11 enero, 2021

Los Arias en la etnia kankuama

Para el pueblo kankuamo el apellido Arias significa dignidad, comienzos y retos; de ahí que por 25 años le confiaron las riendas de su comunidad y ahora nuevamente esta responsabilidad la tiene otro líder con este mismo linaje.

El apellido Arias está presente en toda la etnia kankuama.

El apellido Arias en las 12 comunidades indígenas en la Sierra Nevada de Santa Marta es común, pero esto no significa que todos sean familia. Uno de los pueblos donde más predomina este apellido es en los kankuamos, asentados mayoritariamente en los corregimientos de Atánquez, Chemesquemena y La Mina, ubicados en el norte de Valledupar.

Para ellos este linaje significa dignidad, comienzos y retos; así lo describió Souldes Mestre, miembro kankuamo. “En primer lugar el apellido Arias significó para nosotros un estigma, ya que hace 10 años llevarlo era una sentencia de muerte en la espalda, pero también orgullo al ser un apellido muy tradicional con valores, empuje, gente que ha hecho cosas buenas para el pueblo a pesar que en el pasado estuvo muy estigmatizado por motivos ajenos a nosotros y a nuestro territorio”, aseveró

Cabe recordar que entre los años 1999 y 2005 los paramilitares con listas  les hacían cacería para asesinarlos por supuestamente ser colaboradores  de la guerrilla.

Los sobrevivientes de ese genocidio aseguran que primero fueron hostigados por el accionar del frente 59 de las Farc, pero el golpe más duro a la comunidad se lo propinaron las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, teniendo en cuenta que en poblaciones como Atánquez uno de cada tres indígenas tiene el apellido Arias.

Según cifras presentadas por los indígenas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre el 2001 y julio de 2004, fueron asesinados 102 kankuamos (en su mayoría eran Arias). Pese a que el 24 de septiembre de 2003 la Comisión Interamericana otorgó medidas cautelares a favor del pueblo indígena kankuamo que habita la Sierra Nevada de Santa Marta, en el primer semestre de ese año fueron asesinados 55 indígenas.

Recientemente en este pueblo hubo un cambio de gobierno luego de 25 años, tiempo en que el cabildo gobernador estuvo representado por Jaime Enrique Arias Arias, luego de tomar poder en 1995.  Este hombre, cuyos ancestros son originarios de Chemesquemena, es licenciado y especialista en administración de la educación, con amplios conocimientos y experiencia en la promoción y protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas de América y Colombia, especialmente del pueblo indígena kankuamo. Es respetado por todos en su comunidad, quienes aseguran que ahora en manos de Jaime Luis Arias Rodríguez, el reto es mayor, ya que es una persona orientada en los principios de espiritualidad que por esencia propia tiene y que le han transmitido las autoridades mayores, entre ellos Jaime Arias Arias.

Yo creo que el mensaje que colocó Jaime Luis de gobernar en unidad resume el clamor de la comunidad a pesar de que el anterior cabildo  había realizado un trabajo loable; su reto es encontrarnos como pueblo, buscar que la comunidad vaya hacia un solo lugar y buscar ante los entes que representan al Estado a nivel municipal, departamental y nacional que tomen acciones  en beneficio y permanencia del pueblo kankuamo, bien sea en infraestructura, protección del territorio y todo lo necesario para que el pueblo esté mejor”, sostuvo Souldes Mestre.

Jaime Enrique Arias Arias.

Por su parte, Iván Luquez Mindiola, actual secretario general del cabildo gobernador, indicó que al ser kankuamos todos hacen parte un mismo pueblo con las mismas apuestas estratégicas y colectivas indistintamente del apellido que representen; sin embargo, reconoce que los Arias tienen una larga trayectoria que han ido enseñando a las nuevas generaciones en conocer y defender a su cultura e identidad.

El antiguo gobernador y el actual no tienen parentesco alguno y no podría hablarse que será un mismo gobierno; obviamente somos hijos de este proceso, nos hemos formado en el mismo y hemos aprendido de nuestros mayores, de la gente que conoce de nuestra cultura e identidad y el gobernador saliente es uno de esos mayores que nos ha enseñado. No vamos a desconocer los aportes que él ha hecho, pero tanto el gobernador Jaime Luis Arias Ramírez y yo tenemos nuestra autonomía y criterio, la experiencia suficiente y formación para tomar decisiones autónomas respetando los interés generales y  la expectativas que hay de todo el pueblo ante este nuevo gobierno”, dijo Luquez Mindiola.

Añadió que con estos cambios en las directivas del pueblo kankuamo se mantienen las apuestas estratégicas alrededor de la consolidación territorial, del fortalecimiento del gobierno propio, de la autonomía, fortalecimiento de la identidad cultural, trabajar por el buen vivir y consolidad la unidad al interior del territorio más allá de las divergencias internas.

Es normal que se presenten diferencias en cualquier comunidad. Con este cambio se da un dinamismo, se impulsan los procesos y hay mayor respaldo por parte de las comunidades y mayores expectativas. Como en todos los gobiernos y procesos queríamos un cambio ya que son necesarios y conveniente. Este cambio se dio a través de un proceso que cumplió con todos los procedimientos y respetó a los derechos propios realizado en armonía”, puntualizó el líder.

LA AUTONOMÍA INDÍGENA

Desde 1991 los indígenas en Colombia gozan de autonomía.  También lo dispone la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas (ONU, 2007) que establece su derecho a la autonomía o al autogobierno en las cuestiones relacionadas con sus asuntos internos y locales, así como a disponer de los medios necesarios para financiar sus funciones autónomas. Por lo tanto, el concepto de autonomía también incluye la relación con el Estado y el modo de obtener recursos económicos a través de la coparticipación.

Igualmente implica que el gobierno indígena ejerza los poderes legislativo, ejecutivo y judicial; es decir, que tenga la capacidad para sancionar sus propias leyes y generar sus propios ingresos, por ejemplo manejando los impuestos y tasas por servicios. Este es el modelo preferido y demandado por la gran mayoría de los pueblos indígenas.

Jaime Luis Arias Ramírez.

Precisamente dentro de esta autonomía en el 2020 el Gobierno nacional firmó el Decreto 252 de 2020, el cual autorizó a las organizaciones indígenas adelantar contratación directa con las entidades del Estado.

La norma, firmada por el presidente Iván Duque; la Ministra del Interior y el director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Alberto Rodríguez, agregó un parágrafo al artículo 10 del Decreto 1088 de 1993, que regula la creación de las Asociaciones de Cabildos y/o Autoridades Tradicionales Indígenas.

En este sentido, el Decreto 252 estableció que, “además de las anteriores asociaciones, las organizaciones indígenas también podrán celebrar contratos o convenios de manera directa con las entidades estatales, de acuerdo con lo contemplado en el presente artículo y en el estatuto general de contratación de la administración pública, siempre y cuando estén conformadas exclusivamente por cabildos indígenas, resguardos indígenas, asociaciones de cabildos, asociación de autoridades u otra forma de autoridad indígena propia”.

Para la ejecución contractual, la entidad estatal deberá exigir la constitución de una garantía única que consistirá en una póliza de seguros que cubrirá suficientemente los riesgos del contrato o convenio.  De la misma manera, el decreto determinó que “la entidad estatal podrá terminar unilateralmente el contrato o convenio en caso de incumplimiento de las obligaciones a cargo de la organización indígena”.

COMPROMISOS DE JAIME LUIS ARIAS RAMÍREZ

Jaime Luis Arias Ramírez, cabildo gobernador kankuamo, dijo que representar a su  pueblo significa tener una gran responsabilidad teniendo en cuenta todo el proceso histórico que han  tenido en lo cultural, tradicional como miembros de la Sierra Nevada, fuertemente afectados por el conflicto armado.

Nuestro proceso organizativo junto a otros pueblos han tomado significancia teniendo reconocimiento no solamente a nivel local y nacional, sino también con lo que ha hecho las autoridades en cabeza del gobernador anterior y muchos otros líderes, entonces representar al pueblo kankuamo para mí es un honor y gran responsabilidad. Parte del reto de esta nueva generación es  mantener esos principios de identidad y cultura, pero sobre todo esa responsabilidad de ser parte de la Sierra Nevada, donde compartimos junto a otros pueblos esa esencia de guardianes de corazón del mundo y que en estas circunstancias estamos llamados en poder generar esa conciencia indígena y responsabilidad de unidad entre hermanos a pesar de las diferencias que se presentan”, precisó.

Subrayó que el apellido Arias es muy numeroso, pero también hay otros apellidos relevantes como los Monteros, Luquez y Villazón.

Hoy con todo el movimiento histórico que ha existido es uno de los apellidos con mayor estigmatización en el tiempo del conflicto armado porque así como hubo familias obligadas y  reclutadas,  fueron impuestas en otras dinámicas del conflicto con señalamientos por los antecedentes de unas personas que llevaron a que el apellido Arias era un signo de muerte para muchas autoridades y familias, entonces creo que ese estigma no solo es a los Arias, sino a todo el pueblo kankuamo.  Nos ha tocado demostrar que no somos pueblo de guerra sino de paz porque tenemos un principio de cuidar la naturaleza, la cultura y el buen vivir. Esa guerra y el conflicto se dio en nuestro territorio por otros intereses, poniendo en riesgo no solo al apellido Arias sino a todo el pueblo kankuamo”, dijo Arias Ramírez.

Agregó que como pueblo tienen el reto y compromiso de  subsanar heridas y brindar  posibilidades de fortalecer la capacidad productiva superando  las problemáticas sociales en la juventud, en la niñez y familia.

Nos toca  implementar estrategias más integrales para tratar los problemas estructurales que como pueblo indígenas tenemos y en conjunto con las entidades ir resolviendo esas necesidades básicas y la importancia de integrar a todas las comunidades para ejecutar planes de desarrollo territorial, reparación colectiva y apuestas que van a garantizar el goce efectivo de los derechos, pero sobre todo resolver algunos proyectos estratégicos en la producción, procesamiento de plantas, manteniendo el ejercicio propio como organización y pueblo indígena”, recalcó.

Añadió: “Nosotros invitamos a trabajar en coordinación y concertación reconociendo ese derecho de diálogo de gobierno a gobierno que nos permita avanzar en las políticas sociales para que se adecuen a la visión de los pueblos con  programas sociales en educación, infraestructura educativa, salud frente a la pandemia y post pandemia y la inversión en el área productiva que son pilares fundamentales”.

UNIÓN Y PAZ

Génesis Maestre es la nueva cabilda gobernadora de la comunidad Chiskuinya, quienes desde 2019 decidieron organizarse en oposición al gobierno que en ese entonces estaba bajo el mando de Jaime Enrique Arias.

Frente a la posesión de Jaime Luis Arias Ramírez, refirió que independiente de cada una de estas organizaciones que están dentro del territorio y fuera de este  se va a manejar un diálogo dentro de la  unión y paz, dejando claro que son  un nuevo cabildo y un nuevo gobierno.

Respetamos su gobierno con sus miembros y juntas, con sus decisiones y las designaciones que tengan. Estamos buscando la aplicación de beneficios  generales no particulares; si es de sentarse para llevar el mejoramiento en general de la comunidad, desde este gobierno, claro que sí lo estaríamos realizando con respeto. Nosotros tenemos nuestras autoridades que integran el cabildo indígena de Ckiskuinya, y el otro cabildo tiene ese respeto con nosotros porque el mensaje es no entrar en choque, sino buscar el bienestar general de las comunidades. Nosotros iniciamos en el 2019, se creó este nuevo gobierno, pero hay personas tiempo atrás que alzaron su voz en contra del gobierno que hoy está y desde el año 2006 vienen con la lucha como lo fue el movimiento Atánquez Libre, y luego se integran en el cabildo indígena de Ckiskuinya”, expresó Maestre.

Ante esto, Jaime Luis Arías Ramírez manifestó que estaría dispuesto a centrar una mesa de concertación con los movimientos que se han organizado como los Chiskuinya.

Precisamente el lema que nosotros hemos planteado para nuestro gobierno es gobernando en unidad, el cual está buscando no solamente unir a quienes hoy tienen diferencias de tipo organizativo, político, religiosa, económica, social y cultural, sino también a muchos hermanos que por razones de la vida hoy no están dentro del territorio, pero hoy tenemos que decir que está la realidad de quienes  están en desacuerdo frente a unas políticas, no solamente al gobernador y autoridades; hemos planteado que es importante consolidar un diálogo abierto, incluso con garantías. Somos una estructura de gobierno que nos regimos bajo los mandatos de un congreso, la ley de origen, un Consejo de Mayores, que es donde están los mamos y las autoridades en representación de las comunidades,  así como un cabildo político que es el que presido, donde hay un representante de cada una de las autoridades y de ahí es que nos dan legitimidad a nosotros para tener vocería en las comunidades”, recalcó.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN