Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 9 abril, 2010

Los tres tenores

Por: Jorge Nain “Los tres tenores” es una expresión que se ha puesto muy de moda en esta temporada electoral, claro que antes ya la habían revivido algunos comentaristas deportivos en un programa de televisión que llevaba ese nombre. Una serie de conciertos en la década de los 90  realizada por los tenores Luciano Pavarotti, […]

Por: Jorge Nain

“Los tres tenores” es una expresión que se ha puesto muy de moda en esta temporada electoral, claro que antes ya la habían revivido algunos comentaristas deportivos en un programa de televisión que llevaba ese nombre.

Una serie de conciertos en la década de los 90  realizada por los tenores Luciano Pavarotti, José  Carrera y Plácido Domingo, fue bautizada con este nombre y luego vino el programa de Fox Sports en el que participaron Hernán Peláez, Iván Mejía Álvarez y Carlos Antonio Vélez.
Luego en la política colombiana un grupo de precandidatos presidenciales que inicialmente se autodenominaron “Los Quíntuples”, por la tempranera deserción de dos de ellos quedaron bautizados como “Los tres tenores” pero que por el afortunado regreso al redil de uno de ellos, tendríamos que rebautizarlos.

Pero bueno, en nuestra música al que se le ha denominado la voz tenor del vallenato es a Iván Villazón; sin pretender en esta columna entrar a definir cuáles cantantes vallenatos tengan tesitura de tenor, he aprovechado el título de este artículo para hablar de los 3 álbumes vallenatos más escuchados en el ultimo año, porque en este espacio les hemos dado “madera” a algunas presentaciones en vivo de los cantantes a los que me voy a referir; luego entonces, en aras de ser justo y equilibrado en mis apreciaciones debo dejar claro que una cosa son las presentaciones en vivo y otra muy distinta las grabaciones.

Definitivamente, en nuestra música vallenata, por la edad artística y por el momento que atraviesan con sus éxitos recientes, quienes ameritan llamarse los tres tenores son: Jorge Oñate, Diomedes Díaz y “Poncho” Zuleta.

En infinidad de reuniones con conocedores de nuestro folclor y con ciudadanos comunes y corrientes que comentan sobre los acontecimientos musicales recientes, el comentario recurrente es: ¿Cuál de los tres Cds esta mejor? Listo pa´ la foto, Te dedico mis triunfos, o El Nobel del Amor; he conocido varias encuestas en línea, cuyos resultados son disímiles.

Los tres cantantes mayores de nuestra música, definitivamente respondieron a las expectativas de sus respectivas fanaticadas y por eso ellas siguen reclamando para sus ídolos el primer lugar; la verdad es que, en gracia de discusión, es cierto que cada uno de ellos ha estado por alguna época en primer lugar, pero hoy por hoy, las cosas han cambiado, sin que dejen de ser “Los tres tenores”.

Los tres trabajos musicales a que me refiero son de excelente calidad, sin embargo como se que ustedes no me perdonarían que dejara de expresar aquí mi concepto sobre cuál de los tres me parece mejor, quiero hacer un breve análisis sobre cada uno de ellos.

Listo pa la foto, trabajo que enfrentó serias dificultades para su lanzamiento, incluso tuvo varios aplazamientos: al parecer todo obedeció a los momentos difíciles de salud que por la época de las grabaciones atravesó Diomedes; sin embargo, debo confesar que yo no esperaba un producto de tan altas calidades, me sorprendió gratamente, como lo manifesté en una columna; no obstante debo también señalar que algunos temas debieron cantarse con mayor respeto.

Te dedico mis triunfos, definitivamente el mejor de los tres; Jorge Oñate cantó casi como en sus mejores tiempos, aunque tengo muchísimas quejas de quienes han asistido a sus presentaciones en el sentido de que aún no se ha aprendido las letras de las canciones, es un Cd como para quitarse el sombrero.

El Nóbel del amor del pulmón de oro, tan esperado y promovido como el de Diomedes, ya que también tuvo aplazamientos, quizás por lo inconveniente de la fecha inicialmente programada es de una excepcional calidad, la selección de sus canciones es impecable,  aunque a mí personalmente no me gustaron “los reencauches” creo que por lo menos en grabaciones todavía tenemos “Poncho” para rato.

COLOFÓN: Por una gentil invitación de mi amigo Juan Rincón Vanegas, asistí el martes pasado al bar Matilde Lina de Bogotá, donde se efectuó el lanzamiento de la versión 43 del Festival de la leyenda Vallenata “Escalona el más grande todos” y me llevé una grata sorpresa con la intervención del Vicepresidente de la Fundación Efraín Quintero Molina, más conocido como “El mono Quintero”, quien realmente representa con lujo de detalles lo que significan los objetivos del máximo evento cultural y folclórico que tenemos los colombianos; coincide Quintero Molina con nosotros, en lo que respecta a la preocupación por rescatar  como principales y prioritarias todas las actividades relacionadas con los concursos y no darle tanta preponderancia a los artistas internacionales o invitados.

[email protected]

Columnista
9 abril, 2010

Los tres tenores

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Jorge Nain

Por: Jorge Nain “Los tres tenores” es una expresión que se ha puesto muy de moda en esta temporada electoral, claro que antes ya la habían revivido algunos comentaristas deportivos en un programa de televisión que llevaba ese nombre. Una serie de conciertos en la década de los 90  realizada por los tenores Luciano Pavarotti, […]


Por: Jorge Nain

“Los tres tenores” es una expresión que se ha puesto muy de moda en esta temporada electoral, claro que antes ya la habían revivido algunos comentaristas deportivos en un programa de televisión que llevaba ese nombre.

Una serie de conciertos en la década de los 90  realizada por los tenores Luciano Pavarotti, José  Carrera y Plácido Domingo, fue bautizada con este nombre y luego vino el programa de Fox Sports en el que participaron Hernán Peláez, Iván Mejía Álvarez y Carlos Antonio Vélez.
Luego en la política colombiana un grupo de precandidatos presidenciales que inicialmente se autodenominaron “Los Quíntuples”, por la tempranera deserción de dos de ellos quedaron bautizados como “Los tres tenores” pero que por el afortunado regreso al redil de uno de ellos, tendríamos que rebautizarlos.

Pero bueno, en nuestra música al que se le ha denominado la voz tenor del vallenato es a Iván Villazón; sin pretender en esta columna entrar a definir cuáles cantantes vallenatos tengan tesitura de tenor, he aprovechado el título de este artículo para hablar de los 3 álbumes vallenatos más escuchados en el ultimo año, porque en este espacio les hemos dado “madera” a algunas presentaciones en vivo de los cantantes a los que me voy a referir; luego entonces, en aras de ser justo y equilibrado en mis apreciaciones debo dejar claro que una cosa son las presentaciones en vivo y otra muy distinta las grabaciones.

Definitivamente, en nuestra música vallenata, por la edad artística y por el momento que atraviesan con sus éxitos recientes, quienes ameritan llamarse los tres tenores son: Jorge Oñate, Diomedes Díaz y “Poncho” Zuleta.

En infinidad de reuniones con conocedores de nuestro folclor y con ciudadanos comunes y corrientes que comentan sobre los acontecimientos musicales recientes, el comentario recurrente es: ¿Cuál de los tres Cds esta mejor? Listo pa´ la foto, Te dedico mis triunfos, o El Nobel del Amor; he conocido varias encuestas en línea, cuyos resultados son disímiles.

Los tres cantantes mayores de nuestra música, definitivamente respondieron a las expectativas de sus respectivas fanaticadas y por eso ellas siguen reclamando para sus ídolos el primer lugar; la verdad es que, en gracia de discusión, es cierto que cada uno de ellos ha estado por alguna época en primer lugar, pero hoy por hoy, las cosas han cambiado, sin que dejen de ser “Los tres tenores”.

Los tres trabajos musicales a que me refiero son de excelente calidad, sin embargo como se que ustedes no me perdonarían que dejara de expresar aquí mi concepto sobre cuál de los tres me parece mejor, quiero hacer un breve análisis sobre cada uno de ellos.

Listo pa la foto, trabajo que enfrentó serias dificultades para su lanzamiento, incluso tuvo varios aplazamientos: al parecer todo obedeció a los momentos difíciles de salud que por la época de las grabaciones atravesó Diomedes; sin embargo, debo confesar que yo no esperaba un producto de tan altas calidades, me sorprendió gratamente, como lo manifesté en una columna; no obstante debo también señalar que algunos temas debieron cantarse con mayor respeto.

Te dedico mis triunfos, definitivamente el mejor de los tres; Jorge Oñate cantó casi como en sus mejores tiempos, aunque tengo muchísimas quejas de quienes han asistido a sus presentaciones en el sentido de que aún no se ha aprendido las letras de las canciones, es un Cd como para quitarse el sombrero.

El Nóbel del amor del pulmón de oro, tan esperado y promovido como el de Diomedes, ya que también tuvo aplazamientos, quizás por lo inconveniente de la fecha inicialmente programada es de una excepcional calidad, la selección de sus canciones es impecable,  aunque a mí personalmente no me gustaron “los reencauches” creo que por lo menos en grabaciones todavía tenemos “Poncho” para rato.

COLOFÓN: Por una gentil invitación de mi amigo Juan Rincón Vanegas, asistí el martes pasado al bar Matilde Lina de Bogotá, donde se efectuó el lanzamiento de la versión 43 del Festival de la leyenda Vallenata “Escalona el más grande todos” y me llevé una grata sorpresa con la intervención del Vicepresidente de la Fundación Efraín Quintero Molina, más conocido como “El mono Quintero”, quien realmente representa con lujo de detalles lo que significan los objetivos del máximo evento cultural y folclórico que tenemos los colombianos; coincide Quintero Molina con nosotros, en lo que respecta a la preocupación por rescatar  como principales y prioritarias todas las actividades relacionadas con los concursos y no darle tanta preponderancia a los artistas internacionales o invitados.

[email protected]