Publicidad
Categorías
Categorías
General - 17 febrero, 2010

“La venta ilegal de gasolina es una bomba de tiempo”

A la vista de todos, los pimpineros ejercen este oficio a pesar de que conocen el riesgo al que exponen sus vidas, la de sus familias y la de su vecindario. Luego del accidente registrado el pasado lunes, en el que murieron calcinadas seis personas y una más resultó herida, tras estrellarse un Renault 12 […]

A la vista de todos, los pimpineros ejercen este oficio a pesar de que conocen el riesgo al que exponen sus vidas, la de sus familias y la de su vecindario.

Luego del accidente registrado el pasado lunes, en el que murieron calcinadas seis personas y una más resultó herida, tras estrellarse un Renault 12 cargado con gasolina de contrabando con un vehículo de servicio público, el secretario de Gobierno Municipal, Robert Romero, llamó la atención sobre la problemática de esta actividad ilegal que implica el fenómeno social del desempleo: “muchas personas ven en este oficio una forma de ganarse el sustento, a pesar de que conocen el riesgo al que exponen sus vidas, las de sus familias y vecinos”, señaló el funcionario.
Romero Ramírez manifestó que si bien es cierto que la Policía ejerce controles, hay que incrementarlos, ya que la proliferación de  ventas en las calles y en las viviendas  indica que ha aumentado esta actividad ilegal.
Lo grave de la situación es según el Secretario de Gobierno, la forma en la que se ejerce el oficio, teniendo en cuenta que estas personas depositan el hidrocarburo en sus casas  sin ningún tipo de seguridad, convirtiéndose en una “bomba de tiempo”, que en cualquier momento  podría ocasionar una tragedia de grandes magnitudes.
El funcionario reveló que  la actividad se ha venido observando en barrios populares sobre la carrera cuarta.  Sin embargo, en la actualidad también prolifera este tipo de negocios en sitios residenciales de otros estratos.
Ante esta problemática, la Administración Municipal convocará a la Policía a una reunión para revisar el tema de los controles que se están ejerciendo en Valledupar  para disminuir la actividad ilícita y tratar de establecer mecanismos tendientes a acabar con este negocio que genera riesgos en toda la comunidad.

General
17 febrero, 2010

“La venta ilegal de gasolina es una bomba de tiempo”

A la vista de todos, los pimpineros ejercen este oficio a pesar de que conocen el riesgo al que exponen sus vidas, la de sus familias y la de su vecindario. Luego del accidente registrado el pasado lunes, en el que murieron calcinadas seis personas y una más resultó herida, tras estrellarse un Renault 12 […]


A la vista de todos, los pimpineros ejercen este oficio a pesar de que conocen el riesgo al que exponen sus vidas, la de sus familias y la de su vecindario.

Luego del accidente registrado el pasado lunes, en el que murieron calcinadas seis personas y una más resultó herida, tras estrellarse un Renault 12 cargado con gasolina de contrabando con un vehículo de servicio público, el secretario de Gobierno Municipal, Robert Romero, llamó la atención sobre la problemática de esta actividad ilegal que implica el fenómeno social del desempleo: “muchas personas ven en este oficio una forma de ganarse el sustento, a pesar de que conocen el riesgo al que exponen sus vidas, las de sus familias y vecinos”, señaló el funcionario.
Romero Ramírez manifestó que si bien es cierto que la Policía ejerce controles, hay que incrementarlos, ya que la proliferación de  ventas en las calles y en las viviendas  indica que ha aumentado esta actividad ilegal.
Lo grave de la situación es según el Secretario de Gobierno, la forma en la que se ejerce el oficio, teniendo en cuenta que estas personas depositan el hidrocarburo en sus casas  sin ningún tipo de seguridad, convirtiéndose en una “bomba de tiempo”, que en cualquier momento  podría ocasionar una tragedia de grandes magnitudes.
El funcionario reveló que  la actividad se ha venido observando en barrios populares sobre la carrera cuarta.  Sin embargo, en la actualidad también prolifera este tipo de negocios en sitios residenciales de otros estratos.
Ante esta problemática, la Administración Municipal convocará a la Policía a una reunión para revisar el tema de los controles que se están ejerciendo en Valledupar  para disminuir la actividad ilícita y tratar de establecer mecanismos tendientes a acabar con este negocio que genera riesgos en toda la comunidad.