Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 7 abril, 2010

Generación de empleo en la región

Por: Basilio Padilla Este tema cobra una vigencia importante debido a varios factores por los cuales estamos atravesando. En primer lugar, el fin de los esfuerzos reeleccionistas del presidente Uribe y las esperanzas de la gran segunda etapa de desarrollo, como es la social. Comprendimos y entendimos muy bien el gran énfasis que la administración […]

Por: Basilio Padilla

Este tema cobra una vigencia importante debido a varios factores por los cuales estamos atravesando. En primer lugar, el fin de los esfuerzos reeleccionistas del presidente Uribe y las esperanzas de la gran segunda etapa de desarrollo, como es la social.
Comprendimos y entendimos muy bien el gran énfasis que la administración Uribe le dio a la seguridad democrática, y nuestros agradecimientos son inmensos por el trabajo bien hecho que mejoró la situación de desespero en que vivíamos, acosados por los diarios secuestros y tratados como individuos carentes de todo derecho humano. Ojala esta época negra en nuestro país, jamás se vuelva a presentar, donde vivíamos sin poder trasladarnos a ninguna parte y si lo hacíamos era con el temor de  ser secuestrados.
Los candidatos presidenciales que aspiran a tomar las riendas de un país en relativa paz, definitivamente le deben dar más énfasis a la situación social y de desempleo en que se encuentra el país. Con la excepción de uno o dos de ellos no he visto los programas diseñados a crear los estímulos para mover nuestra economía y al mismo tiempo disminuir las elevadas tasas de desempleo. Es a lo que le llamamos la gran segunda etapa social de nuestras  regiones y nuestro país.
Realmente debemos mirar el modelo del presidente Obama, donde se le han inyectado billones y billones a la economía, en términos de ayuda a muchos sectores económicos como el de bienes raíces, pequeños empresarios para que empleen más gente, compañías grandes que estaban al borde de irse a la bancarrota, el sector bancario para que haga prestamos con mayores facilidades y a los intereses más bajos de la historia, el sector automovilístico que rápidamente como vimos la semana pasada ya se encuentra en total reivindicación. Otros factores, como la debilidad del dólar frente al Euro, hacen que Europa compre más productos americanos e incremente el turismo hacia los E.U.
La China permanece en un gran ciclo de desarrollo, aunque con muchas limitaciones estatales, el gran problema del medio ambiente, una gran desigualdad social entre pobres y ricos, es decir la gran riqueza favoreciendo a los grandes empresarios, mientras que millones viven en condiciones muy precarias y el mantenimiento de la moneda China (Yuan) artificialmente baja. Todo esto nos trae a la parte importante de los ciclos de desarrollo económico que tiene que ver con las regiones, en particular.
En nuestro país es indiscutible que algunos  departamentos saldrán adelante y crearán mejores condiciones de empleo para sus ciudadanos. Tiene que ver con la astucia, conocimiento y planeación de los alcaldes y gobernadores trabajando mano a mano, para crear las condiciones de desarrollo necesarias, crear empresas, fomentar el turismo local, condiciones tecnológicas, estímulos a los medianos y grandes empresarios para que traigan fabricas y desarrollo a la región.
También tiene que ver con la búsqueda de ayudas internacionales y recursos que nos permitan capacitar al trabajador y sacarlo de las condiciones pobres en que se encuentra. Estos elementos son básicos para  salir adelante. Los recursos de regalías en gran parte se deben destinar a la financiación de la infraestructura, desarrollo educativo y de salud. También debemos comenzar a trabajar en el desarrollo alterno de energía, como el resto del mundo lo está haciendo y así ayudar a la creación de nuevos empleos.
Los instrumentos artesanales de desarrollo, como la enseñanza de tejer, hacer zapatos, etc., solo han sido un caballito de campañas de muchos políticos y resultan siendo totalmente ineficientes para resolver los problemas de empleo locales. En una época tan altamente tecnológica debemos estar hablando de traer la maquinaria necesaria y capacitación a nuestros trabajadores para el ejercicio de tales eventos. La futura planeación de todos estos elementos, así como también acabar la corrupción tendrá mucho que ver con el desarrollo de los departamentos y las regiones.

Columnista
7 abril, 2010

Generación de empleo en la región

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Basilio Padilla

Por: Basilio Padilla Este tema cobra una vigencia importante debido a varios factores por los cuales estamos atravesando. En primer lugar, el fin de los esfuerzos reeleccionistas del presidente Uribe y las esperanzas de la gran segunda etapa de desarrollo, como es la social. Comprendimos y entendimos muy bien el gran énfasis que la administración […]


Por: Basilio Padilla

Este tema cobra una vigencia importante debido a varios factores por los cuales estamos atravesando. En primer lugar, el fin de los esfuerzos reeleccionistas del presidente Uribe y las esperanzas de la gran segunda etapa de desarrollo, como es la social.
Comprendimos y entendimos muy bien el gran énfasis que la administración Uribe le dio a la seguridad democrática, y nuestros agradecimientos son inmensos por el trabajo bien hecho que mejoró la situación de desespero en que vivíamos, acosados por los diarios secuestros y tratados como individuos carentes de todo derecho humano. Ojala esta época negra en nuestro país, jamás se vuelva a presentar, donde vivíamos sin poder trasladarnos a ninguna parte y si lo hacíamos era con el temor de  ser secuestrados.
Los candidatos presidenciales que aspiran a tomar las riendas de un país en relativa paz, definitivamente le deben dar más énfasis a la situación social y de desempleo en que se encuentra el país. Con la excepción de uno o dos de ellos no he visto los programas diseñados a crear los estímulos para mover nuestra economía y al mismo tiempo disminuir las elevadas tasas de desempleo. Es a lo que le llamamos la gran segunda etapa social de nuestras  regiones y nuestro país.
Realmente debemos mirar el modelo del presidente Obama, donde se le han inyectado billones y billones a la economía, en términos de ayuda a muchos sectores económicos como el de bienes raíces, pequeños empresarios para que empleen más gente, compañías grandes que estaban al borde de irse a la bancarrota, el sector bancario para que haga prestamos con mayores facilidades y a los intereses más bajos de la historia, el sector automovilístico que rápidamente como vimos la semana pasada ya se encuentra en total reivindicación. Otros factores, como la debilidad del dólar frente al Euro, hacen que Europa compre más productos americanos e incremente el turismo hacia los E.U.
La China permanece en un gran ciclo de desarrollo, aunque con muchas limitaciones estatales, el gran problema del medio ambiente, una gran desigualdad social entre pobres y ricos, es decir la gran riqueza favoreciendo a los grandes empresarios, mientras que millones viven en condiciones muy precarias y el mantenimiento de la moneda China (Yuan) artificialmente baja. Todo esto nos trae a la parte importante de los ciclos de desarrollo económico que tiene que ver con las regiones, en particular.
En nuestro país es indiscutible que algunos  departamentos saldrán adelante y crearán mejores condiciones de empleo para sus ciudadanos. Tiene que ver con la astucia, conocimiento y planeación de los alcaldes y gobernadores trabajando mano a mano, para crear las condiciones de desarrollo necesarias, crear empresas, fomentar el turismo local, condiciones tecnológicas, estímulos a los medianos y grandes empresarios para que traigan fabricas y desarrollo a la región.
También tiene que ver con la búsqueda de ayudas internacionales y recursos que nos permitan capacitar al trabajador y sacarlo de las condiciones pobres en que se encuentra. Estos elementos son básicos para  salir adelante. Los recursos de regalías en gran parte se deben destinar a la financiación de la infraestructura, desarrollo educativo y de salud. También debemos comenzar a trabajar en el desarrollo alterno de energía, como el resto del mundo lo está haciendo y así ayudar a la creación de nuevos empleos.
Los instrumentos artesanales de desarrollo, como la enseñanza de tejer, hacer zapatos, etc., solo han sido un caballito de campañas de muchos políticos y resultan siendo totalmente ineficientes para resolver los problemas de empleo locales. En una época tan altamente tecnológica debemos estar hablando de traer la maquinaria necesaria y capacitación a nuestros trabajadores para el ejercicio de tales eventos. La futura planeación de todos estos elementos, así como también acabar la corrupción tendrá mucho que ver con el desarrollo de los departamentos y las regiones.