20 junio, 2019

El Cesar y La Guajira, una nación

De cuántas formas posibles somos hermanos. Los guajiros y los cesarenses respiramos al pie de las mismas montañas y han sido iguales nuestras luchas por el desarrollo, por supuesto con algunos matices de modo y lugar diferentes.

De cuántas formas posibles somos hermanos. Los guajiros y los cesarenses respiramos al pie de las mismas montañas y han sido iguales nuestras luchas por el desarrollo, por supuesto con algunos matices de modo y lugar diferentes. En nuestra música donde hemos estrechado el abrazo más profundo.

“Es en Hatonuevo, La Guajira, en donde la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía de Perijá se dan un abrazo”, dijo Rosendo Romero, el ‘Poeta de Villanueva’, en un diálogo ameno la tarde de ayer.

“…Ahí nace el Valle de Upar y de ahí para abajo hasta el Magdalena la verdadera cuna de los vallenatos. Mire que Luis Enrique Martínez dice: ‘oigan muchachos, oigan la nota, cómo toca un vallenato’, y él era de Fonseca”, expresó también Tomás Darío Gutiérrez en diálogo con EL PILÓN.

Estos y otros relatos vienen a la memoria de los habitantes de la capital del Cesar al consultar sobre la hermandad de los cesarenses y guajiros, más allá de los desencuentros y de las disputas por los territorios. Es por esto que hoy Foros EL PILÓN presenta: ‘La Guajira, una mina de oportunidades’, un espacio académico para dialogar sobre cuatro temas cruciales: minería, agua, turismo y crisis migratoria, y para esto hemos invitado a diferentes académicos, investigadores y Gobierno. Con todos estos invitados esperamos poder discutir sobre nuestras preocupaciones conjuntas, pues cabe resaltar que EL PILÓN es un medio de comunicación con presencia en ambos departamentos, un hecho adicional que demuestra que, desde su fundación, el periódico ratificó la hermandad. Era apenas lógico: debíamos informar también a los pueblos de La Guajira y hoy gracias a la tecnología llegamos a ellos de forma física y digital.

Que sea un momento provechoso, rico en análisis, en ideas y propuestas para afrontar las dificultades. La Guajira y el Cesar tienen derecho a ser emporios de riqueza, tal como lo establece en el himno a Valledupar Rita Fernández Padilla, una samaria muy vallenata, y vallenato es todo aquel nacido en el Valle del Cesar o todo aquel que ama a esta tierra.

Bienvenidos al debate todos aquellos que a través de su pensamiento impulsan el crecimiento ordenado y moderno de ambos territorios, según sus divisiones político – administrativas, y bienvenidos quienes desean poner un grano de arena para la solución de la problemática que nos acompaña en la actualidad. Hoy todos al Hotel Sicarare, desde las 8:00 a.m., ‘La Guajira, una mina de oportunidades’.

Siguenos como @El_Pilon