Publicidad
Categorías
Categorías
Mundo - 6 agosto, 2020

Japón conmemora los 75 años de la bomba atómica de Hiroshima

La pandemia de la covid-19 impidió que se realizara la tradicional ceremonia de las linternas flotantes en homenaje a las víctimas.

Con una ceremonia sin asistencia de público, este jueves Japón conmemoró los 75 años del ataque de la bomba atómica cometido por Estados Unidos contra Hiroshima el 6 de agosto de 1945 en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

Lee también: Explosión en Beirut dejó más de 100 personas muertas y al menos 4.000 heridos

El homenaje a las víctimas contó con la presencia de supervivientes de la bomba atómica, así como descendientes de las víctimas, algunos representantes extranjeros y el primer ministro japonés Shino Abe, quien expresó: “Me comprometo a hacer cuanto pueda para lograr un mundo sin armas nucleares y una paz duradera”.

Por su parte, el alcalde Kazumi Matsui dijo: “Nunca debemos permitir que se repita este pasado doloroso”.

Durante el evento hubo una oración silenciosa para marcar el instante en el que la bomba atómica explotó en el cielo de Hiroshima hace 75 años. Por otro lado, la ceremonia de las linternas flotantes de Hiroshima, que cada 6 de agosto se lanzan al agua al caer la noche en memoria de las víctimas, tuvo que ser cancelada al igual que otras conmemoraciones.

No dejes de leer: Juez ordenó arresto domiciliario para abogado Diego Cadena

Por su parte, el papa Francisco envió un mensaje desde el Vaticano para que las naciones busquen la paz y “depongan las armas de guerra”, especialmente las más poderosas y destructivas como las armas nucleares.

Nunca ha estado más claro que, para que la paz florezca, es necesario que todos los pueblos depongan las armas de guerra, y especialmente las más poderosas y destructivas: las armas nucleares que pueden paralizar y destruir ciudades enteras, países enteros”, dijo Francisco.

Añadió: “¡Que las voces proféticas de los sobrevivientes hibakusha de Hiroshima y Nagasaki continúen sirviéndonos de advertencia a nosotros y a las generaciones venideras!”.

Te puede interesar: Falleció el cabildo gobernador Santos Sauna

La bomba ‘Little Boy’ mató a unas 140.000 personas en Hiroshima. Muchas víctimas murieron en el acto, y muchas otras como consecuencia de las heridas o de la radiación durante las semanas y meses siguientes. Tres días más tarde, Estados Unidos soltó otra bomba A en Nagasaki, causando 74.000 muertos.

Estas dos bombas con una potencia destructiva hicieron que el 15 de agosto de 1945 el emperador Hirohito anunciara a sus súbditos la capitulación ante los Aliados, marcando así el final de la Segunda Guerra Mundial.

Con información de EFE y Aciprensa.

Mundo
6 agosto, 2020

Japón conmemora los 75 años de la bomba atómica de Hiroshima

La pandemia de la covid-19 impidió que se realizara la tradicional ceremonia de las linternas flotantes en homenaje a las víctimas.


Con una ceremonia sin asistencia de público, este jueves Japón conmemoró los 75 años del ataque de la bomba atómica cometido por Estados Unidos contra Hiroshima el 6 de agosto de 1945 en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

Lee también: Explosión en Beirut dejó más de 100 personas muertas y al menos 4.000 heridos

El homenaje a las víctimas contó con la presencia de supervivientes de la bomba atómica, así como descendientes de las víctimas, algunos representantes extranjeros y el primer ministro japonés Shino Abe, quien expresó: “Me comprometo a hacer cuanto pueda para lograr un mundo sin armas nucleares y una paz duradera”.

Por su parte, el alcalde Kazumi Matsui dijo: “Nunca debemos permitir que se repita este pasado doloroso”.

Durante el evento hubo una oración silenciosa para marcar el instante en el que la bomba atómica explotó en el cielo de Hiroshima hace 75 años. Por otro lado, la ceremonia de las linternas flotantes de Hiroshima, que cada 6 de agosto se lanzan al agua al caer la noche en memoria de las víctimas, tuvo que ser cancelada al igual que otras conmemoraciones.

No dejes de leer: Juez ordenó arresto domiciliario para abogado Diego Cadena

Por su parte, el papa Francisco envió un mensaje desde el Vaticano para que las naciones busquen la paz y “depongan las armas de guerra”, especialmente las más poderosas y destructivas como las armas nucleares.

Nunca ha estado más claro que, para que la paz florezca, es necesario que todos los pueblos depongan las armas de guerra, y especialmente las más poderosas y destructivas: las armas nucleares que pueden paralizar y destruir ciudades enteras, países enteros”, dijo Francisco.

Añadió: “¡Que las voces proféticas de los sobrevivientes hibakusha de Hiroshima y Nagasaki continúen sirviéndonos de advertencia a nosotros y a las generaciones venideras!”.

Te puede interesar: Falleció el cabildo gobernador Santos Sauna

La bomba ‘Little Boy’ mató a unas 140.000 personas en Hiroshima. Muchas víctimas murieron en el acto, y muchas otras como consecuencia de las heridas o de la radiación durante las semanas y meses siguientes. Tres días más tarde, Estados Unidos soltó otra bomba A en Nagasaki, causando 74.000 muertos.

Estas dos bombas con una potencia destructiva hicieron que el 15 de agosto de 1945 el emperador Hirohito anunciara a sus súbditos la capitulación ante los Aliados, marcando así el final de la Segunda Guerra Mundial.

Con información de EFE y Aciprensa.