Publicidad
Primera C - 15 noviembre, 2021

Los equipos del Cesar ganaron sus duelos de ida en la Primera C

Nápoles de Becerril definirá su clasificación en la ciudad de Bogotá, mientras Equipo Azul jugará en casa.

Fabián Pinillos. 
Por la vía de la pena máxima  nació el primer gol de Nápoles.
Fabián Pinillos. Por la vía de la pena máxima nació el primer gol de Nápoles.

Nápoles de Becerril y Equipo Azul ‘hicieron la tarea’ en la cuarta fase del torneo de Primera C. Los vallenatos vencieron a Fútbol Paz de Puerto  Tejada, mientras que los becerrileros doblegaron a Unión Bogotá por 2-0 en el Estadio Pacho Rojas.  

En el municipio de Puerto Tejada, Cauca, Equipo Azul, dirigido por Armando Carrillo, logró una victoria en un escenario donde el rival le jugó de tú a tú, pero los vallenatos no se dejaron amedrentar de los locales y con los goles de Jhon Gutiérrez, Juan Camilo Bracho y Odacir Pérez certificaron el triunfo para el equipo de la capital del Cesar por marcador de 3-2. 

EN BECERRIL 

En el Estadio Pacho Rojas del municipio de Becerril, el Nápoles recibió a un complicado Unión Bogotá. Los capitalinos intentaron imponer condiciones y contaron con diversas llegadas en el primer tiempo, pero no pudieron concretar y se fueron sin goles para su ciudad. 

La primera anotación de los becerrileros nació de una mano en el área que el árbitro señaló como pena máxima, del cobro se encargó Elver ‘El Calidoso’ Cárcamo, quien engañó al portero para mandar el balón al fondo de la portería con un remate que ingresó por la mitad del arco. 

El gol de los locales no le bajó el ritmo a los ‘rolos’, quienes con arresto físico trataban de buscar ahora la anotación  del empate, sin embargo, la tónica se mantuvo hasta el final del episodio uno del juego y con la victoria parcial  cesarenses  y bogotanos se fueron al descanso. 

Llegada la segunda mitad, Nápoles de Becerril salió con otra actitud y comenzó a dominar el juego y las acciones de gol. El segundo tanto del partido nació en una jugada colectiva en la que el balón terminó en los pies de Javier ‘El Mello’ Barreto, quien al quedar solo con el guardameta sacó un potente remate que infló la malla bogotana por segunda vez. 

LAS VOCES DE LOS PROTAGONISTAS 

Tras finalizar el partido, EL PILÓN consultó a los jugadores y cuerpo técnico de Becerril quienes expresaron su opinión sobre el juego de ida correspondiente a la cuarta ronda del torneo de la Primera C. 

Sabíamos que sería un juego difícil y más cuando ellos tomaron la iniciativa en partes del primer tiempo, pero nosotros supimos aguantar, logramos el gol con Cárcamo y desde allí comenzamos a ser los administradores del juego hasta que logramos el segundo gol que nos dio la tranquilidad”, expresó Francisco Mojíca, entrenador de Nápoles de Becerril. 

Entre tanto, Elver Cárcamo, quien venía de una lesión, aportó uno de los dos goles de su equipo y se mantiene como uno de los máximos artilleros  del torneo. 

Gracias a Dios se me abrió la puerta para el gol. Era un equipo difícil que nos apretó en el primer tiempo y tienen buenos defensores, pero cuando marqué el gol de penal el partido cambió en favor de nosotros, aunque pienso que nos faltó un gol más para llegar cómodos a Bogotá”. 

Así las cosas, Nápoles de Becerril deberá defender sus dos goles de diferencia cuando en la capital del país se mida a Unión Bogotá, partido que está pactado para las dos de la tarde del miércoles. 

Equipo Azul, por su parte, tendrá la posibilidad de definir su clasificación jugando como local ante Fútbol Paz de Puerto Tejada. El compromiso entre vallenatos y caucanos se disputará en la cancha José Fernando Cuadrado del barrio Las Flores de Valledupar.