19 julio, 2018

Mañana habrá jornada de recolección en el cerro de Santo Ecce Homo

Un grupo de deportistas que hace uso de el lugar está promoviendo una iniciativa de recolección de desechos en este escenario que se ha convertido en atractivo para el turismo.

El año pasado se realizó la primera jornada de limpieza por parte del mismo grupo de deportistas de la ciudad.

Mañana viernes 20 de julio se celebra el Día de la Independencia de Colombia, en el mismo se hace alusión a la riqueza y orgullo de este país en diferentes aspectos y precisamente ha sido la fecha elegida, al tratarse también de un festivo, para trabajar por la recuperación ambiental de uno de los escenarios emblemáticos de Valledupar como es el cerro de Santo Ecce Homo, patrono de la ciudad.

“Al haber mucha afluencia de personal en esa área lógicamente la basura se ha incrementado casi que un cien por ciento para un hábitat natural, libre de contaminantes y eso ha sido un problema”, explicó Heriberto Arredondo, miembro del grupo MTB Activos que se encarga de liderar la jornada de limpieza que se realizará a partir de las seis de la mañana en el conocido cerro de la capital del Cesar.

El grupo está integrado por ciclistas que montan exclusivamente en el cerro, por lo que lo han apadrinado al ser el espacio destinado para sus actividades deportivas hace más de ocho años. “Como vemos el grado de contaminación y acudimos a diario notamos la necesidad de hacer estas jornada periódicamente”, manifestó Arredondo, quien hizo alusión a que para la misma época el año anterior desarrollaron la primera actividad.

En esta ocasión contarán con la presencia de los 35 miembros del grupo y sus familias así como estudiantes de 11 grado del Colegio Gimnasio del Saber, por este motivo, Arredondo extendió la invitación para que más personas se vinculen; ya sean grupos de ciclistas y senderistas que hacen sus jornadas deportivas en el cerro u otros miembros de la comunidad.

El punto de encuentro será el puente del Balneario Hurtado hasta donde deben llegar todas las personas a las seis de la mañana para iniciar el ascenso al cerro durante el cual van a ir recogiendo los desechos en bolsas plásticas que luego serán bajadas a un punto de recolección dispuesto con este fin para que finalmente sean trasladados por un carro dispuesto para la tarea.

Ya que no cuentan con mayor apoyo por parte de ninguna entidad en la ciudad, los deportistas solo advierten a quienes se vinculen que asistan con dos o tres bolsas para el recaudo de las basuras y que se encarguen también de bajarlas.

Precisamente la dificultad para recoger los residuos que dejan las personas en el cerro es lo que ha generado tanta contaminación, ya que aun cuando se encuentran dispuestas varias canecas, la recolección de las basuras es más compleja.

Además muchas personas que acuden a este entorno natural a realizar sus actividades no tienen el cuidado de bajar las botellas y bolsas que llevan consigo, por lo que uno de los llamados de Arredondo fue que todos tengan en cuenta el fin de los desechos que producen en medio de sus rutas con fines deportivos a este sitio de tanta importancia para todos los vallenatos.