10 junio, 2021

En Pueblo Bello realizaron plantón en contra del gas licuado de petróleo

Los querellantes fueron trasladados al Centro de Integración Ciudadana, CIC, donde el alcalde de Pueblo Bello, Danilo Duque, socializó la iniciativa y despejó las dudas de los querellantes.

El alcalde de Pueblo Bello, Danilo Duque, se reunió con los manifestantes para socializar el proyecto.

Para expresar su rechazo en contra de la implementación del servicio de gas licuado del petróleo, GLP, la comunidad de Pueblo Bello realizó el anunciado plantón frente a la Alcaldía de esa localidad, argumentando que este tiene mayores índices de toxicidad, generaría un mayor impacto ambiental y los ciudadanos prefieren el gas natural, el cual se ha considerado para la gasificación de este territorio desde el 2018. 

Los querellantes fueron trasladados al Centro de Integración Ciudadana, CIC, donde el alcalde de Pueblo Bello, Danilo Duque, socializó la iniciativa y despejó las dudas de los querellantes. 

Además del mandatario local también estuvieron presentes funcionarios de la empresa ​Proviservicios S.A, que se encargará del proyecto de gasificación del municipio. A pesar de que hubo un espacio de diálogo un alto porcentaje de la ciudadanía continúa rechazando la iniciativa y solicitando que se realice la consulta previa con la comunidad arhuaca para la implementación del gas natural. 

De acuerdo con un líder del grupo de manifestantes, que prefirió omitir su nombre, el gas licuado de petróleo además de que será más costoso solo subsanará la necesidad en el casco urbano; caso contrario sucede con el gas natural, que podrá llegar a  las zonas rurales y a las comunidades indígenas para que gocen del  beneficio. 

Al respecto, el alcalde Duque aseveró que el servicio también se implementará en zonas rurales del municipio como Las Minas de Iracal y Nuevo Colón.

Sin embargo, la población que reside en esas áreas tiene cierta “desconfianza” sobre la instalación del gas licuado de petróleo debido a que presuntamente transcurrirá “mucho tiempo para que llegue el servicio porque hay conflictos políticos”, así lo dio a conocer Leonor González, habitante del municipio de Pueblo Bello. 

“Para nadie es un secreto que entre la administración y las comunidades indígenas hay muchos conflictos internos que están afectando el desarrollo del municipio. Aquí se podría utilizar gas natural, pero no quieren hacerlo porque se necesita la consulta previa. Los indígenas dicen que ellos están abiertos al diálogo, pero a la hora de la verdad pesan más los intereses políticos que las necesidades del pueblo”, manifestó González. 

Cabe recordar que los habitantes de este territorio para cocinar deben comprar pipetas que cuestan entre $54.000 y $80.000, mientras que otros por razones económicas cocinan con leña y carbón.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN 

@namiibb