Publicidad
Categorías
Categorías
Política - 2 septiembre, 2022

“El alcalde de Valledupar debe tener empatía con el Gobierno nacional”: Antonio Sanguino 

El jefe de gabinete de la Alcaldía de Bogotá se refirió a los retos de su nuevo cargo, su paso por el Congreso y el modelo económico de la región. 

Antonio Sanguino, exsenador de la República  2018-2022. / FOTO: FABIÁN PINILLOS.
Antonio Sanguino, exsenador de la República 2018-2022. / FOTO: FABIÁN PINILLOS.

El exsenador del partido político Alianza Verde aseguró en entrevista con EL PILÓN que el “alcalde de Valledupar, y el próximo que se elija, tiene que tener empatía con el Gobierno nacional para que las iniciativas tengan respaldo”. 

Sanguino, quien no logró ser reelegido el pasado 13 de marzo, llegó a este municipio para reunirse con miembros de su bancada y analizar la agenda de la capital del Cesar durante este fin de semana. 

Usted es el jefe de gabinete de la Alcaldía de Bogotá, ¿cómo fue ese nombramiento por la alcaldesa Claudia López? 

Fue una generosa invitación de Claudia López para que la acompañara en lo que resta de su periodo  como alcaldesa. 

Es un nombramiento que ocurre en un momento inédito para la ciudad de Bogotá porque por primera vez coincide un gobierno alternativo en el Palacio Liévano con un gobierno alternativo en el Palacio de Nariño en cabeza de Gustavo Petro. 

¿Qué retos ha identificado en esta nueva función? 

Lo primero es acompañar a la alcaldesa en el día a día  en el desempeño de las distintas secretarías. La jefatura de gabinete tiene una responsabilidad técnica muy grande porque es prácticamente el centro del ejercicio de gobierno en las distintas políticas e instituciones. 

También tengo la responsabilidad de la relación de Bogotá con los distintos ministerios en los proyectos que comprometen a la nación con Bogotá, por ejemplo, la primera y segunda línea del metro, trenes de cercanía, educación pública superior gratuita; el año entrante Bogotá entregará 56 mil becas completas en educación superior, técnica y tecnológica. 

Hay inmensos desafíos con la recuperación del río Bogotá que tiene impacto sobre la contaminación del río Magdalena y el mar Caribe.  

Precisamente esos desafíos que tiene la capital son similares a los que afronta Valledupar y la región; la Alcaldía ha otorgado becas educativas para enfrentar el desempleo juvenil, también se está buscando recuperar el río Cesar y ambas ciudades se ven afectadas por la inseguridad… 

Lo que ocurre en Bogotá puede terminar ocurriendo en el resto del país, hay una gran capacidad de la ciudad para convertir sus acciones en una réplica en todo el territorio nacional. 

Pero un escenario importante es la discusión del próximo Plan Nacional de Desarrollo que arranca en noviembre y Valledupar tiene que participar porque el Gobierno ha llamado a los diálogos regionales vinculantes para que lo que de allí salga se incorpore en el Plan en materia educativa, ambiental, económica, de seguridad… 

Valledupar hace parte de la Asociación de Ciudades Capitales, Asocapitales, y ahí hemos tenido reuniones con el presidente y sesiones con los ministerios para que iniciativas como las de Bogotá, Valledupar y las demás ciudades sean incorporadas en la agenda del Gobierno nacional. 

¿Puede hacernos un breve resumen de su gestión legislativa en el Senado? 

Como estaba en la oposición a veces me sentía como en una bicicleta estática, pero presenté alrededor de 40 proyectos de ley de mi autoría.  Algunos se aprobaron y otros quedaron a mitad de camino, pero estoy convencido de que se van a aprobar, como la ratificación del Acuerdo de Escazú. 

Otra de las iniciativas fue la sustitución del servicio militar obligatorio por un servicio social para la paz y ese será un tema que la bancada del Gobierno sacará adelante. 

La reforma al Icetex fue aprobada a mitad de camino y se nombró como director de la entidad a Mauricio Toro, un compañero del partido Verde, quien anunció dicha transformación para que deje de ser el gota a gota de los jóvenes del país. 

Como ciudadano, ¿qué le preocupa del departamento del Cesar? 

Tenemos que repensar la economía del Cesar y también de La Guajira, no podemos seguir dependiendo únicamente de la extracción del carbón, tenemos que abrir la mente y pensar en un modelo de desarrollo sostenible más allá del carbón porque el mundo le está diciendo chao. 

Por Andrea Guerra Peña / EL PILÓN. 

@andreaguerraperiodista

Política
2 septiembre, 2022

“El alcalde de Valledupar debe tener empatía con el Gobierno nacional”: Antonio Sanguino 

El jefe de gabinete de la Alcaldía de Bogotá se refirió a los retos de su nuevo cargo, su paso por el Congreso y el modelo económico de la región. 


Antonio Sanguino, exsenador de la República  2018-2022. / FOTO: FABIÁN PINILLOS.
Antonio Sanguino, exsenador de la República 2018-2022. / FOTO: FABIÁN PINILLOS.

El exsenador del partido político Alianza Verde aseguró en entrevista con EL PILÓN que el “alcalde de Valledupar, y el próximo que se elija, tiene que tener empatía con el Gobierno nacional para que las iniciativas tengan respaldo”. 

Sanguino, quien no logró ser reelegido el pasado 13 de marzo, llegó a este municipio para reunirse con miembros de su bancada y analizar la agenda de la capital del Cesar durante este fin de semana. 

Usted es el jefe de gabinete de la Alcaldía de Bogotá, ¿cómo fue ese nombramiento por la alcaldesa Claudia López? 

Fue una generosa invitación de Claudia López para que la acompañara en lo que resta de su periodo  como alcaldesa. 

Es un nombramiento que ocurre en un momento inédito para la ciudad de Bogotá porque por primera vez coincide un gobierno alternativo en el Palacio Liévano con un gobierno alternativo en el Palacio de Nariño en cabeza de Gustavo Petro. 

¿Qué retos ha identificado en esta nueva función? 

Lo primero es acompañar a la alcaldesa en el día a día  en el desempeño de las distintas secretarías. La jefatura de gabinete tiene una responsabilidad técnica muy grande porque es prácticamente el centro del ejercicio de gobierno en las distintas políticas e instituciones. 

También tengo la responsabilidad de la relación de Bogotá con los distintos ministerios en los proyectos que comprometen a la nación con Bogotá, por ejemplo, la primera y segunda línea del metro, trenes de cercanía, educación pública superior gratuita; el año entrante Bogotá entregará 56 mil becas completas en educación superior, técnica y tecnológica. 

Hay inmensos desafíos con la recuperación del río Bogotá que tiene impacto sobre la contaminación del río Magdalena y el mar Caribe.  

Precisamente esos desafíos que tiene la capital son similares a los que afronta Valledupar y la región; la Alcaldía ha otorgado becas educativas para enfrentar el desempleo juvenil, también se está buscando recuperar el río Cesar y ambas ciudades se ven afectadas por la inseguridad… 

Lo que ocurre en Bogotá puede terminar ocurriendo en el resto del país, hay una gran capacidad de la ciudad para convertir sus acciones en una réplica en todo el territorio nacional. 

Pero un escenario importante es la discusión del próximo Plan Nacional de Desarrollo que arranca en noviembre y Valledupar tiene que participar porque el Gobierno ha llamado a los diálogos regionales vinculantes para que lo que de allí salga se incorpore en el Plan en materia educativa, ambiental, económica, de seguridad… 

Valledupar hace parte de la Asociación de Ciudades Capitales, Asocapitales, y ahí hemos tenido reuniones con el presidente y sesiones con los ministerios para que iniciativas como las de Bogotá, Valledupar y las demás ciudades sean incorporadas en la agenda del Gobierno nacional. 

¿Puede hacernos un breve resumen de su gestión legislativa en el Senado? 

Como estaba en la oposición a veces me sentía como en una bicicleta estática, pero presenté alrededor de 40 proyectos de ley de mi autoría.  Algunos se aprobaron y otros quedaron a mitad de camino, pero estoy convencido de que se van a aprobar, como la ratificación del Acuerdo de Escazú. 

Otra de las iniciativas fue la sustitución del servicio militar obligatorio por un servicio social para la paz y ese será un tema que la bancada del Gobierno sacará adelante. 

La reforma al Icetex fue aprobada a mitad de camino y se nombró como director de la entidad a Mauricio Toro, un compañero del partido Verde, quien anunció dicha transformación para que deje de ser el gota a gota de los jóvenes del país. 

Como ciudadano, ¿qué le preocupa del departamento del Cesar? 

Tenemos que repensar la economía del Cesar y también de La Guajira, no podemos seguir dependiendo únicamente de la extracción del carbón, tenemos que abrir la mente y pensar en un modelo de desarrollo sostenible más allá del carbón porque el mundo le está diciendo chao. 

Por Andrea Guerra Peña / EL PILÓN. 

@andreaguerraperiodista