30 diciembre, 2020

Los tropiezos y logros del primer año de Monsalvo II

El gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, completa el primer año de su segundo mandato, entre escándalos y logros propios de su gestión.

Gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco. 

FOTO/CORTESÍA.

En este 2020, Luis Alberto Monsalvo Gnecco se posesionó por segunda vez como gobernador electo para el departamento del Cesar tras obtener 269.115 votos, superando a Claudia Margarita Zuleta, quien logró alcanzar 95.026 votos. 

Lee también: “Quiero seguir dejando huellas dando lo mejor de mí”: Monsalvo

De esta manera en un segundo periodo la casa política Gnecco tiene las riendas del departamento nuevamente, tal como lo ha hecho durante casi una década desde el año 2012, cuando Monsalvo Gnecco ganó por primera vez.  Luego con el periodo del exgobernador Francisco Ovalle Angarita, quien entregó su cargo al actual mandatario de los cesarenses.

En su discurso en la toma de posesión indicó que no creía en la palabrería sino en “hechos tangibles que dejan palpar”.

Entre sus promesas, basadas en el Plan de Desarrollo, manifestó que se mejoraría el sistema de salud, fortalecer la Universidad Popular del Cesar, llevar agua potable y saneamiento básico a poblaciones que carecen de estos servicios, mejorar la cultura, combatir la pobreza, entre otros aspectos.

Hasta ese momento parecía que este nuevo mandato se daría con total normalidad puesto que la experiencia adquirida con anterioridad le daría bases para ello, sin embargo, en el mes de abril cuando recién iniciaba el confinamiento por la pandemia del coronavirus, la Procuraduría General de la Nación vinculó de manera preliminar a una indagación a  Monsalvo Gnecco por presuntas irregularidades en la celebración de 37 contratos por más de $14.000 millones para la adquisición de 88.700 kit de mercados para ser entregados a comunidades necesitadas en medio de la emergencia sanitaria declarada por el Gobierno nacional.

El órgano de control precisó que en una visita realizada el 22 de abril, investigadores de la regional Cesar evidenciaron que las sedes de las fundaciones para el Desarrollo Social de los Colombianos, Visión Caribe, Por un Vivir Mejor, y Abiezer del Cesar, que tuvieron a su cargo la ejecución de cinco contratos para la entrega de 20.900 kits de mercado por más de $2.600 millones, se encontraban desocupadas o funcionan en casas de familia, situación que generó dudas respecto a la capacidad de los proveedores para ejecutar los negocios jurídicos.

La Procuraduría instó al mandatario regional a pedirles a los contratistas los soportes sobre la inversión de los más de $14.000 millones.

Lo anterior llevó a que dos funcionarias de su gabinete fueran suspendidas provisionalmente por tres meses, las cuales fueron la secretaria General, Lorena Paola Hernández Dangond, y a la jefe de la Oficina de Riesgo y Cambio Climático, María José Páez Díaz.

No dejes de leer: La ‘mala hora’ del gobernador del Cesar

Se investiga la existencia de presuntas faltas disciplinarias relacionadas con supuestos sobrecostos en la adquisición de los mercados e irregularidades relacionadas con la capacidad e idoneidad de los contratistas, la determinación del valor de los bienes y servicios contratados en razón al número de destinatarios, precio y ubicación geográfica de los proveedores, así como los criterios empleados por la administración para comparar las propuestas y ofrecimientos prestados, una presunta ausencia de trazabilidad en las actuaciones contractuales. Con esta suscripción del contrato puede haberse desconocido los principios de planeación y de responsabilidad que regulan la contratación estatal”, indicó en ese momento el ente de control disciplinario.

CONDENA Y ABSOLUCIÓN

En el mes de julio en fallo de primera instancia la Corte Suprema de Justicia condenó al gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, luego de una investigación por el delito de corrupción al elector e impuso una condena de 5 años y 20 días de prisión al considerarlo responsable de ofrecer casas a familias desplazadas e invasoras en el lote conocido como Tierra Prometida de Valledupar, a cambio que votaran por él, en la campaña electoral del 2011.  Esta decisión fue apelada por la defensa del mandatario.

Posteriormente dos meses después a finales de septiembre en un fallo de segunda instancia la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia absolvió al funcionario y ordenó que regresara a su cargo del cual había sido apartado y cobijado en medida de aseguramiento en detención domiciliaria.

En ese tiempo la Gobernación del Cesar estuvo bajo encargo del secretario de Agricultura, Wilson Solano Gracia.

Los microcréditos fueron entregados por la Gobernación del Cesar. FOTO/CORTESÍA.

PROYECTOS PROPIOS

En este periodo transcurrido el gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco ha gestionado proyectos propios de su gestión como lo han sido los 1.000 empleos. Un programa en medio de la reactivación económica y empleabilidad, con una inversión de $3.795 millones. Aquí vincularon a personas dedicadas a la albañilería, oficios varios, carpinteros, electricistas, profesionales en el área administrativa, ingenieros, salud laboral, entre otros.

No dejes de leer: La condena que apartó del cargo a Luis Alberto Monsalvo

Igualmente la administración departamental del Cesar creó el Banco de Maquinarias Amarillas, el cual tuvo un costo de $13.000 millones, incluyendo la interventoría del contrato. La iniciativa consistió en 24 equipos, como son tres motoniveladora, tres vibrocompactador de suelo, tres retroexcavadora, tres tractores sobre oruga, tres excavadoras hidráulicas y nueve volquetas.

De acuerdo con el gobernador Luis Alberto Monsalvo: “Con el nuevo Banco de Maquinaria Amarilla el Cesar escribirá una nueva historia no solo en materia de vías, sino en el mejoramiento de la productividad agrícola, pecuaria y el crecimiento en el campo, al permitir la reducción en costos de producción en sitios con caminos en mal estado”.

Por otro lado, destinó $3.100 millones para beneficiar a 3.000 microempresarios de los sectores de comidas, zapatos, ropa, tiendas, catálogos de revista y papelería, con el propósito de acabar con los llamados ‘pagos diarios’. La iniciativa fue impulsada a través del Instituto para el Desarrollo del Cesar mediante microcréditos que van desde  $200.000 hasta 2 millones. 

Uno de los más recientes proyectos está orientado al Plan de Cultura con el Centro Cultural de la Música Vallenata, en el que a través de un estudio móvil junto al compositor Wilfran Castillo recorrerán todo el departamento en busca de talentos artísticos; para esto la Gobernación firmó un convenio con la Fundación Funtalentos.

El proyecto consiste en realizar audiciones a personas amantes de la música y el folclor vallenato para posteriormente escoger a  quienes más sobresalgan para la grabación de un disco con 15 canciones.

Es materia ambiental, la administración Monsalvo apostó por un programa de siembra masiva de árboles e instalación de un vivero. En salud, más allá de las polémicas, resalta el aumento de las camas UCI, aunque se han evidenciado lunares, como la situación financiera del Hospital Rosario Pumarejo de López y del Idreec.

Te puede interesar: Credicesar, la estrategia para que comerciantes no caigan en los famosos gota-gota

Por último, por cuestión de personalidad o estilo de hacer política, desde la campaña electoral el gobernador ha estado ausente, o no ha sido protagonista, en la discusión de temas estratégicos para el futuro del departamento.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN.