2 junio, 2020

La dura carta de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada a la Corte Constitucional

En cerca de diez puntos la autoridad indígena expone aquellas causas que ocasionaron la actual crisis. En primer lugar, aseguran, “la industria minero-energética se está enquistando con fuerza en el territorio ancestral”.

A través de una petición, los cuatros pueblos indígenas que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta: arhuacos, wiwas, koguis y kankuamos, hicieron un llamado a la Corte Constitucional junto a otras instituciones como la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo, para que se proceda de manera inmediata “a proteger los derechos fundamentales, territoriales, culturales y ambientales de los cuatro pueblos indígenas”, esto dentro de en fallo unificado de acciones de tutela, proceso que lleva más de un año de estar en la Corte Constitucional.

En un segundo punto de la petición aseguran que  están viviendo la peor época de su historia de vida republicana en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Todos los males o plagas que habían llegado y que mediana o moderadamente se había detenido en gobiernos pasados, se han recrudecido con intensidad en el Gobierno actual”, reza la petición firmada por Rogelio Mejía Izquierdo, gobernador de las comunidades indígenas arhuacas de La Sierra Nevada de Santa Marta, en la jurisdicción de los departamentos de Magdalena y La Guajira.

PROBLEMAS

En cerca de diez puntos la autoridad indígena expone aquellas causas que ocasionaron la actual crisis. En primer lugar, aseguran, “la industria minero-energética se está enquistando con fuerza en el territorio ancestral”.

En un segundo punto exponen que la guaquería volvió a practicarse en alta proporción en el territorio ancestral después de tres décadas de haberse mermado. La guaquería consiste en la búsqueda de los entierros indígenas, también llamadas guacas, de interés  económico para muchas personas.  A esos males le sumaron la minería ilegal, los cultivos con fines ilícitos, como la hoja de coca, y  el turismo.

Además, los pueblos indígenas acusaron la pérdida de predios. “En la zona de ampliación de nuestros resguardos, muchos predios fueron comprados por cientos de turistas extranjeros, como italianos, israelíes, ingleses y españoles, entre otros, quienes han construido lujosos hostales, todo esto, porque la Agencia Nacional de Tierras no quiso comprar los predios y porque el gobierno del señor presidente Iván Duque Márquez suspendió el programa ‘Guardabosques Corazón del Mundo’”, agrega el documento.

Para terminar, concluye la petición, llegó la pandemia de la covid-19, “y con ello la discriminación, pues el Gobierno nacional no ha querido implementar una política de atención diferencial con enfoque étnico”. “No nos están atendiendo, nos estamos muriendo de hambre, no hay proyectos productivos”, sentencian.