Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 7 abril, 2010

El carbón, sin infraestructura

Por: Gustavo Cotes Medina Colombia, potencia mundial en carbón, no tiene la infraestructura adecuada para atender el crecimiento de la demanda mundial de este mineral. Hoy tenemos las segundas reservas más grandes de carbón recuperable en Suramérica, concentradas principalmente en los departamentos de la Guajira, Cesar, Cundinamarca, los Santanderes y Boyacá. En el 2009 la […]

Por: Gustavo Cotes Medina

Colombia, potencia mundial en carbón, no tiene la infraestructura adecuada para atender el crecimiento de la demanda mundial de este mineral. Hoy tenemos las segundas reservas más grandes de carbón recuperable en Suramérica, concentradas principalmente en los departamentos de la Guajira, Cesar, Cundinamarca, los Santanderes y Boyacá.
En el 2009 la producción llegó a los setenta millones de toneladas y seguirá en aumento en los próximos años, pero se afirma que mientras no exista el corredor ferroviario que permita sacar el carbón desde el interior del país con un ramal que parta desde el Magdalena Medio y llegue al altiplano, éste no será competitivo en el mercado internacional.
Con este corredor se tendría una solución para la competitividad de la extracción y comercialización del carbón y una conexión más favorable desde el punto de vista técnico y logístico,  de la línea férrea del Atlántico con el centro del País. Se deben garantizar cargas suficientes de carbón para lograr el equilibrio financiero de este proyecto.
Lo  anterior tiene que complementarse con desarrollos portuarios de clase mundial, adecuadas vías terrestres, mejoramiento de las vías terciarias y secundarias así como las fluviales donde los Ríos Magdalena y Meta juegan un papel importante. En el caso del ferrocarril del Carare se busca que los carboneros de Santander y el altiplano cundibo yacense tengan vías  para sacar el carbón.
Para que todo esto pueda engranar se requiere una verdadera unión de voluntades del gobierno nacional, gobiernos departamentales y del sector privado para sacar adelante estos proyectos fundamentales para la competitividad del carbón Colombiano.
Se estima que en el corto plazo el carbón y el petróleo serán los mayores generadores de divisas por exportaciones para la economía Colombiana. Las ventas externas de carbón en el 2009 fueron de 2.912 millones de dólares. Se conoce ampliamente que el carbón Colombiano tiene bajo contenido de cenizas y azufre, lo cual reduce su nivel de contaminación, es alto en volátiles y en poder calorífico. El incremento importante de la cotización mundial del carbón ha significado un salto notorio en la rentabilidad del negocio.
China, ahora importador neto de carbón, debe ser nuestro mercado objetivo porque el 70% de su matriz energética se basa en el carbón, que es “un producto de venta internacional” y sería un error histórico que la falta de infraestructura de transporte se convierta en el cuello de botella de nuestro desarrollo.
“Los proyectos están en camino”, pero se necesita gestión, mucha gestión para concretarlos en forma oportuna. Sobra decir que estos proyectos deben ir de la mano con las autoridades ambientales del País.
En la actualidad, Colombia exporta la mayor parte de su carbón a Europa, Norteamérica y América Latina utilizando la infraestructura de producción y exportación ubicada en la Región Caribe.  Estados Unidos importa cerca del 50% de la capacidad total de exportación del País.
En el horizonte de 2015 la generación de energía eléctrica utilizando carbón en las plantas térmicas será muy competitiva en costos con las plantas de energía nuclear. Obama dice que “el carbón es el combustible del futuro” y proporcionará gran parte del consumo total de energía en el mundo.  A pesar de todo, Colombia sigue siendo un País afortunado.
Fuente: Fenalcarbón, Alfonso Saade.
[email protected]

Columnista
7 abril, 2010

El carbón, sin infraestructura

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Gustavo Cotez Medina

Por: Gustavo Cotes Medina Colombia, potencia mundial en carbón, no tiene la infraestructura adecuada para atender el crecimiento de la demanda mundial de este mineral. Hoy tenemos las segundas reservas más grandes de carbón recuperable en Suramérica, concentradas principalmente en los departamentos de la Guajira, Cesar, Cundinamarca, los Santanderes y Boyacá. En el 2009 la […]


Por: Gustavo Cotes Medina

Colombia, potencia mundial en carbón, no tiene la infraestructura adecuada para atender el crecimiento de la demanda mundial de este mineral. Hoy tenemos las segundas reservas más grandes de carbón recuperable en Suramérica, concentradas principalmente en los departamentos de la Guajira, Cesar, Cundinamarca, los Santanderes y Boyacá.
En el 2009 la producción llegó a los setenta millones de toneladas y seguirá en aumento en los próximos años, pero se afirma que mientras no exista el corredor ferroviario que permita sacar el carbón desde el interior del país con un ramal que parta desde el Magdalena Medio y llegue al altiplano, éste no será competitivo en el mercado internacional.
Con este corredor se tendría una solución para la competitividad de la extracción y comercialización del carbón y una conexión más favorable desde el punto de vista técnico y logístico,  de la línea férrea del Atlántico con el centro del País. Se deben garantizar cargas suficientes de carbón para lograr el equilibrio financiero de este proyecto.
Lo  anterior tiene que complementarse con desarrollos portuarios de clase mundial, adecuadas vías terrestres, mejoramiento de las vías terciarias y secundarias así como las fluviales donde los Ríos Magdalena y Meta juegan un papel importante. En el caso del ferrocarril del Carare se busca que los carboneros de Santander y el altiplano cundibo yacense tengan vías  para sacar el carbón.
Para que todo esto pueda engranar se requiere una verdadera unión de voluntades del gobierno nacional, gobiernos departamentales y del sector privado para sacar adelante estos proyectos fundamentales para la competitividad del carbón Colombiano.
Se estima que en el corto plazo el carbón y el petróleo serán los mayores generadores de divisas por exportaciones para la economía Colombiana. Las ventas externas de carbón en el 2009 fueron de 2.912 millones de dólares. Se conoce ampliamente que el carbón Colombiano tiene bajo contenido de cenizas y azufre, lo cual reduce su nivel de contaminación, es alto en volátiles y en poder calorífico. El incremento importante de la cotización mundial del carbón ha significado un salto notorio en la rentabilidad del negocio.
China, ahora importador neto de carbón, debe ser nuestro mercado objetivo porque el 70% de su matriz energética se basa en el carbón, que es “un producto de venta internacional” y sería un error histórico que la falta de infraestructura de transporte se convierta en el cuello de botella de nuestro desarrollo.
“Los proyectos están en camino”, pero se necesita gestión, mucha gestión para concretarlos en forma oportuna. Sobra decir que estos proyectos deben ir de la mano con las autoridades ambientales del País.
En la actualidad, Colombia exporta la mayor parte de su carbón a Europa, Norteamérica y América Latina utilizando la infraestructura de producción y exportación ubicada en la Región Caribe.  Estados Unidos importa cerca del 50% de la capacidad total de exportación del País.
En el horizonte de 2015 la generación de energía eléctrica utilizando carbón en las plantas térmicas será muy competitiva en costos con las plantas de energía nuclear. Obama dice que “el carbón es el combustible del futuro” y proporcionará gran parte del consumo total de energía en el mundo.  A pesar de todo, Colombia sigue siendo un País afortunado.
Fuente: Fenalcarbón, Alfonso Saade.
[email protected]