6 abril, 2010

Hernando Molina Céspedes, Un gran ciudadano

Y ADEMAS…….. Por: Alberto Herazo P. Los días nos sorprenden con la muerte  de  amigos  y personas vinculadas a nosotros  socialmente y familiarmente. Esta  vez, duele hondamente registrar  la desaparición  de  Hernando  Molina  Céspedes, un destacado  ciudadano, miembro muy distinguido  de  la  sociedad vallenata y patillalera.  Se va  Hernando  y deja un recuerdo de esos […]

Y ADEMAS……..

Por: Alberto Herazo P.

Los días nos sorprenden con la muerte  de  amigos  y personas vinculadas a nosotros  socialmente y familiarmente. Esta  vez, duele hondamente registrar  la desaparición  de  Hernando  Molina  Céspedes, un destacado  ciudadano, miembro muy distinguido  de  la  sociedad vallenata y patillalera.  Se va  Hernando  y deja un recuerdo de esos que pocos colombianos y vallenatos consiguen.  Gran  empresario, ganadero, agricultor, político y militar, excelente miembro de familia y como si fuera poco caballero intachable.
La  muerte  de  Hernando Molina, ocurrida en la madrugada del jueves santo, no sólo es motivo del dolor más profundo para sus hijos, para todos sus familiares, para quienes lo conocieron y amaron, sino para el Cesar y el país. Como en cualquier parte del mundo, cuando se ve partir a uno de sus seres excepcionales.
Ha muerto, sobretodo, un hombre sencillo, sano y bueno.  Su carácter sin dobleces le ganó el efecto de cuántos le conocieron de cerca y de lejos. Fue una persona de honestidad inmaculada.  No supo jamás de rencores, de odios, ni admitió que en su espíritu sencillo, bondadoso, compasivo y alegre entrara ni la sombra de una pasión mezquina. Tendió su mano generosa a todas las causas benéficas para el mejoramiento de su tierra y conciente de que su posición le permitía desplegar en la sociedad una influencia trascendental, la ejerció sin vacilaciones en cuanto pudiera contribuir para que su tierra Valledupar fuera una ciudad respetable.  Fue así como participó en la creación del departamento del Cesar y en la gestación del Festival Vallenato.
No era vulnerable a los elogios y vanidades, muchas veces se dio el lujo y gusto de rechazar ofrecimientos como el  de ser gobernador del Cesar. Fue  amigo  personal  del expresidente  Alfonso  López Michelsen y se codeó permanentemente  con lo más granado de la sociedad bogotana.
Se casó con Consuelo Araujonoguera, fue un gran padre, tuvo tiempo siempre para sus hijos y los  guió con ejemplo y sabiduría, con disciplina, pero también con infinito  amor.  Vete tranquilo, Hernando, que cumpliste como padre, esposo, abuelo y como ser humano.  Y tu legado será la guía y gran reto para tus  hijos.
Comparto entrañablemente, con entero corazón en compañía de mi familia  Alguita Molina, José  Alberto y  Tatiana;   Javier y  Adriana;  Werner  y Olga  Lucia, Silvia Carolina el  duelo que aflige a los suyos y, en especial a sus  hijos Hernandito y Katica, Valerio y María Mercedes, Rodolfo, Ricardo y Sildana, y Andrés Alfredo.  El sepelio fue  una demostración de cariño y afecto.  Paz en su tumba.

CUATRO TEMAS POLEMICOS Y SUS AUTORES

Voy  a tratar cuatro temas que han sido noticia y objeto de una gran polémica y me refiero:  A la  tarima Francisco El  Hombre, Plaza  Alfonso López,  El POT, el monumento a  Santo Ecce  Homo y el control físico de la  ciudad.
LA TARIMA:  Tema candente por tratarse de que esta situada dentro de la Plaza  Alfonso López, que es “un sitio emblemático”, y además, se encuentra localizada dentro de las  ocho manzanas declara  como patrimonio histórico.   Culpable  que estemos en este lío:  Un  fallo de  acción popular interpuesto por  el Arquitecto Villanuevero Gerardo Orozco,  en junio  de  2008, ante  el Juzgado Sexto Administrativo  del Circuito de Valledupar.   Inicialmente se pensó  que  era  una solicitud  seria,  pero perdió importancia cuando nos enteramos de que atrás de esta acción popular había intereses de tipo económico.  Al autor de la acción popular se le cancelaron según informe  $5.000.000, por  sólo ganar la tutela. Vea Usted, en vez de interponer la acción popular en Villanueva, su tierra natal vino a  jodernos  a todos.  El otro culpable:  el Municipio de  Valledupar por ser tan indiferente al caso y no interponer los recursos a tiempo.  Quiero aclarar que todo sucedió en la administración pasada.  POT: Es una de la más valiosa herramientas de planificación con que cuenta los alcaldes.  A pesar que  el POT fija los objetivos, estrategias, políticas y acciones para regular la intervención del territorio tampoco se le ha parado bolas. Culpable de que el POT esté estancado: Algunos  alcaldes que no han alcanzado a medir  el calado y la envergadura que entraña este régimen normativo y los otros culpables que  ellos saben porque se los digo son los  concejales. Aquí se juegan muchos intereses económico  ¿o no es  así?.

MONUMENTO  A  SANTO ECCE HOMO: Culpable es la  alcaldía, no la actual por ocupar  sitio de reserva forestal y autorizar la  construcción sin la previa licencia ambiental.  Control Físico: Culpable de este despelote la Oficina  de Planeación Municipal.  Aquí nadie solicita licencia de construcción y hacen lo que  quieren incluido los  arquitectos.

POSDATA:

Cualquiera  que  quiera opinar  sobre  estos temas, debe  hacerlo es su deber.

Siguenos como @El_Pilon