Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 28 febrero, 2010

El pulso por las cámaras del Cesar

Por: jacobo Solano Cerchiaro En este ejercicio de opinión se debe ser muy cuidadoso para no utilizar la columna como plataforma de difusión de un candidato propio. El termómetro político está que hierve, 7 partidos y 26 aspirantes a la cámara de representantes por el Cesar y sólo 4 curules. Después de asistir a foros […]

Por: jacobo Solano Cerchiaro

En este ejercicio de opinión se debe ser muy cuidadoso para no utilizar la columna como plataforma de difusión de un candidato propio. El termómetro político está que hierve, 7 partidos y 26 aspirantes a la cámara de representantes por el Cesar y sólo 4 curules.
Después de asistir a foros y sondear a la gente en diferentes zonas, guiado por mi intuición, me atrevo a anticipar el elenco de ganadores: El partido de la U se hace a dos cupos: Carmen Cecilia Gutiérrez, la veo muy bien, se ve triunfadora, adelantando una campaña seria, se presenta como una buena alternativa para la mujer y cuenta con un buen músculo económico, necesario en cualquier campaña. Y el otro, es José Alfredo Gnecco, que sigue recorriendo el departamento y su grupo se está reacomodando, con toda su familia unida en torno a él, circunstancia que puede ser determinante; además, le favorece que lo han victimizado por la exagerada condena de su padre y eso, le endosa cierto respaldo popular.  En cuanto a Freddy Socarras me parece un excelente candidato, con buenos principios, pero lo veo muy complicado, la publicidad fue horrorosa, tal vez no fue una buena movida aspirar, debió quedarse quieto para buscar su verdadera expectativa, la posterior alcaldía de Valledupar.
En el partido liberal Pedro Muvdi, arrancó muy bien, pero en este momento se ha debilitado por tanta pelea que ha cazado y sobre todo porque su lista no está fuerte; sin embargo, no se puede subestimar, aunque muchos lo quieren ver ahogado, es un político experimentado y de pronto resurge.
De la Peña, quien va por el PIN, tiene una estructura muy bien aceitada, pero está apostando a una jugada peligrosa, trabajando con líderes mercantilizados que puede que le fallen, pero continúa en mi carpeta de posibles elegidos. En cuanto al Polo Democrático no se ve un aspirante con posibilidad, Lenin Fernández expresa un mensaje muy agresivo y no tiene la fuerza necesaria para sacar 25.000 votos, le tocará insistir en otra ocasión y seguir trabajando por las clases menos favorecidas, con una propuesta más moderada.
Ricardo Castro, del diezmado partido Alas, no convoca con el discurso, hasta ahora, conoce las poblaciones del sur, tampoco tiene trayectoria política, evoca demasiado a los viejos caciques y la gente lo que quiere escuchar son propuestas novedosas, se ahoga.
Por último existe un cabeza a cabeza entre Juan Manuel Campo, que ha trabajado con tesón, tiene un ideario serio, refleja preparación y puede dar un golpe certero, hacerse a una buena votación para derrotar a Yenci Acosta, aunque muchos se preguntan ¿quién es y de donde salió? es el hombre de confianza del gobernador, pero se ha ido relegando, debió pensar mejor en la alcaldía de Chiriguaná y no someterse a un desgaste que puede costarle su futuro político, es posible que los electores le cobren el respaldo del “moreno”, como a Chichí en la alcaldía, que quedó completamente calcinado y sin ganas de volver a aspirar. Juanma tiene más opción y será representante.
La otra semana espere los senados que van estar muy buenos.

[email protected]

Columnista
28 febrero, 2010

El pulso por las cámaras del Cesar

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Jacobo Solano Cerchiaro

Por: jacobo Solano Cerchiaro En este ejercicio de opinión se debe ser muy cuidadoso para no utilizar la columna como plataforma de difusión de un candidato propio. El termómetro político está que hierve, 7 partidos y 26 aspirantes a la cámara de representantes por el Cesar y sólo 4 curules. Después de asistir a foros […]


Por: jacobo Solano Cerchiaro

En este ejercicio de opinión se debe ser muy cuidadoso para no utilizar la columna como plataforma de difusión de un candidato propio. El termómetro político está que hierve, 7 partidos y 26 aspirantes a la cámara de representantes por el Cesar y sólo 4 curules.
Después de asistir a foros y sondear a la gente en diferentes zonas, guiado por mi intuición, me atrevo a anticipar el elenco de ganadores: El partido de la U se hace a dos cupos: Carmen Cecilia Gutiérrez, la veo muy bien, se ve triunfadora, adelantando una campaña seria, se presenta como una buena alternativa para la mujer y cuenta con un buen músculo económico, necesario en cualquier campaña. Y el otro, es José Alfredo Gnecco, que sigue recorriendo el departamento y su grupo se está reacomodando, con toda su familia unida en torno a él, circunstancia que puede ser determinante; además, le favorece que lo han victimizado por la exagerada condena de su padre y eso, le endosa cierto respaldo popular.  En cuanto a Freddy Socarras me parece un excelente candidato, con buenos principios, pero lo veo muy complicado, la publicidad fue horrorosa, tal vez no fue una buena movida aspirar, debió quedarse quieto para buscar su verdadera expectativa, la posterior alcaldía de Valledupar.
En el partido liberal Pedro Muvdi, arrancó muy bien, pero en este momento se ha debilitado por tanta pelea que ha cazado y sobre todo porque su lista no está fuerte; sin embargo, no se puede subestimar, aunque muchos lo quieren ver ahogado, es un político experimentado y de pronto resurge.
De la Peña, quien va por el PIN, tiene una estructura muy bien aceitada, pero está apostando a una jugada peligrosa, trabajando con líderes mercantilizados que puede que le fallen, pero continúa en mi carpeta de posibles elegidos. En cuanto al Polo Democrático no se ve un aspirante con posibilidad, Lenin Fernández expresa un mensaje muy agresivo y no tiene la fuerza necesaria para sacar 25.000 votos, le tocará insistir en otra ocasión y seguir trabajando por las clases menos favorecidas, con una propuesta más moderada.
Ricardo Castro, del diezmado partido Alas, no convoca con el discurso, hasta ahora, conoce las poblaciones del sur, tampoco tiene trayectoria política, evoca demasiado a los viejos caciques y la gente lo que quiere escuchar son propuestas novedosas, se ahoga.
Por último existe un cabeza a cabeza entre Juan Manuel Campo, que ha trabajado con tesón, tiene un ideario serio, refleja preparación y puede dar un golpe certero, hacerse a una buena votación para derrotar a Yenci Acosta, aunque muchos se preguntan ¿quién es y de donde salió? es el hombre de confianza del gobernador, pero se ha ido relegando, debió pensar mejor en la alcaldía de Chiriguaná y no someterse a un desgaste que puede costarle su futuro político, es posible que los electores le cobren el respaldo del “moreno”, como a Chichí en la alcaldía, que quedó completamente calcinado y sin ganas de volver a aspirar. Juanma tiene más opción y será representante.
La otra semana espere los senados que van estar muy buenos.

[email protected]