17 septiembre, 2018

El prontuario y vida de alias ‘Jesucristo’

Por consiguiente, los magistrados de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá le emitieron sentencia condenatoria en el año 2011, junto con otros dos exparamilitares, además de ordenarles que tuvieran que reparar a las víctimas.

¿Quién mató a alias ‘Jesucristo’?, es la pregunta que esperan resolver las autoridades en el marco de la investigación que vendrían adelantando los policías judiciales sobre el asesinato del desmovilizado de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia, Auc, Andrés Mauricio Torres León, el cual fue ultimado a balazos el pasado 14 de agosto, en el municipio de Pueblo Bello, Cesar.

Sin embargo, aunque las autoridades trabajan en pesquisas la tarea en este caso no resulta sencilla, pues la víctima aunque residía como civil en sus espaldas llevaba un prontuario que saldó con una condena en la Penitenciaría de Mediana y Máxima seguridad de Valledupar conocida como ‘La Tramacúa’, de donde salió el 26 de abril luego de pagar por los delitos de homicidio agravado y desaparición forzada.

“Existe una unidad especial averiguando el caso, solamente conocemos las declaraciones de la mamá de la víctima que indicó que él no tenía ningún tipo de amenazas, que trabajaba como maestro de construcción. Por eso no se descarta que el homicidio se deba a su pasado o problemas que actualmente haya tenido en el pueblo”, dijo el comandante del Distrito Uno de la Policía Cesar, coronel Wilson Pedrosa.

PRONTUARIO

A Andrés Mauricio Torres León, conocido como alias ‘Jesucristo’, ‘Z1’ o ‘El nene’, el 30 de julio de 2009 la Fiscalía le formuló 21 cargos ante un magistrado de Control de Garantías de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá: ocho por homicidio en persona protegida; porte ilegal de armas de defensa personal; dos por desaparición forzada; uno por secuestro extorsivo agravado; tres por secuestro simple; dos por desplazamiento forzado, y cinco por hurto calificado agravado y perturbación a la posesión.

Por consiguiente, los magistrados de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá le emitieron sentencia condenatoria en el año 2011, junto con otros dos exparamilitares, además de ordenarles que tuvieran que reparar a las víctimas.

Entre tanto, el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Descongestión adjunto de Valledupar también lo condenó también en el 2011 a nueve años y ocho meses de prisión por los delitos de homicidio agravado y secuestro simple, según el archivo de este medio de comunicación.

SU VIDA

De acuerdo a una investigación del portal VerdadAbierta.com, Torres antes de ser parte de las Auc era un comerciante más del pueblo, actividad que abandonó para convertirse en patrullero rural y urbano beligerante desde el año 2002 a 2004.