21 julio, 2021

Por una promesa de diálogo, jóvenes guajiros levantaron huelga de hambre

Por más de 18 días los manifestantes se mantuvieron asentados en el parque Simón Bolívar de la ciudad de Riohacha, solicitando una mesa de diálogo con el Gobierno nacional para abordar las problemáticas sociales y económicas de La Guajira.

La primera mesa de diálogo se realizará el próximo 27 de julio.

FOTO: CORTESÍA.

Los nueve jóvenes del Movimiento Juvenil Diverso del departamento de La Guajira levantaron el pasado 20 de julio, en horas de la noche,  la huelga de hambre de más de 18 días que realizaron en el parque Simón Bolívar de la ciudad de Riohacha debido a que el viceministro del Interior, Carlos Baena, se desplazó hasta el lugar y sostuvo una reunión con los huelguistas que dio como fruto un acuerdo para que se les brindara a los jóvenes las tan esperadas mesas de diálogo para abordar las problemáticas de ese departamento.

En ese sentido, Baena firmó un acuerdo que establece que se realizarán a partir del próximo 27 de julio mesas de trabajo con los diferentes sectores sociales y económicos de La Guajira para escuchar el pliego de peticiones y dificultades que atraviesa la población de dicho territorio.

De acuerdo con el funcionario público, se atenderán los requerimientos de los ciudadanos en cuanto al servicio de salud, educación, agua potable, atención a la primera infancia, entre otros aspectos. Durante el proceso los Ministerios y las Agencias del Estado harán un seguimiento de las mesas de trabajo cada 15 días para que los jóvenes puedan hablar con los autores de la política pública.

“Vamos a generar todos los espacios para dialogar con los jóvenes ante las diferentes instituciones del Gobierno nacional. Tuvimos un apoyo muy grande de la Gobernación de La Guajira y de la Alcaldía de Riohacha en cuanto a las problemáticas que manifestaban los huelguitas, por lo que pudimos hacer un plan muy concreto para responder a esas peticiones”, comentó Baena.

En ese orden de ideas, el viceministro del Interior resaltó la forma en la que los jóvenes se pronunciaron para defender los derechos de la población de ese territorio. Acotó que los mecanismos de protesta pacífica como el utilizado por los huelguistas es “un ejemplo de manifestación que evidencia que se pueden lograr avances” sin caer en la violencia.  

Por otro lado, Luis Fernando Lobo, partícipe de la huelga, comentó que están en la disposición de conectar a las comunidades indígenas con el Gobierno nacional para que los grupos étnicos y el Estado puedan tener espacios de diálogo fructíferos enmarcados en la paz y en la búsqueda de acciones para mejorar las condiciones de vida de los pueblos indígenas de ese departamento.

Ahora queda en manos del Gobierno nacional cumplir con estos compromisos. Esperamos que no sea ‘letra muerta’, vamos a seguir luchando para que La Guajira tenga un mejor destino”, recalcó Lobo.

De parte de la administración departamental, el secretario de Gobierno de La Guajira, Jairo Aguilar, manifestó su agradecimiento a todos los actores sociales debido a que en ese territorio “no se ha lanzado una sola piedra, logrando que venga el Gobierno nacional a escuchar a nuestros jóvenes”.

LAS MESAS DE TRABAJO

Las reuniones se realizarán cada ocho días por sectores durante un periodo de dos meses. El proceso contará con el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, la Personería Municipal, la Contraloría General de la Nación y una organización internacional.

La primera mesa de trabajo que se llevará a cabo el próximo 27 de julio abordará todo lo referente a la Sentencia T-302 de 2017, de la Corte Constitucional, la cual establece los mecanismos para la protección de los niños y niñas del pueblo wayuu.

Luego se realizarán las mesas de agricultura, territorio, agua y medio ambiente, minero energética, de salud, educación, ciencia y tecnología, cultura étnica, mujer y género y por último deportes y juventud.

La huelga de hambre que impulsó la creación de dichas mesas de trabajo fue protagonizada Eliel Castillo, Luis Fernando Lobo, Limbano Díaz, Yarley Molina, Jefferson Palmar, Beatriz Salas, Andrés Barliza, Jissaac González y Emmanuel Rangel. Los últimos cuatro integrantes desistieron por afectaciones de salud, pero siguieron apoyando la manifestación desde sus hogares.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.