14 enero, 2021

En un 3.8% aumentó la demanda energética en el Cesar

El confinamiento en los hogares, el teletrabajo, las clases virtuales, entre otras acciones que se vieron obligadas a realizar las personas por la pandemia de la covid-19 provocó que se presentara un consumo superior, según la empresa Afinia del Grupo EPM.

En el departamento del Cesar se presentó un aumento por encima de los 65 GWh.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

La demanda energética en el departamento del Cesar tuvo un aumento del 3.8 % en el 2020 a comparación del año 2019. Esto se debió a que la población tuvo que cambiar su estilo de vida y forma de trabajo para protegerse de la propagación de la covid-19. Es por ello que el uso constante de los aires acondicionados, abanicos, televisores, equipos de sonido, entre otros electrodomésticos, incrementó la tarifa de consumo en la región.

Así lo aseguró Jorge Rivero, gerente de Afinia, del grupo EPM, acotando que este porcentaje representa un consumo superior a 65 GWh (Giga Watios, GWh, unidad de medida del consumo de energía en un periodo dado) en el territorio cesarense. Aseguró que el incremento de la demanda se debió a que las tarifas residenciales aumentaron porque la población fue obligada a estar en sus casas y desde ellas realizar todas las actividades que hacían en sus trabajos y escuelas.

Este crecimiento está apalancado principalmente por los consumos de los clientes en las tarifas residenciales, que por motivos de confinamiento se vieron obligados a permanecer todo el tiempo en las viviendas, utilizando en mayor medida los electrodomésticos como aires acondicionados, abanicos, lavadoras y computadoras”, explicó el gerente de dicha entidad.

Así como el consumo ha aumentado también el costo de las facturas lo han hecho. Raúl Romero, consultor jurídico, aseveró que regularmente en su hogar pagaba en el recibo de la luz entre $110.000 y $130.000, pero desde que inició la pandemia paga de $180.000 a $200.000.

“En mi casa ha aumentado la factura de la luz porque tanto mi esposa como yo trabajamos desde casa aproximadamente seis horas en los computadores con las luces encendidas y constantemente cargamos los aparatos electrónicos. También nuestros dos hijos utilizaban sus computadoras para las clases virtuales, por lo que el costo de la luz ha subido”, comentó Romero.

LA ‘ENERGÍA’ DEL COMERCIO DISMINUYÓ

De acuerdo con Jorge Rivero, gerente de Afinia, del grupo EPM, la tarifa de consumo comercial decreció en el 2020 a comparación del 2019 debido a que los comercios no pudieron abrir sus establecimientos en su totalidad por un largo período del año debido a las normas de bioseguridad para frenar el contagio de la covid- 19. Agregó que esta misma disminución también se presentó en el sector de la industria.

La demanda energética decreció en el 2020 con relación al año 2019 en el sector comercial, las industrias, instituciones educativas privadas y oficiales, así como en las sedes administrativas del departamento del Cesar por las medidas que se tomaron a raíz del virus de la covid-19”, manifestó Rivero.

Debido a que los sectores de mayor incidencia económica del departamento y del país tuvieron que suspender actividades y trabajar posteriormente a menor capacidad, su consumo energético disminuyó. El operador del Sistema Interconectado Nacional, SIN, y administrador del Mercado de Energía Mayorista, MEM, informó que la demanda a nivel nacional se contrajo en el 2020 en un 2.6 % frente al 2019.

De acuerdo con la entidad en el sector residencial, comercial y pequeña industria se presentó un crecimiento de la demanda energética en un 0.43 % en el mes de diciembre.