16 octubre, 2013

Los testimonios de Mancuso y ‘Pablo’ contra ‘Kiko’ Gómez

En declaraciones que rindieron en septiembre a la fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Martha Lucía Zamora, los extraditados jefes paramilitares Salvatore Mancuso y Arnulfo Sánchez, alias 'Pablo', ratificaron los nexos del detenido gobernador de La Guajira, Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez Cerchar, con las Auc.

En declaraciones que rindieron en septiembre a la fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Martha Lucía Zamora, los extraditados jefes paramilitares Salvatore Mancuso y Arnulfo Sánchez, alias 'Pablo', ratificaron los nexos del detenido gobernador de La Guajira, Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez Cerchar, con las Auc.

Mancuso se sostuvo en su versión de que conoció a Gómez por intermedio del extraditado narcotraficante y exsenador, Santander Lopesierra, quien habría tenido dos reuniones con el jefe paramilitar Carlos Castaño en Córdoba y Sucre, en las que acordaron la conformación de grupos de autodefensa en La Guajira.

El paramilitar relató de nuevo el episodio de su captura el 4 de mayo de 1997, cuando fue detenido junto a Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’ y varios de sus hombres, en la carretera  Barrancas – Riohacha, en La Guajira, luego de asesinar a dos personas.

Mancuso aseguró que llamaron a varias personas, entre ellas a Lopesierra, quien corrió en su ayuda junto con otra persona a la que identificó como un señor de apellido ‘Gómez’, para que intercedieran ante las autoridades y fuesen liberados de la inspección de policía de San Juan del Cesar, en donde estuvieron recluidos tras su captura.

El exjefe de las Auc sostuvo que ese señor 'Gómez' era el actual gobernador Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez y quien en el momento de su captura era el alcalde de Barrancas (1995 y 1997).

Mancuso agregó que Lopesierra y Gómez hablaron con el comandante de la policía de Barrancas, pero que fue Carlos Castaño el que llamó al coronel Danilo González, quien viajó en un vuelo expreso a la región, y logró que los liberaran pagando un soborno al fiscal Ángel Daza, quien se había encargado del caso y resultó condenado por ese hecho.

El testimonio de ‘Pablo’

Alias ‘Pablo’, no solo confirmó el vínculo de ‘Kiko’ con las Auc y con varios homicidios, sino también el de Marcos Figueroa, alias ‘Marquitos’, a quien definió como "un comandante de la organización".

‘Pablo’, conocido como ‘El Señor del Desierto’ y quien comandó el Frente Contrainsurgencia Wayuu, fue extraditado el 17 de septiembre de 2012 a Estados Unidos y permanece recluido en una cárcel del estado de Virginia.

Allí reconoció que Gómez Cerchar era cercano a las autodefensas porque es familiar de Jorge Gnecco, uno de los señalados promotores de la entrada de los paramilitares a Cesar y La Guajira, asesinado por ‘Jorge 40’ el 11 de marzo de 2001.

Por estas versiones la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, decidió acelerar la captura de Gómez Cerchar, expedir una orden de captura internacional contra 'Marquitos' y adelantar una ofensiva para desmantelar las mafias que hoy manejan el departamento de La Guajira.

Por este motivo, explicó ‘Pablo’, los paramilitares entraron a La Guajira por el sur, es decir, por la zona de Barrancas, en la época en la que ‘Kiko’ Gómez era su alcalde y lo señalaron de haberles prestado apoyo para incursionar en esta zona.

Prueba de ello es que el extraditado paramilitar aseguró que varios de sus hombres se instalaron tanto en una finca de Gómez como en su casa en Barrancas y que, además recibían apoyo económico del político.

El exparamilitar también precisó que él era la persona que les servía de puente con miembros de la Policía y el Ejército.

La relación entre los paramilitares y Gómez Cerchar se estrecharía, en consideración de ‘Pablo’, cuando el dirigente decidió lanzarse a la Gobernación de La Guajira.

Sin embargo, habló de que en el momento en que empezó a hacer acercamientos con las Auc,  había algunas diferencias con 'Jorge 40'; entre ellas, la postura de Marcos Figueroa, alias ‘Marquitos’, quien estaba relacionado con la banda de ‘Los Curicheros’ y controlaba una gran zona de la Alta Guajira.

Él no aceptó rendirle cuentas a ‘Jorge 40’, lo que desató una guerra en la región y obligó a ‘Marquitos’ a exiliarse en Venezuela, en la región de Maracaibo, donde al parecer sigue.

Esas disputas fueron disipadas cuando ‘Kiko’ le aseguró a un intermediario del paramilitar que “las cosas de ‘40’ eran de ‘40’” y que él las respetaría.

‘Pablo’ explicó que Gómez Cerchar manejaba la policía de Barrancas y de Fonseca y también el Batallón Rondón, con el que “cuadraba cualquier operativo que fueran a hacer las Autodefensas, para que no estuviera la Fuerza Pública; todo lo que decía ‘Kiko’ era una orden”, explicó.

Este paramilitar contó además, que el político, por su cercanía a Lopesierra, ayudó a organizar un impuesto a los contrabandistas de gasolina y fue el encargado de garantizarle al Bloque Norte una tajada en los contratos de los municipios del sur de La Guajira.

En un aparte del testimonio entregado a los investigadores, ‘Pablo’ dijo que en una reunión en 2008 con Gómez, éste le aseguró que esperaba lanzarse a la gobernación y que tenía un problema con el marido de la alcaldesa, con lo que se presume que estaba hablando de Yandra Brito y su marido Henry Ustaris, quien fue asesinado al parecer por enfrentamientos con Gómez por inconformidades en el reparto de comisiones por contratos cuando Brito era la alcaldesa de ese municipio.

 ‘Pablo’ también sindicó a 'Marquitos' de ser el autor material del asesinato en 2002 de Víctor Ojeda, un contrabandista de licores en la Alta Guajira y esposo de Martha Dinora Hernández Sierra, conocida como ‘La Chachi’, también asesinada en 2012.

Después del asesinato de Ojeda, cuenta el paramilitar, ‘La Chachi’ y ‘Marquitos’ se sentaron a hablar y acordaron que por cada cargamento de droga tenían que darle una parte a la banda de ‘Los Curicheros’, grupo de sicarios de la ranchería Curiche que opera bajo el mando de Ignacio Pana Jariyú, más conocido como ‘Nacho Pana’, quien ha sido aliado de Marcos Figueroa.

Sin embargo, en su versión ante los fiscales, ‘Pablo’ dijo que ‘La Chachi’ fue asesinada por orden de Marquitos por la pérdida de un cargamento de cocaína y que este hecho había complicado la relación entre él y ‘Kiko’ Gómez.

Texto tomado de www.verdadabierta.com