21 julio, 2020

El Cesar debe mejorar la cobertura de internet entre los jóvenes

Hablando de cifras, el Dane encontró que el 38,4 % de los adolescentes de 12 a 17 años del departamento, periodo en el que normalmente se cursa el bachillerato, aseguraron usar el internet todos los días de la semana.

Según las cifras que publica el Dane,  solo el 35,7 % de la población del departamento tiene acceso a internet. Esto significa que del 1.200.574  habitantes que tiene el Cesar, alrededor de 771.000 no cuentan con conexión a internet.

Lee también: La lucha por evitar la deserción educativa

Cifras preocupantes ante la nueva realidad que exigió a miles de trabajadores y estudiantes desarrollar las actividades  desde casa y conectarse  a través de aplicaciones de internet.

Por eso, cuando se anunció que las clases serían virtuales muchos estudiantes pusieron el grito al cielo ante la falta de conexión en sus hogares.  

JÓVENES SIN CONEXIÓN

Hablando de cifras, el Dane encontró que el 38,4 % de los adolescentes  de 12 a 17 años del departamento, periodo en el que normalmente se cursa el bachillerato,  aseguraron usar el  internet todos los días de la semana durante sus actividades de entretenimiento o educativas.

Una cifra baja y que habla de la poca conectividad en las actividades diarias de los adolescentes del departamento, y que además se entiende con que solo un poco más de la tercera parte de la población del departamento cuenta con acceso internet.

El uso del internet descendió entre los jóvenes de 18 a 28 años, época donde mayoritariamente se ingresa a un centro de educación superior. Para el 2018, el  67,8 % afirmó usar el internet todos los días, mientras que para el 2019 solo el 59,7 % de los jóvenes del Cesar lo hicieron.

Por eso, la educación superior y media se dividió en dos grupos: los que cuentan con acceso a internet y pueden continuar con su proceso de forma virtual, frente a los que deben seguir su formación con cartillas, alejados del universo de competencias que ofrece la conectividad.

No dejes de leer: Falta de conectividad, la gran falencia de muchos estudiantes

Además del acceso a internet, con la aparición de la pandemia herramientas como el computador y los celulares doblaron su utilidad. El problema es que según la encuesta de Indicadores Básicos de TIC en hogares del 2018, solo el 17,2 % de los cesarenses registró tener un computador portátil. Muy atrás del promedio nacional que es de 28,8 % y de promedios como el de Antioquia, donde el 30,6 % de los hogares aseguraró contar con un computador.

La cifra es más baja respecto al computador de escritorio: solo el 10,2 % de los cesarenses cuenta con uno en sus  casas. Así, en total, solo el 27,4 % de los hogares poseen esta herramienta tecnológica, clave en los nuevos procesos laborales y educativos.

Por eso el desafío para las autoridades de los colegios y las universidades del departamento es encontrar posibilidades que permitan a los jóvenes continuar con sus procesos académicos desde casa pero conectados.

Nos hemos reunido con los familiares, padres de familia y todo lo que eran los computadores portátiles en la Universidad los sacamos y los prestamos para jóvenes que de pronto no tenían. Hicimos un subsidio para aquellos que tenían problemas de conexión y los tres meses que estuvimos con presencialidad asistida por tecnología les apoyamos a los que tenían dificultades.  Si el muchacho tenía dificultad para conectarse a la clase, todas se grabaron y se les mandaron por correo de tal manera que podían repetir la clase”, reseñó la rectora de la Fundación Universitaria del Areandina, Gelca Gutiérrez.

Te puede interesar: ¿Será la alternabilidad el futuro de la educación superior en el Cesar?

Por su lado, la Universidad Popular del Cesar, UPC, donó tarjetas SIM con  minutos  e internet, además de tablets que permitieran seguir con el semestre a los estudiantes de bajos recursos.  

Mejorar estas cifras de acceso, además de darle nuevas oportunidades a los estudiantes, permitirá que el Cesar sea más competitivo en materia de acceso a las nuevas tecnologías. Según el Índice de Competitividad del 2019, el Cesar ubica la posición 15 con un puntaje de 4,76 sobre 10.