11 septiembre, 2019

Empate sin goles en ‘el partido por la hermandad’

Colombia y Venezuela igualaron cero a cero por quinta ocasión en su historial de compromisos amistosos.

Foto: Cortesía.

Colombia y Venezuela igualaron cero a cero en el estadio Reymond James de los Estados Unidos en el juego denominado ‘el partido de la hermandad’ a raíz del presente de ambos países.Poca gente a asistió al compromiso, que desde la previa mostró instantes emocionantes.

El telón lo alzó el cantante de la música vallenata Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta, quien interpreto las notas del himno nacional de Colombia.

En lo que tuvo que ver con lo futbolístico, la primera parte mostró a Colombia como amplio dominador, ante una Venezuela que se dedicó a defenderse y a pasar muy pocas veces a territorio ‘cafetero’, sin embargo, tuvieron una opción manifiesta de gol en los pies de Rolf Feltscher, pero el portero del Molino, La Guajira, Álvaro Montero respondió bien ante la única aproximación seria del equipo vino tinto.

La Selección Colombia tuvo su mejor producción en ataque por las bandas a cargo de Luis Diaz, Juan Guillermo Cuadrado, Orlando Berrio y en ocasiones el jugador zurdo Yairo Moreno.

Otro de los que participó en el juego fue Santos Borré, que tuvo varias escaramuzas, sin embargo, tuvo dos opciones claras para abrir la cuenta, pero no tuvo claridad a la hora de decidir qué hacer.

La figura para el combinado nacional fue Juan Guillermo Cuadrado, jugador desequilibrante en el uno contra uno, tanto que cuando fue sustituido el equipo colombiano perdió peso ofensivo, y a pesar de que Queiroz metió a Duván Zapata, Luis Fernando Muriel y Roger Martínez, ‘La Tricolor’ se vio carente de ideas.

El partido tuvo emociones ya al final de la segunda mitad, cuando el equipo venezolano decidió soltarse un poco más de su férreo libreto y en las postrimerías del partido Rómulo Otero tuvo la posibilidad de poner a ganar a su selección, situación que no se dio gracias a otra magistral intervención de Álvaro Montero.

Al final, ambos equipos decidieron que no lanzarían desde el punto blanco de la pena máxima, firmando un nuevo empate entre ambos con el apretón de manos por parte de los entrenadores y el abrazo de los futbolistas.

POR: ROBERT CADAVID / EL PILÓN
cadavidrobert31@gmail.com