Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 17 marzo, 2019

La escasa utilidad pública de la Escuela ‘Leo Gómez’

La imagen de las nuevas instalaciones no es la mejor por cuenta del vandalismo y de la falta de protección por parte del Gobierno.

Con bombos y platillos se inauguró el pasado 27 de abril la Escuela de Formación Artística Leonardo Gómez Jr., una obra pública de más de $2,300 millones, pero esta no ha tenido el ritmo que la comunidad esperaba, sólo tuvo una temporada de funcionamiento el año pasado y en 2019 no se ha dictado la primera clase.

Entendemos todos los traspiés que se pueden presentar en la administración pública, pero evidentemente no ha habido armonía en la ejecución de este proyecto.

La imagen de las nuevas instalaciones no es la mejor por cuenta del vandalismo y de la falta de protección por parte del Gobierno. Allí hay un celador encerrado, fiel testigo de cómo se roban las luminarias de la escuela que hoy debería estar formando a gran parte del relevo generacional en el vallenato.

Si se queda corta la seguridad privada, pagada con nuestros impuestos, que sólo puede resguardar lo que hay dentro de las instalaciones, debe haber compromiso de la Policía Nacional, porque un sitio tan importante para la formación de nuestros músicos no debe tener dos ambientes; uno alegre en el día y otro lúgubre en la noche, debido al robo de las luminarias y otros actos vandalicos.

Aquí hay responsabilidad compartida, de la administración municipal y de la comunidad que también ha sido pasiva ante los vándalos que están desvalijando el exterior de la escuela, situación que explicamos en detalle con una noticia publicada en esta misma edición.

Esta es una inversión muy valiosa, tanto en lo económico como en lo cultural. Por ende esperamos que con este proyecto surjan más artistas como Leonardo Gómez, que enriquezcan el folclor vallenato y dejen un legado para quienes vienen atrás haciendo carrera en el género.

Celebramos que esté abierta la convocatoria para el primer calendario de enseñanza de este año, cuyas clases deben comenzar en abril, antes de cumplirse el primer aniversario, en el marco de la versión 52 del Festival de la Leyenda Vallenata.

Editorial
17 marzo, 2019

La escasa utilidad pública de la Escuela ‘Leo Gómez’

La imagen de las nuevas instalaciones no es la mejor por cuenta del vandalismo y de la falta de protección por parte del Gobierno.


Con bombos y platillos se inauguró el pasado 27 de abril la Escuela de Formación Artística Leonardo Gómez Jr., una obra pública de más de $2,300 millones, pero esta no ha tenido el ritmo que la comunidad esperaba, sólo tuvo una temporada de funcionamiento el año pasado y en 2019 no se ha dictado la primera clase.

Entendemos todos los traspiés que se pueden presentar en la administración pública, pero evidentemente no ha habido armonía en la ejecución de este proyecto.

La imagen de las nuevas instalaciones no es la mejor por cuenta del vandalismo y de la falta de protección por parte del Gobierno. Allí hay un celador encerrado, fiel testigo de cómo se roban las luminarias de la escuela que hoy debería estar formando a gran parte del relevo generacional en el vallenato.

Si se queda corta la seguridad privada, pagada con nuestros impuestos, que sólo puede resguardar lo que hay dentro de las instalaciones, debe haber compromiso de la Policía Nacional, porque un sitio tan importante para la formación de nuestros músicos no debe tener dos ambientes; uno alegre en el día y otro lúgubre en la noche, debido al robo de las luminarias y otros actos vandalicos.

Aquí hay responsabilidad compartida, de la administración municipal y de la comunidad que también ha sido pasiva ante los vándalos que están desvalijando el exterior de la escuela, situación que explicamos en detalle con una noticia publicada en esta misma edición.

Esta es una inversión muy valiosa, tanto en lo económico como en lo cultural. Por ende esperamos que con este proyecto surjan más artistas como Leonardo Gómez, que enriquezcan el folclor vallenato y dejen un legado para quienes vienen atrás haciendo carrera en el género.

Celebramos que esté abierta la convocatoria para el primer calendario de enseñanza de este año, cuyas clases deben comenzar en abril, antes de cumplirse el primer aniversario, en el marco de la versión 52 del Festival de la Leyenda Vallenata.