17 diciembre, 2013

En Valledupar abre sus puertas Museo del Acordeón

A partir de este miércoles estará abierta al público una colección de acordeones de diferentes lugares del mundo, producto de un trabajo que el compositor Beto Murgas ha consolidado por años; varios espacios para la cultura estarán disponibles a los ciudadanos.

En la Casa Beto Murgas Museo del Acordeón hay instrumentos de otros lugares del mundo, culto a las culturas indígenas, pinturas, fotografías y un rincón dedicado a la historia fonográfica de los cantores de la provincia, que el compositor abre oficialmente hoy para toda la ciudadanía de la región.

En un desayuno, el compositor Alberto ‘Beto’ Murgas hará un recorrido por los elementos de su colección con el fin de dar a conocer el trabajo paciente de varios años, en el que cada artículo cuenta una historia.

“Tenemos acordeones chinas, francesas, austriacas, rusas, alemanes, conocidos por su marca Hohner y un acordeón que se hace en Valledupar”, dijo Beto Murgas, exdirector de la Sociedad de Autores y Compositores, SAYCO.

El compositor agregó que, “el propósito es también unirme a la fiesta de aniversario del departamento, con el espacio cultural abierto a partir de este día”.

La colección muestra un gran número de instrumentos, algunos con más de un siglo de antigüedad, ejecutados en otras músicas del mundo, que estarán a la vista de todo el que visite el museo.

La fonografía de la provincia

Un espacio de la Casa Beto Murgas Museo del Acordeón, está dedicado especialmente a ilustrar al visitante sobre la trayectoria fonográfica de los cantautores de la región, la evolución de los conjuntos musicales en cuanto a estética, títulos, composiciones y artistas.

“Todo está listo, hemos organizado un espacio para recrear la historia de la reproducción fonográfica de nuestra música, cómo fue el proceso para hacer un larga duración. Con Pacho Rada inicia las grabaciones fonográficas, pero con Abel Antonio Villa inicia la historia comercial de las grabaciones”, agregó Murgas.

Resaltó que en la muestra se evidencia la evolución de los grupos; “Recógete”, con el padre del acordeón Abel Antonio Villa y su conjunto; y en otros trabajos fonográficos o larga duración, como ejemplo “Rosa Jardinera” los Hermanos López, canta Jorge Oñate. Y por supuesto el punto de partida de una nueva propuesta en los grupos, marcada por Diomedes Díaz: Dos Grandes, Diomedes Díaz y ‘Colacho’ Mendoza.

Todas estas particularidades y anécdotas del folclor y la cultura vallenata se verán en la Casa Beto Murgas Museo del Acordeón, que desde hoy abre sus puertas para que los ciudadanos, especialmente los jóvenes conozcan la historia musical de esta región.

Por Andrés Llamas Nova

andres.llamas@elpilon.com.co