17 febrero, 2018

Corpocesar, Drummond y CNR se unen en programa de compensación ambiental

La iniciativa está enfocada en las cuencas de los ríos Sicarare, Casacará, Fernambuco, Arroyos Las Animas, La Mula, El Zorro y las Ciénagas Mata de Palma y Zapatosa.

Como parte de las medidas de compensación de las operaciones mineras para resarcir los impactos ambientales que conlleva la explotación minera, representantes de Corpocesar, Drummond Ltd. y CNR socializaron ayer la propuesta de diseño de la metodología del programa de Compensación Ambiental.

La idea es determinar áreas con potencial de conservación para generar la propuesta denominada ‘Programa de compensación ambiental de las operaciones mineras El Descanso (Drummond), La Francia (CNR) y El Hatillo (CNR)’.

De acuerdo con el director de la Corporación Regional del Cesar, Corpocesar, Kaleb Villalobos Brochel, este proyecto tendrá una duración de diez años, se desarrollará inicialmente en 9.000 hectáreas a compensar y se espera asociar entre 900 y 1.500 familias aproximadamente. Lo anterior será posible con una inversión estimada de 15 millones de dólares.

En este contexto, Drummond y CNR en cumplimiento de requerimientos de compensación establecidos en resoluciones de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, y Corpocesar, adelantarán el diseño del programa de compensación en las cuencas de los ríos: Sicarare, Casacará, Fernambuco, Arroyos Las Animas, La Mula, El Zorro y las Ciénagas Mata de Palma y Zapatosa.

“El propósito de este programa es la conservación, restauración y el uso sostenible de los recursos existentes en estas zonas, que fueron concertadas y definidas por Corpocesar, de tal manera que se contribuya a proteger y mejorar los servicios ambientales”, aseveró Villalobos Brochel.

Estas compañías quieren llevar a cabo procesos que no sólo benefician al medio ambiente, sino que involucran a las comunidades locales asentadas en el territorio objeto de la compensación.

El director de Corpocesar indicó que la entidad que representa tiene como lineamientos especiales en estas compensaciones garantizar los sistemas ecosistémicos de las cuencas antes mencionadas para hacer una actividad biológica del río Cesar, Sierra Nevada de Santa Marta y complejo cenagoso. “Se tienen en cuenta las comunidades, y por ello dentro de los lineamientos están los proyectos productivos sostenibles integrados a programas de mejoramiento de vivienda rural, complementadas con las políticas del Ministerio de Agricultura y la organización comunitaria. Estas políticas en su implementación disminuyen los incendios forestales y conservan áreas de importancia para la regulación hídrica”, argumentó.

Por su parte, el director de Compensaciones Ambientales Drummond, Armando Calvano Zúñiga, expresó que esta alianza es dirigida hacia la zona alta y media de la zona del Perijá y a la parte baja de la ciénaga de Zapatosa. “Diseñamos un programa que apunte a cumplir la metodología de compensación que Corpocesar ha venido impulsando desde hace cerca de ocho años, donde busca cambiar la metodología de compensación, de pasar de temas de reforestación a programas integrantes de conservación, intentando que sean las comunidades rurales las que apoyen la Corporación en su iniciativa de conservación, buscando que ellos entiendan que es posible producir conservando en áreas estratégicas”, indicó.

Y el director ambiental de CNR, Misael García, afirmó: “Tenemos por obligación dentro de los procesos que hemos adelantado en todo lo que es el tema minero compensar áreas por los aprovechamientos forestales e intervenciones en los ecosistemas. Con base a eso realizamos compensaciones, por lo que ahora diseñamos un proyecto macro en este tema. Como empresas mineras es un segundo proceso; actualmente desarrollamos un proyecto en la Serranía del Perijá, que ya está en ejecución”.

A su turno, el secretario de Medio Ambiente del Cesar, Andrés Arturo Fernández, manifestó que “Corpocesar como autoridad ambiental lo que hace es establecer la política pública de compensación; las empresas mineras al obtener sus licencias ambientales hacen unos compromisos de compensación y la autoridad ambiental como Corpocesar vigila y articula todo lo correspondiente para que esas compensaciones se lleven a cabo. Nosotros como Gobernación del Cesar coadyuvamos a esa gestión, articulamos ciertas actividades de compensaciones ambientales, no solamente en el Eje Minero y en los municipios con influencia minera sino en todo el departamento”.

Puntualizo que espera que este proceso surta los efectos esperados y se implemente de la mejor manera. “La minería dentro del departamento es a cielo abierto, que de una u otra forma genera un impacto negativo dentro de la región; con estas compensaciones lo que se busca es mitigar estos impactos ambientales y compensar de una u otra manera a la naturaleza para que se reencuentre como ella estaba”.

Annelise Barriga Ramírez/EL PILÓN