Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 28 marzo, 2010

El primer debate presidencial del 23 de marzo

Por: Gustavo Cotes Medina En la noche del 23 de Marzo, con relativa expectativa, observamos por televisión el primer debate entre los candidatos a la Presidencia de la República, periodo 2010- 2014. Más que un debate fue una especie de reunión de amigos y un cara a cara bien organizado por R.C.N Televisión. El formato […]

Por: Gustavo Cotes Medina

En la noche del 23 de Marzo, con relativa expectativa, observamos por televisión el primer debate entre los candidatos a la Presidencia de la República, periodo 2010- 2014. Más que un debate fue una especie de reunión de amigos y un cara a cara bien organizado por R.C.N Televisión.
El formato del programa, a pesar de ser ágil, no se prestaba para el lucimiento de los participantes porque dos horas más nueve minutos no es tiempo  para profundizar en  las soluciones de los grandes problemas del País. Sólo se escucharon ideas a medias que no fueron suficientes para marcar diferencias entre los siete candidatos, ni para tomar partido.
Tengo que reconocer que el programa animó el debate político y fue un buen ejercicio democrático para ir conociendo mejor a los candidatos. Los electores vamos sumando elementos de juicio para nuestra decisión en las urnas el próximo 30 de Mayo.
No deja de ser curioso el sorteo para el orden en que los candidatos quedaron ubicados  y es de comentar las buenas preguntas de los periodistas seleccionados que le dieron  dinámica al programa, especialmente  por el segmento de las preguntas y las respuestas rápidas, donde algunos candidatos como Antanas mostraron su nerviosismo por la necesidad que tiene de elaborar sus repuestas.
Colombia, como las Regiones, es un país sobre diagnosticado y sus enormes problemas están tipificados, pero no tiene priorizadas las soluciones, es un ejercicio difícil. Los falsos positivos, el narcoterrorismo, el desempleo, la pobreza, la seguridad, la educación, la corrupción, vivienda popular y medio ambiente, procesos de justicia y paz, impunidad,  salud pública, política exterior, los derechos humanos y las desigualdades regionales, hacen que nuestro país sea muy difícil de gobernar.
Por lo anterior, tenemos que ser muy selectivos y exigentes a la hora de elegir nuestro próximo Presidente. Necesitamos que sea un buen administrador, creativo, ecuánime, coherente entre las políticas de su gobierno, con buena capacidad de trabajo y honrado, muy honrado.
Considero que en el abanico de candidatos tenemos donde escoger. Esperemos el desarrollo de sus propuestas y distintos programas para no equivocarnos en la selección. Confiamos que no se limiten a presentarnos frases de campañas y slogans publicitarios.
Observamos a Noemí muy predecible con repuestas de cajón y algo nerviosa, al igual que Antanas. Petro presentó ideas acordes con su formación académica e intelectual. Sus conceptos y su persona, son diferentes. Fajardo se muestra en teoría como una persona conocedora de los problemas nacionales y un experto en generalidades. Vargas muestra su talante y una recia personalidad, tiene experiencia y don de mando. Pardo tiene condiciones de un buen gerente, con experiencia y capacidad. Santos muestra resultados, experiencia en distintos campos y es muy seguro en sus opiniones. Es muy temprano para conceptuar, pero se están mostrando. Sabemos que todos tienen excelentes y estudiosos equipos de trabajo de los cuales podemos esperar ideas novedosas para sacar adelante semejante encrucijada en la que estamos.
Finalmente, todos los candidatos se mostraron muy respetuosos de la Corte Constitucional, como tiene que ser, en los fallos que involucren conceptos  de aborto, drogadicción, homosexualismo y eutanasia.
Será que para el próximo debate en el 2014, tenemos en el set de R.C.N  a personas como Carlos Rodado, Amylkar Acosta y Gustavo Bell?.
[email protected]

Columnista
28 marzo, 2010

El primer debate presidencial del 23 de marzo

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Gustavo Cotez Medina

Por: Gustavo Cotes Medina En la noche del 23 de Marzo, con relativa expectativa, observamos por televisión el primer debate entre los candidatos a la Presidencia de la República, periodo 2010- 2014. Más que un debate fue una especie de reunión de amigos y un cara a cara bien organizado por R.C.N Televisión. El formato […]


Por: Gustavo Cotes Medina

En la noche del 23 de Marzo, con relativa expectativa, observamos por televisión el primer debate entre los candidatos a la Presidencia de la República, periodo 2010- 2014. Más que un debate fue una especie de reunión de amigos y un cara a cara bien organizado por R.C.N Televisión.
El formato del programa, a pesar de ser ágil, no se prestaba para el lucimiento de los participantes porque dos horas más nueve minutos no es tiempo  para profundizar en  las soluciones de los grandes problemas del País. Sólo se escucharon ideas a medias que no fueron suficientes para marcar diferencias entre los siete candidatos, ni para tomar partido.
Tengo que reconocer que el programa animó el debate político y fue un buen ejercicio democrático para ir conociendo mejor a los candidatos. Los electores vamos sumando elementos de juicio para nuestra decisión en las urnas el próximo 30 de Mayo.
No deja de ser curioso el sorteo para el orden en que los candidatos quedaron ubicados  y es de comentar las buenas preguntas de los periodistas seleccionados que le dieron  dinámica al programa, especialmente  por el segmento de las preguntas y las respuestas rápidas, donde algunos candidatos como Antanas mostraron su nerviosismo por la necesidad que tiene de elaborar sus repuestas.
Colombia, como las Regiones, es un país sobre diagnosticado y sus enormes problemas están tipificados, pero no tiene priorizadas las soluciones, es un ejercicio difícil. Los falsos positivos, el narcoterrorismo, el desempleo, la pobreza, la seguridad, la educación, la corrupción, vivienda popular y medio ambiente, procesos de justicia y paz, impunidad,  salud pública, política exterior, los derechos humanos y las desigualdades regionales, hacen que nuestro país sea muy difícil de gobernar.
Por lo anterior, tenemos que ser muy selectivos y exigentes a la hora de elegir nuestro próximo Presidente. Necesitamos que sea un buen administrador, creativo, ecuánime, coherente entre las políticas de su gobierno, con buena capacidad de trabajo y honrado, muy honrado.
Considero que en el abanico de candidatos tenemos donde escoger. Esperemos el desarrollo de sus propuestas y distintos programas para no equivocarnos en la selección. Confiamos que no se limiten a presentarnos frases de campañas y slogans publicitarios.
Observamos a Noemí muy predecible con repuestas de cajón y algo nerviosa, al igual que Antanas. Petro presentó ideas acordes con su formación académica e intelectual. Sus conceptos y su persona, son diferentes. Fajardo se muestra en teoría como una persona conocedora de los problemas nacionales y un experto en generalidades. Vargas muestra su talante y una recia personalidad, tiene experiencia y don de mando. Pardo tiene condiciones de un buen gerente, con experiencia y capacidad. Santos muestra resultados, experiencia en distintos campos y es muy seguro en sus opiniones. Es muy temprano para conceptuar, pero se están mostrando. Sabemos que todos tienen excelentes y estudiosos equipos de trabajo de los cuales podemos esperar ideas novedosas para sacar adelante semejante encrucijada en la que estamos.
Finalmente, todos los candidatos se mostraron muy respetuosos de la Corte Constitucional, como tiene que ser, en los fallos que involucren conceptos  de aborto, drogadicción, homosexualismo y eutanasia.
Será que para el próximo debate en el 2014, tenemos en el set de R.C.N  a personas como Carlos Rodado, Amylkar Acosta y Gustavo Bell?.
[email protected]