29 julio, 2020

¿Es el mejor momento para mover nuestro dinero?

Ahora que parece que nos estamos acostumbrando a convivir con el coronavirus -ya que los últimos datos de infectados y muertos nos han dejado muy claro que estamos todavía muy lejos de nuestra antigua realidad- y que la nueva normalidad se va convirtiendo en normalidad a secas, es hora de reactivar la economía o correr el riesgo de que la crisis sea más profunda y grave que la pandemia, tomando eso sí, todas las medidas para evitar posibles contagios.

Hundred Dollar Arrow Isolated On White Background.

Ahora que parece que nos estamos acostumbrando a convivir con el coronavirus -ya que los últimos datos de infectados y muertos nos han dejado muy claro que estamos todavía muy lejos de nuestra antigua realidad- y que la nueva normalidad se va convirtiendo en normalidad a secas, es hora de reactivar la economía o correr el riesgo de que la crisis sea más profunda y grave que la pandemia, tomando eso sí, todas las medidas para evitar posibles contagios.

Mientras las noticias sobre el virus van cediendo terreno a la más prosaica cotidianidad muchos inversores se preguntan si es el momento de entrar en el mercado o si por el contrario es mejor mantenerse con un nivel de liquidez alta, por lo que pueda pasar.

Cautela a la hora de invertir

Aunque hay quien se ha lanzado a comprar barato estos últimos meses de locura bajo la creencia de que todo lo que baja necesariamente deberá subir en el futuro, algunos analistas financieros aconsejan precisamente todo lo contrario, en tiempos inciertos es mejor extremar la cautela en la creencia de que dejar pasar la oportunidad de perder algún posible beneficio puede ser preferible antes que arriesgarnos a quedar atrapados en una inversión ruinosa, ya que si el mercado cae alguna causa de peso debe haber detrás. El consejo de mantener la cautela en periodos de caída es si cabe más importante si no conocemos el mercado, sólo porque los futuros del petróleo se desplomen no tenemos que lanzarnos a comprar si no tenemos ni idea del mercado de hidrocarburos.

Así mismo, si nos dedicamos a otras formas de operar como el trading online, que no requieren la compra del activo sino que están basadas en contratos por diferencia -como por ejemplo el trading de Forex- debemos estar especialmente atentos a la actualidad financiera estos días, ya que la incertidumbre y la dificultad de controlar una situación de emergencia causada por un microorganismo pueden hacer que la volatilidad aumente. El buen trader ya sabe que los movimientos bruscos unidos al hecho de operar apalancados podrían hacer que nuestras posiciones se cierren con pérdidas muy rápidamente. Quienes invierten en trading deberían asegurarse de que su bróker ofrece noticias financieras actualizadas y constantes para tener toda la información antes de establecer una estrategia.

Por último, tenemos las inversiones que actúan como valores refugio -como el oro o recientemente bitcoin- las cuales están subiendo enormemente gracias a la crisis, y aunque pueden servir para proteger parte de nuestro patrimonio es de prever que tarde o temprano terminen por bajar, y por lo tanto cuando queramos convertir esos activos en líquido de nuevo habremos perdido capital en cualquier caso.

Por lo tanto cualquier decisión que tomemos conllevará sus riesgos y sus beneficios; si movemos el dinero en Bolsa por ejemplo podemos ganar si nuestros activos suben, o perder si el mercado que los contiene sigue en caída, si nos refugiamos en caros valores refugio nos aseguraremos de mantener una parte de nuestro capital a salvo, pero si estos activos refugio pierden valor una vez las aguas vuelvan a su cauce perderemos parte de nuestro dinero, y si dejamos el dinero en líquido -su forma más fácilmente accesible en caso de necesidad- nos arriesgamos a que la inflación lo vaya devorando a medida que los bancos centrales expanden la masa monetaria para pagar la factura de la pandemia.

Si ninguna de estas opciones nos convence y nos decidimos por el trading online en cualquiera de sus variedades debemos tener en cuenta varios factores; que dominamos el mercado en el cual operemos, que comprendemos los riesgos y beneficios de operar apalancados -permite operar con volúmenes de capital mayores a través del uso de deuda y aspirar a un posible beneficio mayor, pero por eso mismo las pérdidas serán más onerosas en caso de que la operación se cierre en nuestra contra, y los brókeres advierten de pérdidas en la mayoría de cuentas que operan con CFDs en sus plataformas, que pueden llegar a superar el depósito del trader. Si tememos posibles deudas debemos asegurarnos de que nuestro bróker protege contra saldos negativos -que no vamos a perder una cantidad mayor del capital depositado en la plataforma del bróker online- y por último que el bróker tiene su app disponible tanto para iOS como para Android, ya que querremos acceder a nuestras operaciones en cualquier lugar y en cualquier momento. Si tenemos dudas acerca de nuestro bróker es conveniente revisar las reseñas disponiblespara ayudar a formarnos una opinión más certera.