Gabo y su ‘garganta de lata’

Poncho Zuleta cantándole a Gabriel García Márquez, en una parranda vallenata. Cortesía/Fesvallenato.

El Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, era un apasionado por la música vallenata y en sus años mozos no perdía oportunidad para parrandear con los más insignes representantes de este folclor.

Uno de los artistas vallenatos que más lo recuerda es Poncho Zuleta, quien este viernes, horas después de conocer la noticia de la muerte de Gabo, recordó como si fuera ayer la parranda vallenata de hace 32 años en Estocolmo, cuando al lado del maestro Rafael Escalona, Consuelo Araujo Noguera, Pablo López y su hermano Emilianito acompañó a Gabriel Garcia Marquez, a festejar el Premio Nobel de Literatura.

“Él no pidió otra agrupación, sino Los Hermanos Zuleta. La canción preferida de él fue La vieja Sara, merengue de Rafael Escalona: Tengo que hacerle a la vieja Sara una visita que le ofrecí, pa’ que no diga de mí, que yo la tengo olvidada”, tarareó El Pulmón de Oro.

Agregó que Gabo no se quedó con las ganas de conocer a la mujer que inspiró a Rafael Escalona para componer esta canción antológica.

“Yo de muy niño conocí a Gabo, en mi casa en Villanueva. Después una vez él subió al Plan, en la Sierra a conocer a la vieja Sara, mi abuela quien era muy famosa con los cantos de mi padrino Rafael Escalona”, así explicó la cercanía del escritor más importante de Colombia con la dinastía de Zuleta.

Según el cantante, es indudable la influencia del vallenato en el realismo mágico de Gabo.

“En Suecia mi padrino Rafael Escalona le preguntó un día que estábamos en un restaurante, en vísperas de la entrega del Nobel y le dijo también a La Cacica, Consuelo Araujo, prácticamente nos pusimos de acuerdo para preguntarle qué es Cien años de soledad, y dijo que Cien años de soledad es un vallenato de 360 páginas”, recordó mientras miraba un retrato de la inolvidable parranda en Estocolmo.

Zuleta, reveló que mientras en el mundo artístico es conocido como ‘El Pulmón de Oro’, el Nobel de Literatura, cariñosamente lo apodó ‘Garganta de lata’.

“Eso fue en Upsala, segunda ciudad sueca, donde Gabo fue a dictar una conferencia y terminó en parranda vallenata y a pesar del frio, por el hielo que había en la zona yo empecé a cantar El Testamento, en un tono muy alto, y dijo él: ¡uh carajo, ese hombre tiene garganta de lata! Y después, cada vez que parrandeábamos me decía ‘Garanta de lata’ súbele el volumen”, recordó el artista.

Por último, Poncho aseguró que Gabo fue un impulsor del vallenato, música que sirvió como insumo para su obra literaria más laureada.

Por Martín Elías Mendoza

martin.mendoza@elpilon.com.co