30 enero, 2016

Indígenas arhuacos restringen entrada a la Sierra Nevada

Historia, tradición, cultura, se perciben en cada rincón de Nabusímake, hoy un territorio nativo de la etnia Arhuaca.

La resolución número 002 del 17 de enero de 2016, establece “la prohibición del ingreso de turistas al Resguardo y Territorio Indígena del Pueblo Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta”, medida que es tomada por el Resguardo Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Las autoridades tradicionales indígenas del pueblo Arhuaco en ejercicio de las facultades conferidas en la Ley de Origen, la Constitución Política y demás normas pertinentes, considera que la actividad del turismo y la presencia de miembros ajenos al pueblo Arhuaco, en especial aquellas personas que adelantan actividades de adoctrinamiento religioso u otras ajenas a los usos y costumbres tradicionales, ha sido consideradas lesivas de la integridad cultural, social y económica de las comunidades y sus miembros, por lo cual tiempo atrás se encuentra proscrita del territorio Arhuaco.

La decisión fue tomada en el centro ceremonial y político del Pueblo Arhuaco Nabusímake, con las autoridades de la etnia en cabeza del Cabildo Gobernador, José María Arroyo, se analizó y se decidió prohibir el acceso a turistas, como activistas religiosos y en general a las personas ajenas a esa comunidad indígena que no tengan previa autorización de las autoridades, exceptuando a los familiares de los residentes en el territorio.

De esta manera, el Resguardo Arhuaco resolvió “prohibir la actividad del turismo y de la presencia de personas ajenas a los miembros del pueblo Arhuaco en los resguardos y territorios indígenas de propiedad del mismo”.

Aclaró el documento firmado por el Cabildo Gobernador y el secretario General, Hermes Torres, que existen excepciones como funcionarios del Gobierno Nacional y las personas que cuentan con permiso previo y expreso de la autoridad tradicional cuya motivación no tenga relación alguna con actividades turísticas o proselitismos religiosos.

Esta resolución comenzará a regir a partir del 1 de febrero de este año y modifica o deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Este medio intentó comunicarse con el alcalde de Pueblo Bello, Juan Francisco Villazón, para conocer su concepto sobre esta decisión, pero el mandatario no respondió los llamados y mensajes a su teléfono.

Historia, tradición, cultura, se perciben en cada rincón de Nabusímake, hoy un territorio nativo de la etnia Arhuaca.

Por Carlos Mario Jiménez
carlos.jimenez@elpilon.com.co

 

Siguenos como @El_Pilon