Publicidad
General - 26 agosto, 2022

Estudiantes del colegio Consuelo Araújo Noguera padecen cada vez que llueve en Valledupar 

ras la tormenta eléctrica que se presentó la madrugada de este viernes, por lo menos el 50% de los escolares de este claustro educativo no pudieron recibir sus clases con normalidad. 

Aunque la entrada de la institución se llena de lodo, la comunidad educativa manifiesta que la parte más crítica de las inundaciones se dan en las aulas de clase.    / FOTO: FABIÁN PINILLOS.
Aunque la entrada de la institución se llena de lodo, la comunidad educativa manifiesta que la parte más crítica de las inundaciones se dan en las aulas de clase. / FOTO: FABIÁN PINILLOS.

Estudiantes y demás actores de la población educativa del colegio Consuelo Araújo Noguera, ubicado en el barrio Ciudadela 450 años, padecen cada vez que llueve en Valledupar. Tras la tormenta eléctrica que se presentó la madrugada de este viernes, por lo menos el 50% de los escolares de este claustro educativo no pudieron recibir sus clases con normalidad. 

“Cada vez que llueve se desborda la acequia Las Mercedes y se inundan los salones con unos 30 – 40 centímetros de agua y los estudiantes se ven desescolarizados”, dijo a EL PILÓN un miembro de la institución. 

El personal de limpieza tampoco da abasto para la limpieza de las aulas, según contaron. “Prácticamente solo se dictaron clases a los grados 10 y 11 por lo que es urgente que se atienda este problema”, agregó la fuente.  

Lea  también: Los desechos amenazan el futuro de la acequia Las Mercedes

RECTOR

Por su parte, Fabio Fuentes, rector del colegio, aseguró que el problema tiene que ver con que “la gente es experta en tirar basuras, colchones y todo tipo de elementos al afluente y todo eso también llega al colegio”. 

En el último mes se han presentado tres inundaciones, en la más reciente 10 personas no lograron retirar un tronco que había arrastrado la corriente. 

La cantidad de desechos sólidos y basuras que arrojan a la acequia Las Mercedes y sus alrededores propicia que esta se desborde.                                            / FOTO: FABIÁN PINILLOS.  

INTERVENCIÓN AL CAUDAL 

De acuerdo con Fuentes, esta semana recibieron la visita del secretario de Obras Públicas de Valledupar, Efraín Quintero, quien se habría comprometido a enviar una máquina para dragar la acequia. No obstante, el directivo aseveró que “parece que la acequia es de propiedad privada porque una señora se ha opuesto a que trabajen ahí”. 

Este diario intentó conocer más detalles de la intervención a través Quintero, pero no se obtuvo respuesta. Tampoco se logró comunicación con el secretario de Educación de Valledupar, Iván Bolaño Baute, sobre el particular. 

UNA CONSTANTE 

Desde hace más de 10 años la prensa local de Valledupar ha reportado el taponamiento de la acequia en diferentes puntos, afectando además  a los habitantes de los barrios a lo largo de la misma.