13 mayo, 2022

‘Monstruo de Becerril’ continuará en prisión por presunto abuso sexual

Máximo Gener Mendoza tiene tres procesos pendientes con la justicia por alrededor de cinco víctimas, entre esas menores de edad

Máximo Gener Mendoza tiene tres procesos pendientes con la justicia por alrededor de cinco víctimas, entre esas menores de edad.

Máximo Gener Mendoza Beleño, más conocido como el ‘Monstruo de Becerril’, deberá continuar privado de la libertad en un centro carcelario por presuntamente abusar sexualmente de varias menores de edad. Un juez de control de garantías de Codazzi concedió la prórroga de la medida de aseguramiento intramural que pesaba en contra del procesado.  

Se trata de un proceso que adelanta la Fiscalía 27 seccional de Codazzi por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado en concurso con actos sexuales abusivos con menor de 14 agravado. 

En consecuencia, Mendoza Beleño deberá continuar detenido en la Penitenciaría de Máxima y Mediana Seguridad de la ciudad por un año más. 

La decisión fue fundamental para las familias que se declaran víctimas de Mendoza, debido a que pudo frenar una libertad por vencimiento de términos que otro juez le concedió la tarde del jueves por otro proceso.

Esta fue proferida por el Juzgado Primero Penal Municipal con función de Control de Garantías de Valledupar con fundamento en una solicitud que hizo el abogado defensor, José Jairo Gutiérrez Martínez.  El jurista alegó que se cumplió el periodo de tiempo establecido para dictar la sentencia de Mendoza Beleño en el pleito que adelanta la Fiscalía 13 seccional.  

LAS INVESTIGACIONES 

Máximo Gener Mendoza tiene tres procesos pendientes con la justicia por alrededor de cinco víctimas, entre esas menores de edad, que habrían sido abusadas sexualmente en el municipio de Becerril.   

 En un caso fue acusado de aprovecharse de una menor de manera consecutiva en el año 2010.  Máximo Gener Mendoza aparentemente sacaba a la víctima de su vivienda para llevarla a un lote cercano a un río con el fin de fotografiarla y tocarle sus partes íntimas.  De igual manera, obligaba a la niña a ver material pornográfico en compañía de otras menores de edad y si se negaba, la amenazaba con matarla o golpearla.  

En otro pleito fue responsabilizado de violar sexualmente a cuatro menores de edad en distintas ocasiones.