Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 6 marzo, 2010

Escuché a los candidatos al congreso ¡que desastre descomunal!

Por: José Gregorio Guerrero Ramírez Si no estás preparado para panadero, ¿Cómo piensas hacer pan? El hombre que no sabe, y no sabe que no sabe, es un necio. Acabo de llegar del Conversatorio “Minería, Regalía y Ambiente”. Les confieso, tengo dolor de alma; siento en el paladar un sabor a desconsuelo, a rezago, a […]

Por: José Gregorio Guerrero Ramírez
Si no estás preparado para panadero, ¿Cómo piensas hacer pan?
El hombre que no sabe, y no sabe que no sabe, es un necio. Acabo de llegar del Conversatorio “Minería, Regalía y Ambiente”. Les confieso, tengo dolor de alma; siento en el paladar un sabor a desconsuelo, a rezago, a mediocridad; que no es más que un sinsabor inducido por el amacice politiquero que vemos hoy; ya que de los tantos candidatos a cámara y senado, solo cinco sacaron la cara por el Departamento en el tema minero, el resto que entre el diablo y escoja,  no son  más que tiras cortadas por la misma tijera.
De verdad que parecemos padecer la peste del silencio y del olvido, donde nadie dice, ni vio nada.  No es justo que un partido político o un político con poder, preste su “imagen” o su “buen nombre” si cree tenerlo, para darle la bendición a un atarván que pone su nombre para ser elegido como un digno representante de un departamento rico y “prospero” sin saber que está haciendo el ridículo y se encuentra a portas de hacer el mismo ejercicio, pero en el concierto nacional.
Le vi fundamento a “Juanchón”, habló con conocimiento de causa; a Juan Manuel campo, mostrando dotes de buen conocedor del tema, mesurado y asertivo; a José Alfredo Gnecco quien llegó muy bien preparado y habló con seguridad y propuestas serias; a un Freddy Socarras muy bien parado,  humilde como siempre; un Yensi Acosta que por los ajetreos de los últimos días tuvo un bajón de azúcar, después se salió del recinto supe que lo había tenido que ver un médico, de él no puedo decir nada, pues no estaba en condiciones; y unos intrascendentes destellos a Carmen Cecilia Gutiérrez Mattos, que para ser representante actual, le faltaron garras, pero no mostró nada gestionado; esto a Cámara.
A Senado, Félix Valera sabe donde esta parado y tiene buen verbo, también se preparó, conoce el tema minero y sus anchuras descontroladas; lo vi centrado. (Me quedé con ganas de escuchar a Ape Cuello, a De la Peña y al turco Muvdi; la minería no les interesa, o están sobrados de lote, pues no asistieron); de resto que se los lleve quien los trajo. La candidata Alba Luz Pinto debió mejor quedarse callada, no dijo nada relacionado al tema, más bien creo que le cambiaron de diapositivas. Luego hablaron una manada de sindicalistas que mientras sigan con ese verbo vetusto y alérgico, pueden tener las mejores intenciones, pero no se venden; y pare de contar.
Para colocarle el moño rojo a la noche escuchamos los presentes, la triste y cruel historia de la Cándida Erendira y su abuela desalmada, que colocaba a la nieta Erendira, para que el mejor postor le diera duro por donde mejor se le antojara; al fin y al cabo le interesaba solo la plata.
Eso está pasando con el Departamento, somos una Erendira más, entre el Gobierno y las empresas mineras están descuadernando al Cesar y tristemente vemos a unos políticos que nos “representan” y se dejan meter los dedos en la boca porque como ya los conocen, entonces los embelesan con contratos millonarios, que luego se ven traducidos en tierras, ganado, etcétera;  y el Departamento que se las arregle como pueda.
Que lastima me da con el Cesar, y con el futuro encapotado que se avecina. Es por eso que a veces prefiero escribir párrafos literarios y me cohíbo de decir verdades; pero alguien tiene que decirlas.
Feliz fin de semana,

[email protected]
www.goyoguerrero.com

Columnista
6 marzo, 2010

Escuché a los candidatos al congreso ¡que desastre descomunal!

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
José Gregorio Guerrero Ramírez

Por: José Gregorio Guerrero Ramírez Si no estás preparado para panadero, ¿Cómo piensas hacer pan? El hombre que no sabe, y no sabe que no sabe, es un necio. Acabo de llegar del Conversatorio “Minería, Regalía y Ambiente”. Les confieso, tengo dolor de alma; siento en el paladar un sabor a desconsuelo, a rezago, a […]


Por: José Gregorio Guerrero Ramírez
Si no estás preparado para panadero, ¿Cómo piensas hacer pan?
El hombre que no sabe, y no sabe que no sabe, es un necio. Acabo de llegar del Conversatorio “Minería, Regalía y Ambiente”. Les confieso, tengo dolor de alma; siento en el paladar un sabor a desconsuelo, a rezago, a mediocridad; que no es más que un sinsabor inducido por el amacice politiquero que vemos hoy; ya que de los tantos candidatos a cámara y senado, solo cinco sacaron la cara por el Departamento en el tema minero, el resto que entre el diablo y escoja,  no son  más que tiras cortadas por la misma tijera.
De verdad que parecemos padecer la peste del silencio y del olvido, donde nadie dice, ni vio nada.  No es justo que un partido político o un político con poder, preste su “imagen” o su “buen nombre” si cree tenerlo, para darle la bendición a un atarván que pone su nombre para ser elegido como un digno representante de un departamento rico y “prospero” sin saber que está haciendo el ridículo y se encuentra a portas de hacer el mismo ejercicio, pero en el concierto nacional.
Le vi fundamento a “Juanchón”, habló con conocimiento de causa; a Juan Manuel campo, mostrando dotes de buen conocedor del tema, mesurado y asertivo; a José Alfredo Gnecco quien llegó muy bien preparado y habló con seguridad y propuestas serias; a un Freddy Socarras muy bien parado,  humilde como siempre; un Yensi Acosta que por los ajetreos de los últimos días tuvo un bajón de azúcar, después se salió del recinto supe que lo había tenido que ver un médico, de él no puedo decir nada, pues no estaba en condiciones; y unos intrascendentes destellos a Carmen Cecilia Gutiérrez Mattos, que para ser representante actual, le faltaron garras, pero no mostró nada gestionado; esto a Cámara.
A Senado, Félix Valera sabe donde esta parado y tiene buen verbo, también se preparó, conoce el tema minero y sus anchuras descontroladas; lo vi centrado. (Me quedé con ganas de escuchar a Ape Cuello, a De la Peña y al turco Muvdi; la minería no les interesa, o están sobrados de lote, pues no asistieron); de resto que se los lleve quien los trajo. La candidata Alba Luz Pinto debió mejor quedarse callada, no dijo nada relacionado al tema, más bien creo que le cambiaron de diapositivas. Luego hablaron una manada de sindicalistas que mientras sigan con ese verbo vetusto y alérgico, pueden tener las mejores intenciones, pero no se venden; y pare de contar.
Para colocarle el moño rojo a la noche escuchamos los presentes, la triste y cruel historia de la Cándida Erendira y su abuela desalmada, que colocaba a la nieta Erendira, para que el mejor postor le diera duro por donde mejor se le antojara; al fin y al cabo le interesaba solo la plata.
Eso está pasando con el Departamento, somos una Erendira más, entre el Gobierno y las empresas mineras están descuadernando al Cesar y tristemente vemos a unos políticos que nos “representan” y se dejan meter los dedos en la boca porque como ya los conocen, entonces los embelesan con contratos millonarios, que luego se ven traducidos en tierras, ganado, etcétera;  y el Departamento que se las arregle como pueda.
Que lastima me da con el Cesar, y con el futuro encapotado que se avecina. Es por eso que a veces prefiero escribir párrafos literarios y me cohíbo de decir verdades; pero alguien tiene que decirlas.
Feliz fin de semana,

[email protected]
www.goyoguerrero.com