31 marzo, 2020

El teletrabajo se impone en la cuarentena

Para los especialistas, esta modalidad posee ventajas como trabajo sin perder tiempo en traslados, pudiendo compartir más tiempo con los hijos y pareja, pero también acarrea inconvenientes como lidiar con los gritos o llantos de los niños así como hacerse cargo de ciertas labores domésticas.

El confinamiento en hogares por el Covid-19 ha obligado a los cesarenses y al resto de colombianos a implementar de manera masiva el teletrabajo. 

IMAGEN DE REFERENCIA.

El aislamiento preventivo para evitar la propagación del Covid-19 obligó a las empresas a implementar el teletrabajo o trabajo en casa, dejando entrever algunas dificultades como la falta de equipamiento y software adecuado, espacios inconvenientes y la carencia de educación virtual.

De acuerdo al consultor independiente en Análisis de Tendencias Digitales, Nicola Stornelli García, el trabajo remoto o a distancia es donde la gente puede tener desde su casa las herramientas necesarias, en su software empresarial, lo que requiere de una preparación y herramientas tecnológicas tanto de  software como de hardware.

Lee también: El sexo y el coronavirus: recomendaciones ante la emergencia

Para esta fase el país no estaba preparado en esta cuarentena, por lo que se evidencia muchas debilidades en algunas partes para iniciar las bases del teletrabajo”, sustentó.

Teniendo presente que el teletrabajo puede imponerse se hace necesario que en Colombia se intensifique el uso y apropiación de la tecnología. Al respecto, Stornelli García afirmó: “Es increíble que tengamos profesionales que utilizan los celulares de alta gama solo para redes sociales (Facebook e Instagram), así como para hacer y recibir llamadas. Cuando esto pasa no se está preparado para el teletrabajo. Si no sabes guardar en la nube, editar un texto en el celular, mucho menos se sabrá cómo bajar una aplicación como Zoom para hacer reuniones virtuales. Se necesita más educación en estos temas”.

Para el especialista, después de la cuarentena considera que se va afianzar este tipo de trabajos.

Esta situación atípica que vivimos ha mostrado la inmensa necesidad del teletrabajo, que además le representa a las empresas menos costos de servicios. El teletrabajo permite que una persona pueda dedicarle tiempo a su familia, en condiciones en las que se pueda sentir más cómodos, pero hay algunos a los que les cuesta trabajar desde sus casas por que implica lidiar con los gritos o llantos de los niños así como hacerse cargo de ciertas labores domésticas. Cuando la gente empieza a trabajar de esta manera adquiere una rutina: se levanta a determinada hora, se baña, se cambia, pero no sale sino que se queda trabajando en casa al frente del computador”, subrayó.

Lee también: Siete aplicaciones para entretenerse en cuarentena

De la misma manera acotó que para intensificar el teletrabajo se necesita mejores condiciones, manifestando que “los operadores están sintiendo que hay un uso desmedido de la web, por lo que hay una sobrecarga, lo que deja claro que no hay una infraestructura de internet muy robusta. Se requiere también condiciones específicas como sillas ergonómicas, mesas donde las manos estén a una distancia apropiada, una base para el mouse y evitar así el túnel carpiano, entre otras. La gente debe ir aprendiendo a trabajar cómodamente en casa”.

DESAFÍOS EN LA ÓPTICA ACADÉMICA

Al respecto, la directora zonal de la Costa Caribe de la Universidad Abierta y a Distancia, UNAD, Mardelia Padilla, aseveró: “Cuando nos sumergimos al teletrabajo hay que cambiar una cultura porque cuando se trabaja en casa hay que tener la disciplina de saber que hay que cumplir con un horario de trabajo y que tengo funciones que les tengo que dar respuestas, de tal manera que la cotidianidad de la casa no me invada (comida, hijos, aseo, lavar loza, entre otros aspectos)”.

Teniendo en cuenta su experiencia considera que el mundo se tiene que abrir al teletrabajo. “Esta pandemia nos ha dado una lección: la virtualidad es el camino. Los desafíos de los gobiernos locales y departamentales consisten en apuntarle más al teletrabajo y educación virtual, mejorar la infraestructura tecnológica, así como formar el talento humano para esta realidad”, recalcó.

Te puede interesar: Actividades que puede hacer en casa durante la cuarentena

Por su parte, la rectora de la Fundación Universitaria del Área Andina, sede Valledupar, Gelca Gutiérrez, expresó: “De este tema ya venía hablando el mundo hace rato por las necesidades y bienestar de las familias ante el gran estrés que causan los temas laborales, por lo que el teletrabajo es una tendencia especialmente en el sector de los servicios, que en la actualidad se da de manera exponencial por las circunstancias del Covid-19. Mientras que el sector manufacturero se habla que los robots van a seguir ganando terreno porque tienen la ventaja que no se enferman y que no se cansan, por lo que cada vez reemplazan más tareas operativas”.

Aseguró que las universidades ya venían hablando de entornos virtuales, desarrollando plataformas e incursionando tecnologías de la información y la comunicación a sus centros de formación, lo cual debe incrementarse en esta época.

Ahora más que nunca se impone esta tendencia. Nos llegó la hora de ser muy creativos, innovadores, utilizar simuladores y software para que los estudiantes tengan una educación de calidad en entornos virtuales”, precisó.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN – annelise.barriga@elpilon.com.co