Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 13 agosto, 2022

El diplomático Jaime Andrés Gnecco Daza

Le queda seguir avanzando en su carrera, hasta llegar a embajador. Del diplomático Jaime Andrés Gnecco Daza, habla su hoja de vida. 

Cuando el 10 de noviembre del 2016, la entonces ministra de relaciones exteriores, María Ángela Holguín, traslado a la Embajada de Colombia en la Organización de Naciones Unidas – ONU, con sede en Nueva York, al funcionario perteneciente a la carrera diplomática y consular Jaime Andrés Gnecco Daza, además de estar dando cumplimiento a procedimientos propios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia (Cancillería de Colombia), estaba reconociendo las competencias de un funcionario que desde su ingreso a ese régimen de carrera, ha demostrado estar preparado para hacer parte de los cuerpos diplomáticos de las embajadas y consulados de mayor importancia en el servicio exterior de nuestro país.

En días pasados, Gnecco Daza estuvo en su natal Valledupar dando a conocer, en distintas universidades de esta ciudad, el concurso de ingreso a la carrera diplomática y consular. Quién mejor que él para presentar a sus coterráneos   lo que significa ser un diplomático de carrera en nuestro país, carrera a la que ingresó 18 años atrás y en la que entre el 2004 y el 2007 ocupó en la sede de nuestra cancillería en Bogotá, el cargo de tercer secretario en la Dirección de Soberanía Territorial y para el Desarrollo y la Integración Fronteriza. 

Entre el 2008 y el 2010 fue vicecónsul en el Consulado de Colombia en París; entre el 2010 y el 2011 fue consejero encargado de funciones consulares de la embajada de nuestro país en Beirut; entre el 2011 y el 2013 fue coordinador de Europa Occidental y Asuntos ante la Unión Europea  de la Dirección de Europa de la sede de la Cancillería en Bogotá; entre el 2013 y el 2014 fue director de asuntos internacionales del Ministerio de Defensa Nacional.

En el año 2014 fue coordinador de Asia Pacífico de la Dirección de Asia, África y Oceanía de la sede de la cancillería en Bogotá; entre el 2014 y el 2017 fue jefe de la Unidad de Cooperación Internacional de la Contraloría General de la República; entre el 2017 y el 2021 fue ministro consejero en la Misión Permanente de Colombia ante la ONU en Nueva York. Desde Octubre del 2021 es coordinador de México y Centroamérica de la Dirección de América de la sede de la Cancillería en Bogotá.

Jaime Andrés Gnecco Daza cursó estudios en finanzas, gobierno y relaciones internacionales en la Universidad Externado de Colombia, es especialista en políticas y asuntos internacionales de la misma universidad. Es magíster en diplomacia de la Escuela Diplomática de Madrid y tiene un diplomado en altos estudios en gerencia política y gobernabilidad de la Universidad del Rosario y de la Universidad George Washington.

La prudencia propia de la diplomacia no impide destacar a un nacido en Valledupar, quién desde el marco de sus competencias y funciones como servidor público del servicio exterior colombiano, perteneciente a la carrera diplomática y consular, cumple con su deber, sin buscar reconocimientos, pero teniendo como norte hacer las cosas bien.  

Le queda seguir avanzando en su carrera, hasta llegar a embajador. Del diplomático Jaime Andrés Gnecco Daza, habla su hoja de vida. 

Columnista
13 agosto, 2022

El diplomático Jaime Andrés Gnecco Daza

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
José Antonio Soto Murgas

Le queda seguir avanzando en su carrera, hasta llegar a embajador. Del diplomático Jaime Andrés Gnecco Daza, habla su hoja de vida. 


Cuando el 10 de noviembre del 2016, la entonces ministra de relaciones exteriores, María Ángela Holguín, traslado a la Embajada de Colombia en la Organización de Naciones Unidas – ONU, con sede en Nueva York, al funcionario perteneciente a la carrera diplomática y consular Jaime Andrés Gnecco Daza, además de estar dando cumplimiento a procedimientos propios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia (Cancillería de Colombia), estaba reconociendo las competencias de un funcionario que desde su ingreso a ese régimen de carrera, ha demostrado estar preparado para hacer parte de los cuerpos diplomáticos de las embajadas y consulados de mayor importancia en el servicio exterior de nuestro país.

En días pasados, Gnecco Daza estuvo en su natal Valledupar dando a conocer, en distintas universidades de esta ciudad, el concurso de ingreso a la carrera diplomática y consular. Quién mejor que él para presentar a sus coterráneos   lo que significa ser un diplomático de carrera en nuestro país, carrera a la que ingresó 18 años atrás y en la que entre el 2004 y el 2007 ocupó en la sede de nuestra cancillería en Bogotá, el cargo de tercer secretario en la Dirección de Soberanía Territorial y para el Desarrollo y la Integración Fronteriza. 

Entre el 2008 y el 2010 fue vicecónsul en el Consulado de Colombia en París; entre el 2010 y el 2011 fue consejero encargado de funciones consulares de la embajada de nuestro país en Beirut; entre el 2011 y el 2013 fue coordinador de Europa Occidental y Asuntos ante la Unión Europea  de la Dirección de Europa de la sede de la Cancillería en Bogotá; entre el 2013 y el 2014 fue director de asuntos internacionales del Ministerio de Defensa Nacional.

En el año 2014 fue coordinador de Asia Pacífico de la Dirección de Asia, África y Oceanía de la sede de la cancillería en Bogotá; entre el 2014 y el 2017 fue jefe de la Unidad de Cooperación Internacional de la Contraloría General de la República; entre el 2017 y el 2021 fue ministro consejero en la Misión Permanente de Colombia ante la ONU en Nueva York. Desde Octubre del 2021 es coordinador de México y Centroamérica de la Dirección de América de la sede de la Cancillería en Bogotá.

Jaime Andrés Gnecco Daza cursó estudios en finanzas, gobierno y relaciones internacionales en la Universidad Externado de Colombia, es especialista en políticas y asuntos internacionales de la misma universidad. Es magíster en diplomacia de la Escuela Diplomática de Madrid y tiene un diplomado en altos estudios en gerencia política y gobernabilidad de la Universidad del Rosario y de la Universidad George Washington.

La prudencia propia de la diplomacia no impide destacar a un nacido en Valledupar, quién desde el marco de sus competencias y funciones como servidor público del servicio exterior colombiano, perteneciente a la carrera diplomática y consular, cumple con su deber, sin buscar reconocimientos, pero teniendo como norte hacer las cosas bien.  

Le queda seguir avanzando en su carrera, hasta llegar a embajador. Del diplomático Jaime Andrés Gnecco Daza, habla su hoja de vida.