Publicidad
Económicas - 13 junio, 2022

El dólar y las elecciones presidenciales 

Las propuestas de los candidatos presidenciales representan riesgo, amenazas y retos para los inversionistas

Imagen de referencia.                               / FOTO:  PIXABAY.
Imagen de referencia. / FOTO: PIXABAY.

En plena época electoral en Colombia, la tasa de cambio representativa del mercado se ha asociado con la incertidumbre que genera el camino hacia la nueva presidencia del país, que se disputa entre Gustavo Petro, del Pacto Histórico y Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, y cuando, hasta la tarde de este lunes, el dólar estadounidense marca $3.944

Al consultar con analistas económicos, Carlos Alberto Maestre, manifiesta que esta relación entre las monedas de Colombia y Estados Unidos está influenciada por factores internos y externos de cada país. 

“En este momento hay varios factores: la inflación en Estados Unidos, el flujo de dólares en el mundo, los precios del petróleo, carbón y café…”, dijo Maestre Maya. 

La inflación estadounidense, en mayo, llegó al 8,6 % interanual. 

Pero Carlos Maestre también se refirió al aspecto político: “Hay cierto nerviosismo en el mercado por la segunda vuelta presidencial aunque haya un candidato economista”. 

ORTODOXIA ECONÓMICA 

Sobre esa misma incertidumbre, el economista José Luis Arredondo considera que se debe a que tanto Petro como Hernández “no encajan dentro de la ortodoxia económica colombiana, es decir, el modelo que se ha venido desarrollando”. 

Las propuestas de los candidatos presidenciales, en materia de política económica, representan riesgo, amenazas y retos para los inversionistas, en palabras de Arredondo. 

“Como no saben qué va a pasar en Colombia, muchos se llevan sus recursos a otros lugares y entre menos dólares  haya, más aumenta”, agregó el analista. 

TRM

De acuerdo con el Banco de la República de Colombia, la tasa de cambio representativa del mercado es la cantidad de pesos colombianos por un dólar de los Estados Unidos, y se calcula con base en las operaciones de compra y venta de divisas entre intermediarios financieros que transan en el mercado cambiario colombiano.