Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 22 abril, 2010

El voto protesta podría elegir a Mockus

Algo sobre Por: José Romero Churio La contienda electoral por la presidencia de la República de veras está reñida entre Santos, Mockus y Noemí. Petro y Pardo siguen en competencia por formalismo con sus copartidarios, y  Vargas Lleras ante su tan baja expectativa ya abdicó a favor del auténtico candidato del uribismo. Hasta con sarcasmo, […]

Algo sobre

Por: José Romero Churio

La contienda electoral por la presidencia de la República de veras está reñida entre Santos, Mockus y Noemí. Petro y Pardo siguen en competencia por formalismo con sus copartidarios, y  Vargas Lleras ante su tan baja expectativa ya abdicó a favor del auténtico candidato del uribismo.
Hasta con sarcasmo, Santos critica a Mockus porque piensa que combatiría a las Farc con simbolismos y no la atacaría  en sus guaridas para capturar o matar a sus comandantes, o capitulen  ante implacables persecuciones sin tregua alguna en la selva, en las ciudades y en todas partes.
Pardo cada vez que puede lanza puyas a Santos, pareciera que no le perdona el que le haya dado crédito al rumor de su acercamiento a las Farc. Pese a las explicaciones y retractación de santos aún le queda el recelo de que fue con el propósito de ponerlo en la picota pública por el repudio generalizado contra la guerrilla.
Noemí y Santos, personajes afines en cuanto a la pesca de beneficios personales, ahora en campañas andan irreconciliables, al menos hasta la primera vuelta de la disputa presidencial. Noemí fustiga a Santos por sonsacarle líderes importantes del conservatismo como Carlos Rodado Noriega, Roberto Gerlein Echavarría, Enrique Gómez Hurtado entre otros. Y censura  a ‘Uribito’ el  incumplimiento del compromiso de unirse  a ella si perdía la consulta de la candidatura conservadora.
El presidente Uribe cuestiona a Mockus, porque ha cogido fuerza y lo ve como el contendor a contrarrestar; obviamente, recurriendo a lo que tanto le gusta y acostumbra practicar,  porque para él, el fin justifica los medios.
A esto ha convergido el periódico de los Santos, en el que su caricaturista ‘El matador’ muestra a Mockus como un payaso, también lo dibuja colocando la flor de girasol, el distintivo del partido verde, en la tumba de las Farc, para colmo de ofensa, tanto a Mockus como a sus simpatizantes, pinta un sapo al que le pregunta si es verde por convicción o por el repunte en las encuestas. En fin, la intención es menoscabarlo para restarle votos.
Según la última encuesta, Petro, Pardo y Vargas no tienen chance de llegar a segunda vuelta electoral, esta opción les queda a Santos, a Mockus y a Noemí, a quien varios copartidarios la han abandonado en procura de que Santos salga elegido en primera instancia.
El auge de la candidatura de Mockus con Fajardo como fórmula vicepresidencial es sorprendente, y por el creciente entusiasmo  y los comentarios escuchados en todas partes parece que no tiene pare; entonces, si no gana en primera vuelta, lo más seguro es que en la segunda se enfrente a Santos, lo que sería un debate con pronóstico reservado; mejor dicho, de resultado impredecible.
Santos tiene a su favor el temor a que la seguridad democrática se debilite, además, también cuenta con el poder de la maquinaria gubernamental. No olvidemos que a Pastrana el viejo lo eligió Presidente Lleras Restrepo, otro mandatario autocrático;  cuya consecuencia fue la aparición del M-19, facción subversiva que cometió múltiples desafueros entre los cuales sobresalen la toma de la embajada de República Dominicana con embajadores de otros países, a quienes mantuvieron como rehenes durante 61 días.
Lo más funesto del M-19 fue el asalto al Palacio de Justicia en el que murieron varios magistrados de las altas cortes. Ahora, 25 años después, se definirá si el General en retiro, Jesús Armando Arias Cabrales, responsable de la retoma del Palacio es culpable o no de la desaparición de algunas personas que salieron con vida del fatídico episodio.
Mockus en segunda vuelta, sin duda alguna atraería el voto protesta, proveniente del Polo, del liberalismo, de algunos conservadores resentidos, también recibiría numerosos votos de  la juventud y hasta de abstencionistas indignados por el plan siniestro del DAS recientemente divulgado.

¡ABSURDO!: y muy inconveniente para el Festival Vallenato el alza de tarifas al servicio de taxi. Es un maltrato a los turistas, que posteriormente no querrán volver. Considero que es suficiente la ganancia de los taxistas con el incremento del trabajo durante el festival.

[email protected]

Columnista
22 abril, 2010

El voto protesta podría elegir a Mockus

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
José Romero Churio

Algo sobre Por: José Romero Churio La contienda electoral por la presidencia de la República de veras está reñida entre Santos, Mockus y Noemí. Petro y Pardo siguen en competencia por formalismo con sus copartidarios, y  Vargas Lleras ante su tan baja expectativa ya abdicó a favor del auténtico candidato del uribismo. Hasta con sarcasmo, […]


Algo sobre

Por: José Romero Churio

La contienda electoral por la presidencia de la República de veras está reñida entre Santos, Mockus y Noemí. Petro y Pardo siguen en competencia por formalismo con sus copartidarios, y  Vargas Lleras ante su tan baja expectativa ya abdicó a favor del auténtico candidato del uribismo.
Hasta con sarcasmo, Santos critica a Mockus porque piensa que combatiría a las Farc con simbolismos y no la atacaría  en sus guaridas para capturar o matar a sus comandantes, o capitulen  ante implacables persecuciones sin tregua alguna en la selva, en las ciudades y en todas partes.
Pardo cada vez que puede lanza puyas a Santos, pareciera que no le perdona el que le haya dado crédito al rumor de su acercamiento a las Farc. Pese a las explicaciones y retractación de santos aún le queda el recelo de que fue con el propósito de ponerlo en la picota pública por el repudio generalizado contra la guerrilla.
Noemí y Santos, personajes afines en cuanto a la pesca de beneficios personales, ahora en campañas andan irreconciliables, al menos hasta la primera vuelta de la disputa presidencial. Noemí fustiga a Santos por sonsacarle líderes importantes del conservatismo como Carlos Rodado Noriega, Roberto Gerlein Echavarría, Enrique Gómez Hurtado entre otros. Y censura  a ‘Uribito’ el  incumplimiento del compromiso de unirse  a ella si perdía la consulta de la candidatura conservadora.
El presidente Uribe cuestiona a Mockus, porque ha cogido fuerza y lo ve como el contendor a contrarrestar; obviamente, recurriendo a lo que tanto le gusta y acostumbra practicar,  porque para él, el fin justifica los medios.
A esto ha convergido el periódico de los Santos, en el que su caricaturista ‘El matador’ muestra a Mockus como un payaso, también lo dibuja colocando la flor de girasol, el distintivo del partido verde, en la tumba de las Farc, para colmo de ofensa, tanto a Mockus como a sus simpatizantes, pinta un sapo al que le pregunta si es verde por convicción o por el repunte en las encuestas. En fin, la intención es menoscabarlo para restarle votos.
Según la última encuesta, Petro, Pardo y Vargas no tienen chance de llegar a segunda vuelta electoral, esta opción les queda a Santos, a Mockus y a Noemí, a quien varios copartidarios la han abandonado en procura de que Santos salga elegido en primera instancia.
El auge de la candidatura de Mockus con Fajardo como fórmula vicepresidencial es sorprendente, y por el creciente entusiasmo  y los comentarios escuchados en todas partes parece que no tiene pare; entonces, si no gana en primera vuelta, lo más seguro es que en la segunda se enfrente a Santos, lo que sería un debate con pronóstico reservado; mejor dicho, de resultado impredecible.
Santos tiene a su favor el temor a que la seguridad democrática se debilite, además, también cuenta con el poder de la maquinaria gubernamental. No olvidemos que a Pastrana el viejo lo eligió Presidente Lleras Restrepo, otro mandatario autocrático;  cuya consecuencia fue la aparición del M-19, facción subversiva que cometió múltiples desafueros entre los cuales sobresalen la toma de la embajada de República Dominicana con embajadores de otros países, a quienes mantuvieron como rehenes durante 61 días.
Lo más funesto del M-19 fue el asalto al Palacio de Justicia en el que murieron varios magistrados de las altas cortes. Ahora, 25 años después, se definirá si el General en retiro, Jesús Armando Arias Cabrales, responsable de la retoma del Palacio es culpable o no de la desaparición de algunas personas que salieron con vida del fatídico episodio.
Mockus en segunda vuelta, sin duda alguna atraería el voto protesta, proveniente del Polo, del liberalismo, de algunos conservadores resentidos, también recibiría numerosos votos de  la juventud y hasta de abstencionistas indignados por el plan siniestro del DAS recientemente divulgado.

¡ABSURDO!: y muy inconveniente para el Festival Vallenato el alza de tarifas al servicio de taxi. Es un maltrato a los turistas, que posteriormente no querrán volver. Considero que es suficiente la ganancia de los taxistas con el incremento del trabajo durante el festival.

[email protected]