Publicidad
Categorías
Colombia - 19 diciembre, 2022

Denuncian irregularidades en cancelación de concierto en Medellín

La asesora jurídica del empresario afectado anunció que instaurará acciones legales contra la Alcaldía Municipal y las demás compañías que no permitieron la realización del evento.

El concierto llevaría a dos artistas, pero la empresa organizadora reconoció que Shaggy no iba asistir.
El concierto llevaría a dos artistas, pero la empresa organizadora reconoció que Shaggy no iba asistir.

La cancelación del concierto que contaría con la participación del grupo de reggae Cultura Profética y el cantante Shaggy en la ciudad de Medellín podría pasar a los estrados judiciales por las presuntas irregularidades que alega la empresa que brindó asesoría jurídica al organizador del evento High Frequency.

Andrés Fernando Vásquez Vargas, representante legal de la empresa Solución Colombia S.A.S., ubicada en el departamento del Cesar, aseguró que el organizador cumplió con todos los requisitos de ley que la Alcaldía de Medellín habría pasado por alto. 

Explicó que la administración justificó la decisión diciendo que no se había cancelado el paz y salvo por concepto de derechos de autor a Sayco, pese a que lo hicieron a través de Dinalo Upedir Colombia. 

“No existe en Medellín seguridad jurídica para que los eventos de alta categoría que se organizan en Colombia, y que especialmente se hacen en esa ciudad, se realicen porque hay una administración que está violando la ley en estos momentos”, acotó Vásquez. 

Así las cosas, instaurarán acciones legales contra la Alcaldía Municipal y las demás compañías que no permitieron la realización del concierto denominado ‘25 Años sobrevolando’. 

“Más de 30 mil establecimientos comerciales que funcionan en la ciudad tendrán que conocer sus derechos debido a que nos están obligando a que cumplan un requisito de ley llamado paz y salvo por concepto de derechos de autor con una empresa determinada cuando la ley no establece eso”, puntualizó Vásquez. 

Las pérdidas económicas por la suspensión del evento superaría los $10.000 millones, valor que asumió la empresa organizadora y jurídica. Por otro lado, Ticket Express comenzó la devolución del dinero a los ciudadanos que habían adquirido las boletas mediante sus plataformas digitales. 

El centro de convenciones Plaza Mayor de Medellín donde se realizaría el concierto manifestó mediante un comunicado que High Frequency no presentó los debidos permisos para que se llevara a cabo el evento.