26 septiembre, 2020

Diversificación de la canasta minera en Colombia

Colombia vive un momento coyuntural a nivel económico. Con la posesión del nuevo ministro de minas y energía, Diego Mesa Puyo, se puso en manifiesto los retos a favor de la diversificación de la canasta minera que llevaría a desarrollar y visibilizar proyectos de gran escala con estándares ambientales y sociales. Ello teniendo en cuenta, […]

Colombia vive un momento coyuntural a nivel económico. Con la posesión del nuevo ministro de minas y energía, Diego Mesa Puyo, se puso en manifiesto los retos a favor de la diversificación de la canasta minera que llevaría a desarrollar y visibilizar proyectos de gran escala con estándares ambientales y sociales.

Ello teniendo en cuenta, que para el primer trimestre del año 2020 las empresas del sector minero aportaron $518 mil millones en regalías, destacando que a pesar de que el carbón sigue representando el mayor aporte a nivel de regalías, minerales como el oro y el níquel, aumentaron su aporte a las regalías en un 38 % y 40 %, respectivamente.

La producción de oro tuvo un incremento del 7 % frente al mismo periodo del 2019, llegando a la producción de 9,5 toneladas y la producción de níquel aumentó su producción un 10,3 %. Por su parte, la producción de los materiales para construcción cerró en 1,6 millones de metros cúbicos durante el primer trimestre de 2020, lo que llevó a la generación de 350 mil empleos directos y casi un millón de empleos indirectos.

Además, recientes estudios geológicos detectaron presencia de cobre en departamentos como Antioquia, Córdoba, Cesar, La Guajira y Nariño, metal que sumaría a la diversificación de la matriz minera en el territorio.

El panorama es cada día más alentador para este sector que al 2019 representó el 2 % del PIB, el 20 % de las exportaciones y el 13 % de la inversión extranjera en el país y que basado en la responsabilidad ambiental, podría alivianar el panorama económico que se encuentra golpeado por la crisis generada a causa del covid-19.

Actualmente se están adelantando cuatro grandes proyectos mineros a gran escala en Colombia. Uno de ellos son los Complejos Soto Norte en Santander, donde la proyección de impuestos y regalías es cercana a los US$100 millones por cada año durante la vida del complejo minero; adicionalmente, generarían 5.000 empleos lo que lo convertiría en el cuarto proyecto minero en mayor tamaño en Colombia.

Así mismo, esta Gramalote en Norte de Santander, con un potencial de entre 350.000 y 450.000 onzas de oro al año y que en materia de empleo generaría 3.500 puestos de trabajo. En el departamento de Antioquia está Quebradona ubicada en el municipio de Jericó, donde se estima una extracción de 2,96 millones de libras de cobre y Buritacá donde se proyecta la extracción de entre 280.000 y 300.000 onzas anuales de oro.

Enhorabuena inicia la diversificación minera de nuestro país con minerales que tiene una alta demanda industrial.  Vivimos la cuarta revolución industrial, la cual impulsa los nuevos proyectos de energías limpias y por consiguiente el uso de minerales, los cuales son el centro del nuevo paradigma energético.