Publicidad
General - 12 abril, 2016

Crece la preocupación en San Martin por aplicación del fracking

La posible aplicación de la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de petróleo en el sur del Cesar tiene alarmados a los pobladores de este municipio.

La posible aplicación del fracking en San Martin ha causado grandes molestias a la población por los incalculables destrozos ambientales que conlleva ese método de explotación no convencional.
La posible aplicación del fracking en San Martin ha causado grandes molestias a la población por los incalculables destrozos ambientales que conlleva ese método de explotación no convencional.

 

En el municipio de San Martín crece la preocupación por la posible aplicación de la técnica del fracking en las labores de extracción de petróleo que se llevan a cabo en la población.

Según varios representantes de la comunidad, la aplicación de ese método por parte de la multinacional Conoco Phillips sería nefasta para para la zona que actualmente está muy afectada por la falta de agua.

Los concejales Germán Quiñones y Eraldo Quintero, afirman que la empresa Conoco Phillips  ha venido socializando en San Martín la extracción de petróleo con un método no convencional llamado fracking o fracturamiento hidráulico, teniendo una desaprobación total por parte de todos los sectores del municipio.

“Método que ha causado muchos daños a nivel ambiental, daños en la salud, en las infraestructuras de las ciudades”, indicó uno de los miembros del Concejo.

El proyecto APE VME-3 está ubicado en Cesar y Santander, y Conoco Phillips Colombia Ventures Ltd. tiene una participación del 80% del mismo. Actualmente está en etapa de socialización por parte de la empresa estadounidense y entre sus planes de ejecución se contemplan explotaciones petroleras desde Puerto Boyacá hasta el sur del Magdalena, con una inversión superior a 85 millones de dólares.

Este método de fracturamiento hidráulico está asociado a graves problemas ambientales, como contaminación de fuentes acuíferas y el aire, la posible migración de gases y componentes químicos a la superficie, riesgos de vertido por inadecuada gestión de los residuos y proliferación de efectos nocivos para el entorno natural y la salud humana, como el cáncer.

Por su parte, el secretario de Ambiente del Cesar, Andrés Arturo Fernández señaló que desde el gobierno departamental se velará por evitar la aplicación del fracking.

“La instrucción del gobernador Franco Ovalle es oponernos a este tipo de explotaciones que ya han sido prohibidas en otros países dadas las repercusiones a los recursos naturales y a nuestras fuentes hídricas”, indicó el funcionario.

Las manifestaciones

Dada la calamidad de la situación, el pasado 17 de marzo más de cuatro mil habitantes de San Martín marcharon a las calles para elevar su voz de protesta ante la técnica no convencional de explotación de hidrocarburos.

“La explotación es tan agresiva contra el medio ambiente, que sus efectos se verán en menos de cinco años y muestra de ello es que para la explotación de un solo pozo (que en su interior se fracciona en cinco), se requieren cerca de dos mil 217 tracto mulas de agua que no se puede reutilizar, por su alta contaminación”, expresó el consultor del concejo de San Martín, Javier Barbosa Zabala.

El consultor también explicó que en el proyecto alberga la implementación de 50 pozos que afectarían a más de 20 veredas de las comunidades de San Martín, Aguachica, San Alberto y el bajo Rionegro, Santander.

El próximo lunes se realizaría una marcha en San Martín para protestar contra el proyecto de explotación petrolera.

Por Daniela Marbello / EL PILON
danielamarbello@hotmail.com