla, aseguró que “en el mismo momento que fueron reportados los hechos, el comandante operativo de la Policía del Cesar, coronel Giovanni Campo, se puso enfrente de la situación y se ordena iniciar una investigación por parte de la justicia Penal Militar para darle transparencia al procedimiento. La

Policía Nacional busca brindarle a la familia, a la ciudadanía y a la misma ley todas las garantías para que se hagan un procedimiento profesional, minucioso y responsable”.

Por este caso fueron citados cuatro policías para rendir declaraciones ante la Fiscalía.

Por Jennifer Polo / EL PILÓN