Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 7 marzo, 2010

Las cábalas para el senado

Por: Jacobo Solano Cerchiaro Como en política todo el mundo hace sus cálculos, sin ser politólogo, observando lo que puede pasar con los candidatos y los escaños que tendría el departamento en el Senado de la República, es preciso revisar las cifras para ver las verdaderas posibilidades. Antes de las proyecciones, aclaro que apoyo abiertamente […]

Por: Jacobo Solano Cerchiaro

Como en política todo el mundo hace sus cálculos, sin ser politólogo, observando lo que puede pasar con los candidatos y los escaños que tendría el departamento en el Senado de la República, es preciso revisar las cifras para ver las verdaderas posibilidades.
Antes de las proyecciones, aclaro que apoyo abiertamente la idea de votar por los nuestros. Los foráneos, únicamente vienen a  captar unos cuantos votos, se van y no regresan jamás. Sin embargo, considero indispensable, la seriedad de los candidatos locales, que estén comprometidos y hagan efectivas sus propuestas, tomando acciones  en pro de la región, no un protocolo para sumar en las urnas.
Vamos por partes. En primer orden arranquemos con uno de los ganadores, se trata de Ape Cuello, elocuente y sólido, a pesar del desgaste por todos los procesos en su contra; la Corte, decidió archivar la investigación por el caso de la para política. Es un joven con una plataforma bien estructurada, con experiencia en el congreso, esperemos que haga más por el Cesar ahora que sea Senador. Seguimos con Jorge Ballesteros que está muy complicado, me atrevo a predecir que se quema, a pesar de contar con el apoyo gubernamental. La Guajira está muy fraccionada con candidatos propios y de ñapa se le atravesó el hijo del gobernador, Jorge Pérez Smith, que va por Cambio Radical, que tampoco sale, pero le hará un hueco enorme, y sumado a eso, la lista de la U está muy fuerte a nivel nacional y necesitara muchos más votos para salir.
El caso de Félix Valera es parecido, el muchacho ha trabajado duro, preocupado por los problemas del departamento y quiere aportar sus ideas, el gobernador esta jugando con él y le acomodará votos, pero la lista del partido Verde es débil y no se sabe si alcanzara el umbral.
Aldo Cadena, con el aval del Polo, su propuesta esta basada en críticas al actual gobierno y no se compromete con nada, será otro de los tantos quemados. Jesús Rosado, de Apertura Liberal, no tienen nada que hacer en la contienda, es una candidatura para figurar, pero no para ganar. Manuel Mazenet, triunfará, pero no por los pocos votos del Cesar, sino porque cuenta con gran apoyo en su departamento, Magdalena, donde lo mantienen como fijo senador del Pin.
En Fonseca, se presenta un caso particular, dos candidatos se disputan los votos locales, lo coherente sería que sus habitantes se unieran en torno a ellos y los respaldaran, mostrando el sentido de pertenencia: Stivenson Marulanda, aunque lo vimos poco en los foros, viene desde hace rato en acción, promoviendo cambios en la salud, su gran fortaleza, hablando de frente, demostrado que se puede hacer campaña sin tanto dinero.
Tiene una meta de 40.000 sufragios, con los cuales tendría un escaño asegurado; preocupa la lista de Fajardo, con sólo 23 candidatos, no tiene el umbral garantizado, esperemos que lo logren, sería un partido diferente que le brindaría oxigeno al Congreso. También emerge Juan Bernardo Ariza que ha ido de menos a más, tomando fuerza y hoy, está en un punto de equilibrio inmejorable, que lo apunta como, la gran sorpresa; todos hablan del joven que con poco ha hecho mucho y tiene a varios caciques peligrando, cuenta con buena aceptación por el tipo de propuestas que hace, además, la alianza con los empresarios de las apuestas, le garantiza soporte económico y una buena votación para salir elegido.

[email protected]

Columnista
7 marzo, 2010

Las cábalas para el senado

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Jacobo Solano Cerchiaro

Por: Jacobo Solano Cerchiaro Como en política todo el mundo hace sus cálculos, sin ser politólogo, observando lo que puede pasar con los candidatos y los escaños que tendría el departamento en el Senado de la República, es preciso revisar las cifras para ver las verdaderas posibilidades. Antes de las proyecciones, aclaro que apoyo abiertamente […]


Por: Jacobo Solano Cerchiaro

Como en política todo el mundo hace sus cálculos, sin ser politólogo, observando lo que puede pasar con los candidatos y los escaños que tendría el departamento en el Senado de la República, es preciso revisar las cifras para ver las verdaderas posibilidades.
Antes de las proyecciones, aclaro que apoyo abiertamente la idea de votar por los nuestros. Los foráneos, únicamente vienen a  captar unos cuantos votos, se van y no regresan jamás. Sin embargo, considero indispensable, la seriedad de los candidatos locales, que estén comprometidos y hagan efectivas sus propuestas, tomando acciones  en pro de la región, no un protocolo para sumar en las urnas.
Vamos por partes. En primer orden arranquemos con uno de los ganadores, se trata de Ape Cuello, elocuente y sólido, a pesar del desgaste por todos los procesos en su contra; la Corte, decidió archivar la investigación por el caso de la para política. Es un joven con una plataforma bien estructurada, con experiencia en el congreso, esperemos que haga más por el Cesar ahora que sea Senador. Seguimos con Jorge Ballesteros que está muy complicado, me atrevo a predecir que se quema, a pesar de contar con el apoyo gubernamental. La Guajira está muy fraccionada con candidatos propios y de ñapa se le atravesó el hijo del gobernador, Jorge Pérez Smith, que va por Cambio Radical, que tampoco sale, pero le hará un hueco enorme, y sumado a eso, la lista de la U está muy fuerte a nivel nacional y necesitara muchos más votos para salir.
El caso de Félix Valera es parecido, el muchacho ha trabajado duro, preocupado por los problemas del departamento y quiere aportar sus ideas, el gobernador esta jugando con él y le acomodará votos, pero la lista del partido Verde es débil y no se sabe si alcanzara el umbral.
Aldo Cadena, con el aval del Polo, su propuesta esta basada en críticas al actual gobierno y no se compromete con nada, será otro de los tantos quemados. Jesús Rosado, de Apertura Liberal, no tienen nada que hacer en la contienda, es una candidatura para figurar, pero no para ganar. Manuel Mazenet, triunfará, pero no por los pocos votos del Cesar, sino porque cuenta con gran apoyo en su departamento, Magdalena, donde lo mantienen como fijo senador del Pin.
En Fonseca, se presenta un caso particular, dos candidatos se disputan los votos locales, lo coherente sería que sus habitantes se unieran en torno a ellos y los respaldaran, mostrando el sentido de pertenencia: Stivenson Marulanda, aunque lo vimos poco en los foros, viene desde hace rato en acción, promoviendo cambios en la salud, su gran fortaleza, hablando de frente, demostrado que se puede hacer campaña sin tanto dinero.
Tiene una meta de 40.000 sufragios, con los cuales tendría un escaño asegurado; preocupa la lista de Fajardo, con sólo 23 candidatos, no tiene el umbral garantizado, esperemos que lo logren, sería un partido diferente que le brindaría oxigeno al Congreso. También emerge Juan Bernardo Ariza que ha ido de menos a más, tomando fuerza y hoy, está en un punto de equilibrio inmejorable, que lo apunta como, la gran sorpresa; todos hablan del joven que con poco ha hecho mucho y tiene a varios caciques peligrando, cuenta con buena aceptación por el tipo de propuestas que hace, además, la alianza con los empresarios de las apuestas, le garantiza soporte económico y una buena votación para salir elegido.

[email protected]